martes , agosto 20 2019
TostyArepa
Home / Destacados / Venezuela se convierte en el mayor éxodo de la historia latinoamericana

Venezuela se convierte en el mayor éxodo de la historia latinoamericana

Según la Oficina Europea de Asilo, EASO, los 4 millones de venezolanos superan en número, y con gran diferencia, a los afganos y sirios en las listas para solicitar protección internacional.

Paula A. Arocha

Los venezolanos salen de su país a un ritmo de 5.000 personas al día y, según los informes de ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, llegarán a los cinco millones en el extranjero a finales de este año. Hasta ahora, cuatro millones de venezolanos se han visto obligados a abandonar su país, entre los que se incluyen 597 mil de refugiados, 3,5 millones de solicitantes de asilo político y 1,3 millones de venezolanos desplazados dentro de su país, estas son las mayores cifras registradas desde la Segunda Guerra Mundial.

William Spindler, portavoz de ACNUR para América Latina, señala la situación de los venezolanos como «el mayor éxodo de la historia latinoamericana y una de las mayores crisis de desplazamiento en el mundo». Desde el estallido en 2016 de la peor crisis económica nunca antes vista en Venezuela, los venezolanos se unieron a las filas de los países más afectados, como Siria y Afganistán, después de que decenas de miles de personas huyeran de la crisis humanitaria y económica que asuela la nación.

Existe una incertidumbre en torno al futuro de Venezuela. Desde la proclamación el 23 de enero de este año de Juan Guaidó como presidente interino, hay una clara división de opiniones sobre lo que ocurrirá en el país. Países como Estados Unidos, Colombia, Argentina, España, Alemania y Australia, entre muchos más, reconocen y apoyan la posición de Guaidó, mientras que Irán, China, Rusia, Turquía, y Bolivia reconocen únicamente a Nicolás Maduro como presidente legítimo del país.

Al ser un Estado dividido, con dos presidentes y con una crisis humanitaria, Venezuela ha padecido un fenómeno que obliga a los jóvenes profesionales a abandonar sus hogares en busca de un mejor futuro. De acuerdo a un reciente estudio por parte de la Universidad Nacional de Entre Ríos de Uruguay, «3 millones de jóvenes profesionales abandonaron Venezuela para finales de 2018». ACNUR clasifica la situación como «una fuga de cebreros» donde algunos de los venezolanos tuvieron la oportunidad de rehacer su vida a través de sus familiares en el extranjero y otros, en la gran mayoría de los casos, se evidencian como profesionales formados, realizando labores completamente alternas, como la venta ambulante.

América Latina

La mayoría de la población venezolana ha emigrado a los países vecinos, sobre todo a Colombia y Perú, que gracias a la llegada de los venezolanos se ha convertido en el segundo país del mundo receptor de solicitudes de asilo en términos absolutos, sólo por detrás de Estados Unidos (con una cifra de 351.144 venezolanos).

Los países latinoamericanos que abren desde 2017 las puertas a los venezolanos, les han facilitado aproximadamente un millón de permisos de residencia o de permanencia legal para que tuvieran facilidades en el acceso a los servicios básicos. Pero a día de hoy la realidad es otra: «América Latina está cerrando las puertas a la emigración venezolana con requisitos de ingreso cada vez más exigentes y con unas condiciones de vida sumamente humillantes», comentó Adolfo López a ABC, abogado de la Asociación de Venezolanos en Ecuador

Debido a la crisis humanitaria de Venezuela, la comunidad sudamericana apenas exigía a los venezolanos un documento de identidad o incluso un certificado de vacunación para poder entrar. Pero desde el 6 de junio, Perú exige un visado de turista o humanitaria, cuya tramitación puede significar todo un desafío para los venezolanos que salen de su país.

El 22 de junio, Chile se unió a la iniciativa de Perú con unos requisitos «especiales» para que los venezolanos obtengan una visa de turista: pasaporte vigente o vencido desde el año 2013, mostrar una solvencia económica de no menos de 500 dólares, suministrar una dirección de hospedaje o los datos de la persona que los recibirá, y un billete de ida y vuelta que no exceda los 90 días permitidos.

