South-Cargo2
Inicio Economía Mentiras, impuestos y comunismo

Mentiras, impuestos y comunismo

Por Daniel Lema Rincón

El actual gobierno de España es más peligroso que un mono con dos pistolas para el futuro de todo el país.

Desde el «vamos a acelerar el ritmo de vacunación en abril» del presidente Pedro Sánchez, hasta el patético «el comunismo es democracia y libertad» de la ministra de trabajo Yolanda Díaz, vemos como nos gobiernan con mentiras, patrañas y cuentos de camino.

Pedro Sánchez ha hecho de la mentira y la opacidad sus señas distintivas a la hora de gobernar, incluso antes de convertirse en presidente de España.

Las mentiras escondieron una gestión totalmente deficiente y contraproducente a  los intereses de España.

Como ineptitud -que alguno a lo mejor considera corrupción-, los contratos fallidos para la adquisición de mascarillas, guantes o gel hidro alcohólico.

Como maldad un plan elaborado a conciencia, la no gestión de una ley de pandemias para que las CCAA puedan gestionar de forma unificada situaciones como la que llevamos atravesando más de un año. Ni se han hecho las reformas solicitadas por Europa para recibir los fondos de ayuda contra la pandemia. por el contrario, suben los impuestos a los autónomos y a los ciudadanos a partir del año que viene.

Seguir diciendo que se está vacunando a buen ritmo, que vamos a cumplir los objetivos y que si hay algún retraso es por culpa de Europa, eso es maldad -y mentir a la cara, claro-.

Maldad es, que el presidente del gobierno, diga que todo pasa por «la recuperación, la recuperación y la recuperación», pero siempre poniendo todos los instrumentos fiscales al servicio de dicha recuperanción; es decir, no creando trabajo sino impuestos.

Y por si acaso, ya le echan la culpa a Europa de las subidas, la misma estupidez que hicieron cuando culparon a Europa del 21% de IVA que pagábamos por las mascarillas, hasta que Europa tuvo que desmentir.

Pero no olvidemos que estamos en campaña, la campaña por la presidencia de la Comunidad de Madrid, en la que el presidente ha saltado como pato al agua para continuar su pugna con Isabel Díaz Ayuso.

Y claro, cuando te metes en una campaña en la que no pintas nada y atacas a la candidata que tiene mayores opciones de ganar, obviamente buscas avivar las tensiones y la crispación para motivar la movilización de la izquierda madrileña, sabiendo que es necesaria para mantener unos resultados reñidos el 4-M.

Gabilondo, candidato de Sánchez, no es capaz de hacer competencia a la Ayuso del 2021, ni por casualidad, por eso Sánchez se mete en campaña, porque no importa el candidato, importa el pacto de izquierdas, motivo por el cual también se ha metido en la contienda Pablo Iglesias. Saben que crispando y polarizando pueden influir en la movilización de sus votantes y propiciar una pelea reñida.

Les da igual que Gabilondo diga que no subirá impuestos y la ministra de hacienda diga que sí, por eso da igual que Sánchez y Gabilondo digan que la incidencia del virus en Madrid es de las mayores de España, cuando no sólo se ha demostrado que es mentira, sino que el propio Fernando Simón desmiente los datos de su jefe y colega respectivamente.

Por eso también les da igual que la ministra de trabajo de España, no sólo pertenezca al partido comunista español -Galicia-, sino que tenga la desvergüenza de decir que el comunismo es democracia y libertad.

Para mí es ilógico, de hecho, me parece de mal gusto que alguien del partido comunista sea ministro de trabajo, entendiendo que estos personajes sólo buscan y fomentan la creación de pobres -para que jamás dejen de serlo-, y así, alimentar su lucha de clases.

Y luego debe ser que a esta señora -pobriña ela- no le han dicho que en la dictadura comunista cubana el único partido legal es el comunista, al igual que en China o en Corea del Norte, ¿a eso llama Yolanda Díaz democracia y libertad?

