viernes , noviembre 22 2019
Rumba Gaitera
Home / Destacados / Nekso: Tecnología venezolana a la caza de Uber en América Latina

Nekso: Tecnología venezolana a la caza de Uber en América Latina

En América Latina, 70% de las personas utiliza diariamente una o más Aplicaciones o Apps descargadas en sus teléfonos móviles. Cada día, las stores digitales ponen en circulación más de 5.000 Apps. Cifras internacionales indican que las personas, a escala global, tienen un promedio de 60 aplicaciones instaladas en sus smartphones, pero solo utilizan nueve diariamente, o un máximo de 30 por mes.

Estos datos muestran el grado de importancia que tiene esta tecnología en los más diversos aspectos de las vidas cotidianas de los individuos y empresas. Básicamente, lo que hacen estas herramientas es interconectar personas, comercios y entre ambos. Actualmente, existen apps para casi todo lo que necesita una persona, como pagar bienes y servicios, hacer operaciones comerciales, buscar servicios, interactuar con amigos, hallar pareja, encontrar empleo, aprender un idioma, interactuar con centros educativos y, por supuesto, conseguir un taxi, entre otros muchos usos.

Esta realidad hace que lanzar una App nueva con vocación disruptiva sea cada vez más difícil. Leonardo Salazar, Country Manager y Director de Estrategia para América Latina de Nekso, una aplicación que permite contratar servicios de taxi en diversos países de América Latina, reconoce este hecho, por lo que asume que una vía para convertirse en un actor exitoso es resolver problemas que otros no logran solucionar y hacer innovación sobre la base de modelos ya probados.

Nekso es una plataforma que nace en Maracaibo, con capital canadiense, en 2015. La premisa era tener un costo de adquisición de usuario -en este caso, taxistas- menor al de Uber, la segunda apps de movilidad del mundo detrás de la china DiDi, de manera que en lugar de trabajar con conductores particulares se decidió a ofrecer su tecnología a taxistas registrados y organizados en líneas y cooperativas.

El resultado fue tan exitoso que los promotores de la solución digital comenzaron a expandirse por el resto de América Latina; sin embargo, al salir de Venezuela se dieron cuenta de que la competencia, liderada por Uber y Cabify, entre otros, se hacía más difícil de batir si se prestaba un servicio equivalente de solicitud de taxi por una plataforma digital.
Revisar el modelo

«Le resolvimos un problema a los taxistas, porque les entregamos una tecnología que no tenían, y los pusimos a competir en el mercado más organizado, pero se nos ´olvidó´ que también debíamos atender al pasajero para que él también bajara la App y la utilizara. Entonces, nos preguntamos por qué un pasajero iba a tener dos aplicaciones con el mismo fin descargadas en su teléfono, si Uber ya tenía la marca y tenía la ecuación resuelta. Tuvimos que repensar el modelo de negocio, y en el proceso ganamos mercados, como el de México; así que no botamos la plata, sino que aprendimos cómo ser disruptivos haciendo ajustes a los modelos de negocios existentes», explica Salazar.

En consecuencia, ajustaron las funciones de la App para resolver tres problemas de usuarios que debían buscar taxis en la calle: tarifa, seguridad y medio de pago. En concreto, desarrollaron un modelo tecnológico que permite que si un pasajero aborda un taxi registrado en Nekso y baja la aplicación en su smartphone, su teléfono se sincroniza automáticamente con el del taxista y de inmediato se activa un taxímetro digital o «neksómetro» que, con base en una tarifa pre-establecida y conocida por ambas partes, va indicando el gasto por distancia y tiempo de recorrido perfectamente y, al final, la aplicación tiene un botón de pago que permite cancelar el servicio sin siquiera sacar una tarjeta.

En un país como Venezuela donde no hay efectivo disponible y la mayoría de los taxistas no cuenta con un medio de pago electrónico, esta solución claramente aporta un valor diferencial. Las empresas de taxis más reconocidas del mercado local tienen convenios con Nekso.

Además, está el hecho de que la aplicación trabaja con empresas legalmente registradas y tiene un censo propio de taxistas que, incluso, permite valorar su servicio es un factor de seguridad, aparte de la tecnología de geolocalización que permite asegurar un tiempo de espera muy breve y obtener un servicio con condiciones claras y conocidas.

Los datos
Leonardo Salazar dijo a PRODUCTO que la plataforma tiene más de 200.000 usuarios en Venezuela y en el resto de América Latina se registra un número similar, salvo en México, donde la aplicación tiene un rol dominante, porque en 2018 ganó la licitación federal convocada por el gobierno azteca para definir una tecnología de uso preferente para los conductores agrupados en el Movimiento Nacional de Taxistas (MNT), que tiene más de 650.000 afiliados.
A pesar que, según Salazar, México no estaba en el plan de negocios original de la empresa, le aporta una posición de liderazgo en uno de los mercados más grandes de la región, luego de competir con 10 actores de alto nivel internacional y local en un concurso al que acudieron sin demasiadas expectativas.

«Llegamos a tener 14.000 carreras por día en Venezuela y hoy tenemos 3.000 o 4.000 carreras, debido a la contracción del mercado. Nuestro promedio fuera de Venezuela supera los 15.000 traslados por día. La comparación nos favorece si se toma en cuenta Cabifay, que tiene años en esto, tiene un promedio de 25.000 carreras y Uber va por 100.000. Para un Start-up de América Latina, y con pocos años en el mercado este es un logro muy concreto», indica Leonardo Salazar.

Claves para tener una APP exitosa
Leonardo Salazar, Country Manager y Director de Estrategia para América Latina de Nekso, sostiene que hay tres elementos claves para competir en un mercado como el de aplicaciones, que no para de crecer ni de innovar:

-Solucionar un o más problemas concretos a muchas personas: «La gente tiene necesitar usar nuestra aplicación; por lo tanto, debemos definir una promesa actual o futura de generación de valor. Si no se crea esa visión, nuestra App no va a tener valoración y este es un negocio que se mueve por la valoración, sino pregúntense por qué Mark Zukerberg pagó 20 billones dólares por WhatsApp sin que generara un dólar de ganancia,o por qué Uber reporta pérdidas anuales de 1 o 2 billones de dólares y levanta todos los años 10 billones de dólares en capital».

-Equilibrio en los costos: En este punto hay dos indicadores claves; el costo de adquisición de usuarios y el número de usuarios que se pierden cada mes. «No todo el mundo puede lanzar una solución disruptiva, pero hay que buscar mecanismos que nos permitan tener un modelo de negocios eficiente, con costos equilibrados».

-Capital: Como se puede apreciar, tener millones de usuarios no significa automáticamente ganar dinero y en muchos negocios digitales la tarea pendiente sigue siendo la rentabilidad, por lo que, junto con el diseño y las funcionalidades, los desarrolladores también deben pensar cómo obtener rentabilidad.

Leonardo Salazar invita a mirar lo que está pasando en Asia, concretamente con la plataforma WeChat, que está haciendo muy eficientes los costos de adquisición de usuarios, a través de integrar en una sola app las funcionalidades de otras, y ya cuenta con botón de pago. El ejecutivo y desarrollador se pregunta si WhatsApp podría cumplir esta misma función en occidente.

Fuente> producto.com.ve

Te podría interesar

Rufo Chacón ha ido reaccionando bien a su proceso médico en España

“No me rindo”, expresó Rufo Chacón al periodista Sergio Novelli, desde Barcelona, donde se encuentra …