viernes , agosto 23 2019
Pirulines
Home / Destacados / Flor Núñez: “El eterno femenino centra mi homenaje a Lorca”

Flor Núñez: “El eterno femenino centra mi homenaje a Lorca”

Como protagonista y directora, la actriz estrenará en Miami un espectáculo dedicado al poeta granadino, con motivo de los 100 años de su llegada a Madrid, un encuentro que marcó su obra.

Aquilino José Mata

En busca de nuevos horizontes que lo llevaran a ser reconocido como el escritor y poeta que ya era en su Granada natal, Federico García Lorca llega a Madrid en la primavera de 1919. La ciudad marcó un profundo cambio en su obra y lo acercó al teatro, que lo fascinó y estimuló a escribir su legado dramatúrgico. La capital de España se convirtió en una referencia en la biografía del artista, motivo por el cual se están celebrando en todo el mundo los 100 años de ese encuentro tan definitivo.


En este marco, Miami prepara su propio homenaje con el estreno, el próximo 21 de junio, de Las amantes de Lorca, montaje protagonizado y dirigido por la actriz venezolana Flor Núñez, respaldada histriónicamente por sus hijas Andrea y Virginia Núñez. Y como para coronar el aporte del talento de nuestro país, el dramaturgo José Jesús González ha estado a cargo de la recopilación de textos y asesoría. La temporada, a realizarse en la sala principal del Paseo Wynwood, terminará el 7 de julio, para luego emprender un recorrido por Tampa, Orlando, Atlanta y otras ciudades estadounidenses.

-Estoy trabajando ardua y entusiastamente en este proyecto -relata Flor Núñez y su entusiasmo se percibe a través del hilo telefónico-. En el espectáculo tratamos de enaltecer a Lorca mostrando sus grandes personajes poéticos en comedias y dramas, en monólogos y escenas interactuadas de La zapatera prodigiosaDon Perlimpín y Belisa en su jardínMariana PinedaYermaDoña Rosita la solteraBodas de sangre y La casa de Bernarda Alba.

La concebimos como un homenaje al eterno femenino, a las grandes mujeres lorquianas. Me he esmerado mucho en este montaje. Viajé a España y busqué el vestuario, que es de colores mediterráneos, así como la música, compuesta en base a los poemas de García Lorca, entre ellos la canción más importante y hermosa de todas: Entre aromas de Alameda, puro flamenco auténtico de Granada.

-Trabajando como directora, actriz y productora, ¿ha sido afanoso este montaje para usted?


-Para mí es un honor y un gusto hacer Lorca. Desde las siete de la mañana trabajo en la música, con las actrices, en el vestuario. Soy minuciosa por el respeto y admiración que le tengo al poeta, para ofrecer un montaje como tiene que ser, con la altura que merece. No son comunes en Miami este tipo de obras. Pasé todo por alto, inclusive la certeza de saber si será un éxito comercial o no. Aquí lo que prima es la calidad por encima de todo lo demás. Pero tengo un buen presentimiento, pues aún no la estreno en Miami y ya me han llamado para hacerla en otras tres ciudades. Además, pienso llevar esta obra a festivales y otros países de Hispanoamérica. Quiero mostrar el buen teatro hecho por venezolanos en el exterior.

«A mis hijas no les falta oficio», asegura Flor Núñez (CORTESÍA)
-¿Cómo evalúa a sus hijas en esta obra?


-Están muy bien, aún siendo una experiencia teatral diferente para ellas. Pero oficio no les falta. Mis hijas hacen teatro y televisión. Virginia trabajó en una telenovela de Telemundo llamada Tierra de reyes y Andrea protagonizó La becaria con Eduardo Serrano, inspirada en el episodio de Bill Clinton con Mónica Lewinsky, una serie que tuvo mucho éxito, producida y dirigida por Ricardo Álamo. Ambas han trabajado también con Nickelodeon y han hecho mucho teatro. Con ellas hice Por los papeles, una comedia muy divertida, y después otra comedia maravillosa Instrucciones para una bofetada.


-¿Desde cuándo está en Miami?
-Llegué en 2003 y desde entonces he trabajado en televisión, teatro y cine, no solamente aquí, sino también en otros países. He ido a hacer telenovelas y películas a Puerto Rico. Daniel Lugo me llevó la primera vez y a partir de entonces he seguido trabajando allá. Hice Doña Bárbara y en 2007 Las combatientes, una película muy famosa, donde fui la única extranjera de las tres protagonistas. He seguido yendo con obras como Fleco y lentejuela, que hago con Elba Escobar y este año llevo mi espectáculo de stand up comedy Matrimonio para tres.