Por cierto, otra de las grandes mentiras de este gobierno, tiene que ver con el supuesto apoyo a la democracia venezolana, para luego inyectar millones a una empresa quebrada como Plus Ultra y además, solicitar a través de Josep Borrel como Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, el cese de las sanciones a Cuba por parte de los EEUU.

Sabiendo la participación decisiva que tiene la dictadura castrista sobre las dictaduras de Maduro en Venezuela y de Ortega en Nicaragua, así como en los movimientos de izquierda de Iberoamérica, solicitar el cese de las sanciones es simplemente tomar partido a favor de las dictaduras.

Y así hemos sido y somos gobernados, y claro, entre tantas complicaciones que tiene el día a día pues no nos ocupamos mucho de la política porque aunque lo que allí suceda nos afecte directamente a todos, para eso están los políticos, y ya si eso pues nos quejamos cuando sea demasiado tarde como siempre y así hasta las próximas elecciones ¿a que sí?

Iberoeconomía.es

Populares

El arte de Cruz Diez llegó a una isla española en el Mediterráneo

El arte del venezolano, Carlos Cruz Diez trasciende fronteras y se instala en los sitios más remotos del mundo. En esta oportunidad se instaló...

Eliezer Boyer y Frank Quintero unen sus voces en una «Canción para ti»

María Margarita Espases El nuevo lanzamiento del cantautor venezolano, ELIEZER BOYER, se engalana con la presencia del ícono de la música venezolana, FRANK QUINTERO, reconocido artista que...

Piden al gobierno de España que rechace la solicitud de extradición de Leopoldo López

"El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez debe afirmar de inmediato que no reconoce a un tribunal de una dictadura", dijo el líder del...

«Anabella Queen» dedica su nuevo éxito musical a las madres

Joe Moreno La carismática estrella Anabella Queen llega con su nuevo éxito musical "Mamá", este emotivo tema es de la autoría de Nelsen y Shade (Manuel Turizo, Mozar...
- PUBLICIDAD -

Mentiras, impuestos y comunismo

Por Daniel Lema Rincón

El actual gobierno de España es más peligroso que un mono con dos pistolas para el futuro de todo el país.

Desde el «vamos a acelerar el ritmo de vacunación en abril» del presidente Pedro Sánchez, hasta el patético «el comunismo es democracia y libertad» de la ministra de trabajo Yolanda Díaz, vemos como nos gobiernan con mentiras, patrañas y cuentos de camino.

Pedro Sánchez ha hecho de la mentira y la opacidad sus señas distintivas a la hora de gobernar, incluso antes de convertirse en presidente de España.

Las mentiras escondieron una gestión totalmente deficiente y contraproducente a  los intereses de España.

Como ineptitud -que alguno a lo mejor considera corrupción-, los contratos fallidos para la adquisición de mascarillas, guantes o gel hidro alcohólico.

Como maldad un plan elaborado a conciencia, la no gestión de una ley de pandemias para que las CCAA puedan gestionar de forma unificada situaciones como la que llevamos atravesando más de un año. Ni se han hecho las reformas solicitadas por Europa para recibir los fondos de ayuda contra la pandemia. por el contrario, suben los impuestos a los autónomos y a los ciudadanos a partir del año que viene.

Seguir diciendo que se está vacunando a buen ritmo, que vamos a cumplir los objetivos y que si hay algún retraso es por culpa de Europa, eso es maldad -y mentir a la cara, claro-.

Maldad es, que el presidente del gobierno, diga que todo pasa por «la recuperación, la recuperación y la recuperación», pero siempre poniendo todos los instrumentos fiscales al servicio de dicha recuperanción; es decir, no creando trabajo sino impuestos.

Y por si acaso, ya le echan la culpa a Europa de las subidas, la misma estupidez que hicieron cuando culparon a Europa del 21% de IVA que pagábamos por las mascarillas, hasta que Europa tuvo que desmentir.

