viernes , agosto 23 2019
Desorden
Home / Destacados / Una emprendedora venezolana revela los rincones más secretos de Madrid

Una emprendedora venezolana revela los rincones más secretos de Madrid

Beatriz Triper

Llama la atención que haya sido una venezolana la primera que se lanzase a enseñar a propios y a foráneos los encantos del Foro allá por 2014. Se trataba de mostrar Madrid a través de los cinco sentidos y de manera virtual. Algo que Patsy Montiel, una joven llegada de Venezuela en 2001, denominó Madrid Seduce. Un portal en el que se puede ver, escuchar, saborear y sentir “la singularidad de una ciudad tan musical y guapa como es la capital de España”.

¿Sabía que en el Barrio de las Letras de Madrid todos los primeros sábados de cada mes aflora el mercado de las ranas? ¿Y que entre los lienzos del museo del Prado el fantasma de un pintor vaga esperando encontrar a su amada asesinada de un disparo en los pasillos de la pinacoteca? Y, una más… ¿conoce que Catalina de Aragón nació en la madrileña localidad de Alcalá de Henares?

Muchas de estas historias las ignoran hasta los que se precian de ser ‘gatos’ de toda la vida y ha tenido que ser una venezolana la que se lo cuente. Quizá sea ese su mejor valor añadido: aportar a Madrid la mirada de una persona venida de fuera. “Los madrileños no ven Madrid del mismo modo que lo hacemos los que venimos de fuera. No son conscientes de que Madrid es, ¡guau!, pura energía. Es un estado del alma, es un sentimiento, es una emoción y lo que ésta genera en ti. Madrid no es la ciudad más bonita, ni la más monumental pero emociona”, explica Patsy Montiel, creadora de Madrid Seduce y socia de G al Punto. Esta venezolana, seducida por Madrid casi desde su nacimiento, formalizó su matrimonio con la ciudad en 2001, cuando llegó desde Caracas para estudiar un máster en periodismo. “Me enamoré y pese a que entonces se podía volver a Venezuela decidí quedarme”, explica.

A partir de ahí, todo fue fluyendo. En 2005 Patsy encontró trabajo por cuenta ajena en una agencia de comunicación, en la que estuvo hasta 2011. Ese año “mi semillita interna me dijo que tenía que dar un giro a mi vida. Quería hacer cosas que me divirtieran y me llenaran de verdad”. Fue entonces cuando tomó “una decisión kamikaze”. Dejó todo por regar con contenidos un blog que hoy es Madrid Seduce, o lo que es lo mismo, el tronco de un árbol virtual en el que descubrir los rincones y sabores más secretos de la capital de España a través de los cinco sentidos.

“Todo surgió porque tanto mis amigos de España como los que venían a visitarme desde mi país me preguntaban siempre dónde ir. Confiaban en mi criterio. Aunque parezca mentira por aquel entonces no había nada parecido”.

El arranque del proyecto no fue el de cualquier emprendedor al uso. “No tenía un plan de negocio, mi proyecto era puramente artesanal. Sólo quería contar la ciudad tal y como yo la sentía y puse todo de mi”. Incluso su dinero. Patsy no recurrió a financiación externa, ni siquiera a las tres efes (familia, amigos y locos). “Los inicios fueron durísimos”, afirma, “de no haber sido por la tarifa plana de cotización no hubiera podido seguir adelante con el proyecto”.

Mereció la pena y después de cinco años funcionando Madrid Seduce es visitada mensualmente por 40.000 personas de media y en redes sociales (Instagram, Twitter y Facebook) cuenta con más de 200.000 seguidores. Cifras que se han alcanzado “de manera orgánica y a través del boca a boca”, ya que Madrid Seduce es una página limpia que no recurre a banners, botones o pop ups. “Son elementos que distraen de la lectura e impiden generar una experiencia en el usuario, que es lo que yo busco”.