Entre otros países de Latinoamérica, como Ecuador, el presidente, Lenín Moreno, firmó el pasado 25 de julio el decreto para regular la solicitud de visas humanitarias a los venezolanos. Durante un discurso, el mandatario anunció que habrá dos tipos de visas: la primera para quienes quieran ingresar al país; y la segunda, una visa para regularizar con la residencia temporal la permanencia de aquellos ciudadanos venezolanos que ya se encuentren en Ecuador y que no han violado ninguna ley.

Según las cifras ofrecidas del Gobierno panameño, en Panamá hay 63.102 venezolanos con estatus migratorio regular. El 2 de mayo, la diputada panameña, Zulay Rodríguez, declaró en el Parlamento que «no se puede brindar ayuda humanitaria por la saturación y crisis económica», por lo cual presentó un anteproyecto de ley migratoria no muy diferente a los requisitos que han establecido los países vecinos: residencia propia, solvencia económica, pago de impuestos e inversiones. De lo contrario, los inmigrantes venezolanos deberán salir de Panamá.

Son 4 millones de venezolanos que se encuentran en distintos países de América Latina, una crisis migratoria que ha hecho que los Estados soliciten un visado especial para entrar en sus territorios, con el fin de controlar el flujo migratorio. López comenta a ABC que, en Latinoamérica, los Estados están reconsiderando más requisitos que «no respetan» los principios consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. «Los países creen que cerrando las puertas de migración pueden adelantar un proceso de cambio en el Gobierno venezolano. Eso es lo que quieren aparentar cuando ningún Gobierno se quiere hacer cargo de un problema que no tiene un año ni dos, sino ocho, bajo el régimen de Nicolás Maduro»

España

Debido a la exigencia y la imposibilidad de cumplir ciertos requisitos implantados por varios países en Sudamérica, desde hace tres años muchos de los venezolanos han reconsiderado la opción de irse a Europa, concretamente a España, porque no requieren un visado para acceder al espacio Schengen. De acuerdo con la EASO, la Oficina Europa de Asilo, las solicitudes de protección internacional en la UE para la primera semana de junio de este año eran 55.516 expedientes frente a los 55.570 de todo el año pasado, una cifra que ha marcado un récord histórico colocando a España entre los cinco países europeos que más solicitantes de asilo reciben, siendo ya destino del 90% de los venezolanos que registran sus solicitudes de asilo en Europa.

El gran número de expedientes ha saturado el sistema poniendo un límite a las posibilidades de los venezolanos de vivir en España. No obstante, el Ministerio de Interior ya ha puesto en marcha un plan de choque para modernizar su aplicación informática y contratar personal, pero a medida que las peticiones se multiplican, los cambios se han hecho más lentos, pero no imposibles.

Debido a la crisis y la desesperación de los venezolanos, el colapso del sistema no ha supuesto un gran impedimento, pese a que todavía se están realizando ajustes. Es un hecho que en los últimos seis meses, la Oficina de Asilo ha logrado solventar más casos que en todo 2018. Son 14.993 expedientes cerrados, un 16% más que el año anterior.

La mayor parte de los venezolanos que llegan a España no pueden cumplir los requisitos exigidos por ley para ser reconocidos como refugiados. Para evitar que los venezolanos tengan que abandonar España cuando se les deniega su petición, el Ministerio de Interior aprobó una autorización de residencia y trabajo por razones humanitarias, del cual se han beneficiado 7.718 venezolanos. Dicho permiso se extiende por un año, prorrogable a dos.

Fuente https://www.abc.es/internacional/abci-venezuela-convierte-mayor-exodo-historia-201908071654_noticia.html

Te podría interesar

Los nuevos negocios que han surgido gracias a la crisis en Venezuela

La crisis ocasionada por la dictadura chavista en Venezuela ha generado que las personas encuentren …