viernes , julio 19 2019
Anis Cartujo
Home / Destacados / El magnate venezolano detenido en España: «No tengo nada que ver con la corrupción»

El magnate venezolano detenido en España: «No tengo nada que ver con la corrupción»

José Roberto Rincón, acusado de blanquear en España parte de la fortuna amasada por su padre, el empresario del petróleo Roberto Rincón, asegura que su inmenso patrimonio tiene un origen lícito

José María Olmo

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional detuvo en Madrid en junio de 2018, a petición de la Fiscalía Anticorrupción y por orden del Juzgado número 27 de plaza de Castilla, al empresario venezolano José Roberto Rincón y a la madre de este, María Lila Bravo, acusados de blanquear en España parte de la fortuna que presuntamente amasó la familia mediante acuerdos ilegales con PDVSA, la petrolera estatal de Venezuela. El juez decretó el embargo de una finca de más de 400 hectáreas en Belmonte de Tajo (Madrid), una mansión en Pozuelo, cuatros coches de alta gama, un joyero valorado en 12 millones de euros, una colección de relojes de lujo y una bodega con algunas de las mejores referencias del mundo, entre otros activos.

El futuro judicial de José Roberto Rincón y su madre pinta cuesta arriba porque el padre de familia, el magnate del petróleo Roberto Enrique Rincón, ya fue detenido en 2015 en Estados Unidos por liderar una red corrupta que habría provocado un agujero a PDVSA de 1.000 millones de dólares y del que su grupo de empresas resultó, supuestamente, el más beneficiado. Al año siguiente, Rincón padre pactó con la Fiscalía declararse culpable del pago de sobornos a funcionarios de PDVSA para amañar adjudicaciones del ente público y adelantar el cobro de deudas pendientes con sus compañías.

La Fiscalía sostiene que todos los activos intervenidos en España estarían contaminados por esos delitos ya reconocidos por el jefe del clan, y por tanto su mujer y su hijo serían culpables del blanqueo de esos fondos obtenidos ilícitamente. Pero José Roberto Rincón niega que sus propiedades y bienes en España tengan la más mínima vinculación con los hechos investigados en Estados Unidos y proclama su inocencia. La entrevista se celebra en su finca, La Losilla, uno de los inmuebles que fueron registrados por la UDEF hace un año.

Finca La Losilla. (Roberto Gómez)
Finca La Losilla. (Roberto Gómez)

PREGUNTA. Usted nació en Venezuela y creció en Texas. ¿Por qué se instaló en España?

RESPUESTA. En 2010 hice un máster en Madrid y me enamoré de España. Me encantó el nivel de vida. Mi familia salió de Venezuela en 2004 por un problema de seguridad y nos fuimos a Houston porque era donde estaban las empresas de mi padre. Cuando vine a España me encantó esta forma de vida y pensamos en abrir una delegación aquí. En el año 2012 creamos Tradequip España y empecé a pasar cada vez más tiempo aquí. Hasta que compré la casa de La Finca, y decidí establecerme definitivamente en España.

P. A usted se le acusa de utilizar fondos procedentes de la corrupción, de comisiones, de presuntos sobornos, de contratos amañados, para adquirir numerosos bienes en territorio español. Se le acusa de lavar el dinero obtenido con esos delitos.

R. Eso es totalmente falso. No tiene nada que ver. Es verdad que nunca hemos sido capaces de contrarrestar todo lo que se ha inventado, todo lo que se ha dicho… Y eso ha sido un error. Pero es que nosotros no somos políticos, ni estamos inmersos en una política de bandos.

«Lo que se ha hecho es simplemente difamar, inventar… Todo eso es falso. La causa de mi padre sigue en secreto de sumario en Estados Unidos»

P. Pero la Policía tampoco es política. Ni la Fiscalía. Y las pruebas son las que son.

R. Pero yo creo que el tiempo sabrá colocar las cosas en su lugar. Y yo no tengo nada que ver.

P. Pero hay un problema, y es que su padre sí que ha reconocido ya en Estados Unidos, y ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía, que sus negocios han tenido que ver con delitos de corrupción. Está pendiente de juicio pero ya está procesado.

R. No. Lo que se ha hecho es simplemente difamar, inventar… Todo eso es falso. La causa de mi padre sigue secreta. Sigue en secreto de sumario en Estados Unidos. Cuando eso se levante, se dirá lo que se tenga que saber.

El empresario venezolano José Roberto Rincón. (Roberto Gómez)
El empresario venezolano José Roberto Rincón. (Roberto Gómez)

P. Pero su padre ya lo ha reconocido en Estados Unidos. Es público. Su mansión en Houston está embargada. Hay una parte de la causa que se conoce.