-¿Y en televisión?


-En Telemundo hice, entre otras telenovelas, El rostro de Analía, en Venevisión Internacional encarné a la malvada antagonista de Marjorie de Sousa en Sacrificio de mujer y en Puerto Rico participé en Reina y señora. Lo último en TV fue una actuación especial en Silvana sin lana.


-Parece que el teatro ocupa buena parte de su tiempo artístico…


-Estoy dedicada mucho al teatro. Por lo general hago una obra aquí en Miami unos días y giro con otras. Actualmente estoy con Fleco y lentejuelas, con Elba Escobar, fuimos a Houston y seguiremos moviéndola por otras ciudades. Casi todas las produzco, dirijo y actúo. Fue en Miami cuando empecé a incursionar en la dirección, aunque en Venezuela tuve una escuela de actuación e hicimos un montaje maravilloso de Bodas de sangre de Lorca. De Carlos Roa y Eduardo Haiek hice el unipersonal Memorias de Venezuela, que propone un recorrido del país de antaño a través de 10 personajes que inspiraron textos de Aquiles Nazoa, José Ignacio Cabrujas, Conny Méndez, Julio César Mármol, Leonardo Padrón y Laureano Márquez. Es un montaje que amo profundamente.

-También recibió un premio de teatro en nueva York…


-Fue con Mientras te olvido, de Andrés Correa, obra sobre el exilio por la cual me dieron el premio como mejor actriz de la Asociación de Cronistas del Espectáculo de Nueva York (ACE). Una pieza deliciosa, que hace una simbiosis de la problemática cubana con la venezolana y sus coincidencias. Me trajo muchas satisfacciones.


-¿Alguna meta que quisiera alcanzar como mujer de teatro en Miami?


-Mi empeño es poder hacer teatro de alta calidad, con la disciplina y entrega necesarias para conseguirlo. Estoy consciente que montar más de dos actores en escena es una osadía en términos de costos, pero hay que luchar contra eso. No todo pueden ser unipersonales, el teatro debe sobrevivir. Tiene que haber cabida para el teatro de texto. No es lo que da más dinero, pero sí más gratificaciones profesionales. No podemos permitir que el público se desvíe hacia la superficialidad.


-¿Ha vuelto a Venezuela?


-Siempre voy, porque allá tengo familia, he presentado obras de teatro y doy clases. No me desligo jamás porque es mi país, es mi tierra. Así correspondo a ese amor que le profesan a uno por las redes sociales, que es inigualable. El venezolano es generoso, con una gran capacidad de lucha y una alegría, que aunque se le ha ido borrando de la cara, persiste. Ese empuje nos llevará a la libertad, pero cuando tomemos conciencia de que la solución está en nuestras manos y no en seguir pensando en que otro lo va a hacer por nosotros.


-¿Cree entonces que ese cambio viene?


-Yo sí creo que en Venezuela viene un cambio, no tengo ninguna duda. Por supuesto que no será jamás igual al país que teníamos, porque la vida es evolución. Pienso que lo que tendrá que venir debe ser algo más que libertad y democracia. Dentro de esa reforma, la educación es fundamental. Nuestro país tiene un grave problema en ese sentido. Como bien lo decía Bolívar, un pueblo ignorante es esclavo ciego de su propia destrucción, suena trillado pero cuán cierto es.


-¿Cómo transcurre su vida personal en Miami?


-Transcurre entre mis dos amores: mis dos hijas, mis sobrinas y el trabajo de productora de estas obras, que me quitan bastante tiempo, más mis clases de actuación. A mis hijas quiero darles mi compañía. También soy imagen y asesora de Centennial Group, un negocio de real estate. Allí estoy con mi yerno, Juan Carlos Mejías, esposo de mi hija Virginia. Los tres trabajamos en labores de asesoramiento y facilidades crediticias. Y cuando puedo descanso. Además, vivo pendiente de lo que pasa en mi país y lo que tiene que ver con Venezuela.

Fuente http://www.eluniversal.com/entretenimiento/42258/flor-nunez-el-eterno-femenino-centra-mi-homenaje-a-lorca

Te podría interesar

Desorden Público anuncia: «Llegó el momento de Palo y Piedra»

En los tempranos años 90 alguna pared de Caracas gritaba a los transeúntes. Lo hacía …