El origen de G al Punto

Precisamente esta particular visión fue la que hizo más complejo monetizar el proyecto. Si bien los ingresos de Madrid Seduce se obtienen por la publicación de contenidos patrocinados (branded content), el portal ha abierto a la emprendedora múltiples ventanas de negocio.

“Cuando más ahogada estaba, llegó la llamada de uno de los restaurantes sobre el que había escrito un reportaje. Me propuso llevar sus redes sociales y me animé a dar el salto”. O lo que es lo mismo, Madrid Seduce se ha convertido en un gran escaparate que ha proporcionado a Montiel una red de contactos a quienes presta sus servicios. De hecho, esa fue la génesis de G al Punto, una agencia de comunicación especializada en restauración, hostelería y gastronomía madrileñaque se ha convertido en el principal canal de obtención de ingresos de la emprendedora venezolana. En el último año la facturación de Madrid Seduce y G al Punto ha crecido conjuntamente un 25% y, lo que en términos absolutos significa un incremento de algo más de 30.000 euros entre 2017 y 2018, lo que la permite tener a seis personas en su equipo de colaboradores. “Todos autónomos ya que los costes laborales son excesivos”, se lamenta.  

Patsy Montiel_Madrid Seduce

A este respecto, Patsy pide que “se derriben las barreras para que los emprendedores podamos crecer en un entorno saludable. Las medidas que se están anunciando no ayudan”, comenta.

El futuro pasa por Barcelona y Venezuela

La diversificación es una de las claves del éxito de Madrid Seduce. “No es lo mismo el perfil del lector de la web que el de los usuarios de Instagram, Twitter o Facebook”. Por ello no todos los contenidos que se encuentran en cada una de ellas son los mismos. Así lo seguirá haciendo y no sólo en Madrid.

Barcelona Seduce ya se puede encontrar en Instagram y Facebook redes en las que está ya registrada y cuenta con 20.000 seguidores. El siguiente paso “cuando las cosas cambien” será su ciudad natal Caracas Seduce. “Llevo siete años sin poder visitar mi país pero he tratado de no desvincularme y este proyecto va a ser mi aportación a la reconstrucción de Venezuela. Quiero replicar un modelo que ha calado en un entorno diferente”.

Algo que está segura de poder llevar adelante porque aunque “los tiempos son lentos y no será fácil ahora se han dado pasos diferentes a otras veces. Hay mentes brillantes dispuestas a trabajar”.

Más allá de la expansión, Patsy Montiel tiene muy interiorizada la importancia de la innovación como esencia del crecimiento de un proyecto. “Es el momento de que Madrid Seduce y G al Punto escalen e ir al ritmo de los tiempos”. Aunque por el momento no quiere adelantar cuáles van a ser las novedades “por cautela”, si ofrece alguna pista “la gente cada vez quiere leer menos y busca más contenidos audiovisuales”.

El valor añadido de Madrid Seduce

Para Patsy el valor añadido que aporta Madrid Seduce respecto a otras proyectos similares de una competencia que califica como “necesaria y positiva que te hace mejorar y te fortalece” son tres:

  • “Soy la primera venezolana que ha hablado sobre Madrid”
  • “Aporto un enfoque de Madrid a través de los cinco sentidos conjugando las emociones que se sienten al vivir Madrid. Quiero generar experiencias, que los lectores y usuarios formen parte de la ciudad”.
  • “Veo Madrid con la mirada del foráneo. Quitándome el velo y observando detalles imperceptibles”. Algo que probablemente la de el no haber nacido aquí.

Fuente https://www.autonomosyemprendedor.es/articulo/tu-historia/emprendedora-venezolana-descubre-rincones-mas-secretos-madrid/20190517131316019577.html

Te podría interesar

Desorden Público anuncia: «Llegó el momento de Palo y Piedra»

En los tempranos años 90 alguna pared de Caracas gritaba a los transeúntes. Lo hacía …