Pero no olvidemos que estamos en campaña, la campaña por la presidencia de la Comunidad de Madrid, en la que el presidente ha saltado como pato al agua para continuar su pugna con Isabel Díaz Ayuso.

Y claro, cuando te metes en una campaña en la que no pintas nada y atacas a la candidata que tiene mayores opciones de ganar, obviamente buscas avivar las tensiones y la crispación para motivar la movilización de la izquierda madrileña, sabiendo que es necesaria para mantener unos resultados reñidos el 4-M.

Gabilondo, candidato de Sánchez, no es capaz de hacer competencia a la Ayuso del 2021, ni por casualidad, por eso Sánchez se mete en campaña, porque no importa el candidato, importa el pacto de izquierdas, motivo por el cual también se ha metido en la contienda Pablo Iglesias. Saben que crispando y polarizando pueden influir en la movilización de sus votantes y propiciar una pelea reñida.

Les da igual que Gabilondo diga que no subirá impuestos y la ministra de hacienda diga que sí, por eso da igual que Sánchez y Gabilondo digan que la incidencia del virus en Madrid es de las mayores de España, cuando no sólo se ha demostrado que es mentira, sino que el propio Fernando Simón desmiente los datos de su jefe y colega respectivamente.

Por eso también les da igual que la ministra de trabajo de España, no sólo pertenezca al partido comunista español -Galicia-, sino que tenga la desvergüenza de decir que el comunismo es democracia y libertad.

Para mí es ilógico, de hecho, me parece de mal gusto que alguien del partido comunista sea ministro de trabajo, entendiendo que estos personajes sólo buscan y fomentan la creación de pobres -para que jamás dejen de serlo-, y así, alimentar su lucha de clases.

Y luego debe ser que a esta señora -pobriña ela- no le han dicho que en la dictadura comunista cubana el único partido legal es el comunista, al igual que en China o en Corea del Norte, ¿a eso llama Yolanda Díaz democracia y libertad?

Por cierto, otra de las grandes mentiras de este gobierno, tiene que ver con el supuesto apoyo a la democracia venezolana, para luego inyectar millones a una empresa quebrada como Plus Ultra y además, solicitar a través de Josep Borrel como Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, el cese de las sanciones a Cuba por parte de los EEUU.

Sabiendo la participación decisiva que tiene la dictadura castrista sobre las dictaduras de Maduro en Venezuela y de Ortega en Nicaragua, así como en los movimientos de izquierda de Iberoamérica, solicitar el cese de las sanciones es simplemente tomar partido a favor de las dictaduras.

Y así hemos sido y somos gobernados, y claro, entre tantas complicaciones que tiene el día a día pues no nos ocupamos mucho de la política porque aunque lo que allí suceda nos afecte directamente a todos, para eso están los políticos, y ya si eso pues nos quejamos cuando sea demasiado tarde como siempre y así hasta las próximas elecciones ¿a que sí?

Iberoeconomía.es

Populares

El arte de Cruz Diez llegó a una isla española en el Mediterráneo

El arte del venezolano, Carlos Cruz Diez trasciende fronteras y se instala en los sitios más remotos del mundo. En esta oportunidad se instaló...

Eliezer Boyer y Frank Quintero unen sus voces en una «Canción para ti»

María Margarita Espases El nuevo lanzamiento del cantautor venezolano, ELIEZER BOYER, se engalana con la presencia del ícono de la música venezolana, FRANK QUINTERO, reconocido artista que...

Piden al gobierno de España que rechace la solicitud de extradición de Leopoldo López

"El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez debe afirmar de inmediato que no reconoce a un tribunal de una dictadura", dijo el líder del...

«Anabella Queen» dedica su nuevo éxito musical a las madres

Joe Moreno La carismática estrella Anabella Queen llega con su nuevo éxito musical "Mamá", este emotivo tema es de la autoría de Nelsen y Shade (Manuel Turizo, Mozar...