viernes , diciembre 6 2019
ArmaTuHallaca
Home / Destacados / “Mami, ¿verdad que los venezolanos no somos delincuentes?”

“Mami, ¿verdad que los venezolanos no somos delincuentes?”

La Enpove reveló que 20,4 % de los niños venezolanos entre 5 y 17 años de edad vivió algún episodio relacionado con la xenofobia en Perú. 6,7 % expresó que el hecho ocurrió en la institución educativa. Cecodap ofrece siete consejos para padres migrantes en caso de discriminación escolar.

Carmen Victoria Inojosa

Caracas. A Diego, de 7 años de edad, no le ha sido fácil adaptarse a la escuela, a su primer grado. Extraña su casa, su habitación con televisión, que su papá lo lleve al colegio en el carro. Su vida “como antes” y en Venezuela, les ha dicho a sus padres. Diego es un inmigrante que llegó junto a su mamá, Fabiola Perozo, al Perú. Viven en Arequipa desde hace dos años.

Arequipa es la ciudad con mayor percepción de discriminación respondieron 72% de los venezolanos encuestados por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Los resultados muestran que dos de cada tres han sido rechazados por su nacionalidad.

No solo en las calles de esa ciudad los venezolanos han sentido discriminación y xenofobia. Diego ha escuchado “cosas feas sobre los venezolanos” en la escuela.

Hace unos días le preguntó a su mamá: “Mami, ¿verdad que los venezolanos no somos delincuentes? Unas señoras en la escuela estaban diciendo que los venezolanos éramos malos”.

Perozo le explicó que su familia trabaja todos los días, que es cierto que algunos venezolanos han hecho cosas malas, pero que no era su caso. “Le dije que no pensara que eso que escuchó era con él, que en su corazón está la verdad y que no deje que nada de lo que escuche en la calle le haga sentir mal. Y me dijo: ‘Sí, má, está bien”.

La maestra de Diego también dijo en una reunión de padres y representantes que siete niños le tenían el “salón descontrolado y de cabeza”, destacó que, de esos, cuatro son venezolanos.

“Yo le pregunté si ha pensado que esa rebeldía quizás es por lo que les ha tocado vivir. Ellos dejaron sus casas, familia, comodidades. Si para uno que es adulto es difícil, qué será para un niño”, cuenta Perozo.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática de Perú realizó una Encuesta de la Población Venezolana (Enpove) que reside en ese país, el documento fue publicado en junio. Entrevistaron a 9.487.

En la categoría de discriminación y violencia, de los encuestados, entre 5 años de edad y más, 35,6 % dijo que padeció discriminación.

Quienes tienen entre 5 y 17 años, 20,4 % vivió algún episodio relacionado con la xenofobia. Con respecto al lugar, 6,7 % expresó que fue en la institución educativa.

La Enpove también indicó que 33.000 inmigrantes venezolanos en edad formativa básica (de 3 a 16 años) asistieron a un centro educativo en 2018.

En Lima corrió por los chats de Whatsapp de las escuelas y también en redes sociales que “dos hombres con pinta de venezolanos” se estaban robando a los niños. También se publicó una circular en que alertaban que se trataba de “una banda de venezolanos traficantes de niños”. El Ministerio de Educación y la Policía de Perú señalaron que es una información falsa.

Tal como lo ha informado la @PoliciaPeru, esta información es FALSA. Invocamos a la comunidad educativa a mantener la calma ante esta información que carece de sustento. pic.twitter.com/dqINUQRFlX

— MineduPerú (@MineduPeru) September 19, 2019

“Hay papás que le han dicho a la maestra que sienten a sus hijos lejos del mío”, cuenta Joseline Márquez, una caraqueña que llegó a Lima hace dos años. Ella insiste en decirle a su hijo que no discuta ni pelee, que demuestre con acciones quién es.

 “A inicio del año escolar peleó con un niño porque le dijo veneco. Él dijo que lo respetara, que no era un buen veneco, sino un venezolano”, dice Márquez.  Y agrega: “Pasa muchísimo en el colegio que dicen que los venezolanos mataron, robaron, hacen comentarios”.

Oscar Misle, educador y miembro de la ONG Cecodap, explica que, por la cultura, el idioma, el niño puede ser excluido o discriminado. Por esta razón, destaca que el papel de educador es clave: “Cualquier señal o que note que el niño se excluye por conductas de xenofobia, es necesario que se converse sobre diversidad, las condiciones por lo que la persona sale de su país”. Esto permitirá que los niños desarrollen empatía y entiendan la realidad de los países vecinos.

A Perú han llegado más de 860.000 venezolanos, la mayoría emigró entre 2018 y 2019. De esos, 287.000 han solicitado asilo.

7 consejos para padres migrantes en caso de discriminación escolar

Los padres no deben asumir que la xenofobia o la discriminación es normal en los niños, que son cosas de la edad y que va a pasar. Las heridas con el paso del tiempo pueden ser profundas. Que no sean invitados a una fiesta o que los dejen fuera del equipo de trabajo por su nacionalidad, les afecta.

El psicólogo Abel Sarabia y el educador Óscar Misle, de la ONG Cecodap, ofrecen 7 consejos para que los padres migrantes identifiquen si sus hijos están siendo afectados en la escuela.

  1. Ser migrante no implica no tener derechos, los padres tienen que denunciar situaciones que vulneren a sus hijos.
  2. Identificar oficinas relacionadas con la infancia. Los niños tienen derechos independientemente del origen de sus padres. Estos quedaron establecidos en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.
  3. Validar el sentimiento del niño cuando reporte algún tipo de condición, ataque o señalamiento.
  4. Identificar cambios notables en el comportamiento de los niños, buscar ayuda y atención psicológica.
  5. Establecer comunicación con los docentes y personal educativo. A estos les toca revisar las expresiones y términos que usan los alumnos al referirse a sus compañeros.
  6. Incorporar a los niños y adolescentes a actividades que permitan establecer círculos de apoyo y redes de protección, que puedan participar de actividades culturales y sociales para favorecer su adaptación.
  7. Los padres también necesitan apoyo. La migración es un proceso que se vive familiarmente y requiere que se aborde de manera familia.

Para ponerse en contacto con Cecodap y solicitar orientación:

Teléfono: +58 0424 284 23 59

Redes sociales: @cecodap

Fuente http://cronica.uno/mami-verdad-que-los-venezolanos-no-somos-delincuentes/

Te podría interesar

Suspendidos conciertos de Nacho en Caracas

La productora Green Shaw Productions C.A, quién era la empresa encargada de llevar a cabo …