R. Él se ha declarado culpable de tres cargos, que es lo que se conoce. Pero ahí no se habla de comisiones, ni de embargos ni de nada de eso. Es algo que le compete a él, además. Es él quien tendrá que explicarlo.

P. Pero hay muchas informaciones que avalan que realmente la mayor parte del patrimonio familiar, del patrimoniode su padre y, por tanto,también del suyo, crece durante una época en concreto que es la que está bajo investigación ahora.

R. Yo creo que se demostrará que no. Yo te digo que no.

«Se ha declarado culpable de tres cargos, que es lo que se conoce. Pero ahí no se habla de comisiones, ni de embargos. Es algo que le compete a él»

P. ¿No es cierto que el negocio de su familia creció durante los años del chavismo mediante prácticas corruptas?

R. No, para nada, para nada. Las empresas de mi padre se fundaron en el año 1988 en Venezuela y, lógicamente, como todo negocio, tuvieron una curva de crecimiento. Uno fue el paro petrolero de 2002. El Gobierno nacionalizó la industria petrolera y, a partir de entonces, todas nuestras empresas, que se habían dedicado al petróleo, pasaron obligatoriamente a depender del Estado. Pero eso no quiere decir que nos volviéramos de un bando político. Fue PDVSA la que se convirtió en un músculo político. Nosotros teníamos que trabajar. En nuestro punto más álgido a nivel internacional, entre 2010 y 2012, llegamos a tener 1.500 trabajadores. Había 1.500 familias que dependían de nosotros directamente. Pero mi padre ya tenía una plataforma de servicios en 1994. La primera perforadora horizontal que llegó a Venezuela en el año 94 la llevó mi padre, por ejemplo. No es que a partir de 2002 todo explotara. Ya teníamos mucha actividad antes de que llegara Chávez.

P. ¿Niega entonces que todo el patrimonio de su padre, por el que está siendo investigado, esté contaminado o proceda de delitos de corrupción?

R. Totalmente, totalmente.

P. ¿Y de dónde procede el dinero con el que ha adquirido todos estos bienes en España?

R. De tanto trabajo de tantos años. Decir que todo el patrimonio de mi padre o los bienes que podamos tener proceden de la corrupción… Todo eso me consume por dentro. Me considero creyente, practicante. Estoy seguro de que Dios permite las cosas por algo y que sabrá colocar las cosas en su sitio. Me gusta España, confío en el sistema español y confío en la Justicia española. Creo en la separación de poderes y que las cosas se van a colocar como se tienen que colocar.

El empresario venezolano José Roberto Rincón, con algunas de sus cabezas de ganado. (Roberto Gómez)
El empresario venezolano José Roberto Rincón, con algunas de sus cabezas de ganado. (Roberto Gómez)

P. ¿De dónde sale entonces el dinero con el que adquiere esta finca de 400 hectáreas, por ejemplo?

R. Del trabajo, de ahorros de años.

P. Esta finca, La Losilla, era de la familia propietaria del Banco Espirito Santo. ¿Por qué se la compran?

R. Fue una obligación que nos impuso el banco en 2014. En ese momento, a las empresas del grupo de mi padre les debía mucho dinero PDVSA de trabajos e instalaciones que se habían ejecutado en Venezuela. Acumulábamos dos años de impagos. Y tuvimos que buscar una salida sí o sí. PDVSA negoció con el banco Espirito Santouna línea de crédito de 700 millones de dólares. Llamó a todos los suplidores de la industria petrolera a los que debía dinero y renegociamos la deuda a tres años con garantías de cartas de crédito. Pero eso no solventaba la situación de impago que tenían nuestras empresas porque necesitábamos ya el dinero. Entonces, Espirito Santo se ofreció a ejecutar esas cartas de crédito sin esperar los tres años, siempre y cuando dejáramos la mitad de los fondos invertidos en el banco y compráramos esta finca, que era propiedad de varios miembros de la familia Espirito Santo. Fue violento porque tuvimos que hacerlo todo en 15 días, pero era más ventajoso para nuestros proveedores, que así podían cobrar. Pagamos en total unos 23 millones de euros por La Losilla. La operación se firmó en mayo de 2014 y, a los dos meses, en julio, explotó el problema de Espirito Santo [se declaró en quiebra]. Nosotros nos sentimos totalmente engañados, porque nos presionaron vendiéndonos una solución al problema cuando realmente sabían que te estaban estafando. El 50% que se quedó en el banco se perdió. Y un año después descubrimos que esta finca no valía más de siete millones de euros. Nos hemos querellado contra el banco por estafa y engaño.

El empresario venezolano José Roberto Rincón. (Roberto Gómez)
El empresario venezolano José Roberto Rincón. (Roberto Gómez)

P. ¿De dónde salieron esos 23 millones para comprar la finca? ¿De fondos que no tienen que ver con los delitos de corrupción?

R. En absoluto. De hecho, cuando el fiscal me preguntó, yo se lo respondí.

P. En sus casas también había coches, cuadros, relojes, puros, vinos… ¿Cómo pagó todos esos bienes de lujo?

R. Con dinero de procedencia lícita. Todo depende del matiz que se le dé. Se decía que era una ‘gran colección de coches’. Bueno, en realidad estamos hablando de cuatro coches de alta gama. Todo depende de con qué se compare. A veces se le intenta dar un toque novelesco o rimbombante, pero si a cualquier persona le apetece tener algo que le guste, yo creo que eso no es criminal ni señalable. Todo lo contrario.

«Todo está documentado, con seguros, con facturas de compra del momento en que se compraron…»

P. Su madre vivía en Miami pero la detuvieron cuando estaba de visita en España. Se le incautó un joyero de viaje con piezas valoradas en 12 millones de euros. ¿Por qué motivo trajo ese joyero a España?

R. Ella vino a España al bautizo de mi hijo, y viajó con sus joyas. Yo no sé tampoco, discrepo de la tasación de 12 millones, aunque desconozco el monto total. Pero viajó con las joyas que le apetecía.

P. ¿Y el dinero con el que se adquirieron esas joyas tampoco tiene que ver con la fortuna por la que se investiga a tu padre?

R. Para nada. De hecho, demostramos en un escrito presentado en el juzgado que muchos objetos son heredados de su familia y otras piezas son previas al periodo que se investiga. Todo está documentado, con seguros, con facturas de compra del momento en que se compraron… Pero quiero ser prudente. No quiero emitir ningún juicio antes que la propia Justicia. Sé lo que soy. Lo que he hecho y lo que no he hecho. Todo se aclarará.

El empresario venezolano José Roberto Rincón, junto a los olivos de la finca La Losilla. (Roberto Gómez)
El empresario venezolano José Roberto Rincón, junto a los olivos de la finca La Losilla. (Roberto Gómez)

P. Hay mucha gente pasándolo mal en Venezuela convencida de que la fortuna acumulada por su familia procede de la corrupción. ¿Qué puede decirle?

R. Nosotros sabemos que lamentablemente hay mucha gente pasándolo mal. Nosotros tenemos a la mayor parte de la familia fuera, pero una parte de nuestra gente todavía sigue allí. Somos los primeros que lo sufrimos directamente. A parte de que toda esta campaña que nos ha afectado durante estos últimos años también te debilita, desde todo punto de vista: moral, económico… Yo les diría que hay que ser fuertes. Que hay que tener fe y seguir adelante. Yo estoy tranquilo porque sé que quienes pueden emitir un juicio sobre mí son quienes realmente me conocen. Se han sacado muchas conjeturas sobre mí y mi familia. Si algo hemos hecho, ha sido ayudar. Creamos una fundación para ayudar con cultura, con medicinas… No quiero presumir de las cosas, pero a las cosas buenas que hicimos no se les da tanta importancia. Hacíamos escuelas, comedores sociales y actividades infantiles para tratar de sacar a los niños de la pobreza. Pero a veces, por desgracia, se resaltan otras cosas.

P. ¿En qué situación se encuentran ahora sus activos?

R. Está todo embargado. Seguimos adelante porque lo más fácil sería dejarlo todo, que se pierda… Pero le hemos dedicado tanto tiempo a todo que haces el esfuerzo para continuar. Tenemos 16 trabajadores en esta finca que han llegado a estar cuatro meses sin cobrar. No ha sido fácil. Ahora mismo no puedo tener ni una cuenta personal. Es un trauma, pero entiendo que el proceso es así, aunque desearía que terminara lo antes posible.

P. ¿Usted participó en los hechos de los que se acusa a su padre en Houston?

R. En ningún caso. Ni activa ni pasivamente.

Fuente https://www.elconfidencial.com/espana/2019-06-28/entrevista-jose-roberto-rincon-magnate-venezolano-detenido-espana-corrupcion_2094466/

Te podría interesar

No hay que pasar por los consulados de Maduro en España para canjear los carnets de conducir

Se consideran canjeables los permisos de conducción expedidos en origen en tarjeta de plástico / …