domingo , agosto 25 2019
Pirulines
Home / Destacados / Íñigo Errejón: «Venezuela es un desastre y no es un modelo para nuestro país»

Íñigo Errejón: «Venezuela es un desastre y no es un modelo para nuestro país»

Esther Esteban

Es cierto lo que dicen sobre él: que en el tú a tú y, en su presencia, tienes la sensación de estar ante un socialdemócrata en estado puro, un hombre de izquierdas con un discurso ideológico muy bien armado pero que se aleja del estereotipo de radical que otros tienen en su formación política. Es difícil que diga una palabra gruesa de sus adversarios, pero no baja la guardia en ningún momento si se trata de descalificar sus políticas, incluso de sacar los colores a los propios.

Íñigo Errejón (Madrid, 1983) dice de sí mismo, en el portal de transparencia de Podemos: «Desde muy pequeño, mis padres me enseñaron siempre los mismos valores: un inmenso cariño por la historia democrática de nuestro país y una profunda convicción por la justicia social». Tal vez por eso, en casi todas sus respuestas hay un reflejo de esos principios. En plena adolescencia, participó en numerosos colectivos sociales y políticos desde el No a la Guerra al movimiento Juventud sin Futuro durante el 15-M, y tras la fundación de Podemos se convirtió en su número dos y portavoz parlamentario del partido.

Aunque apenas han pasado cinco años, desde entonces, ha llovido mucho: se ha deteriorado su relación con Pablo Iglesias, a quien disputó sin éxito el liderazgo; ya no forma parte del núcleo duro de su partido; y aunque sigue dirigiendo la Secretaría de Análisis Estratégico y Cambio Político y su aterrizaje en Madrid fue de emergencia, ha encontrado en la política autonómica un refugio perfecto para demostrar sus tesis, ahora aceptadas por todos, de que Podemos no está llamado a sustituir al PSOE, sino a combinarse con él para expandir la base electoral de la izquierda y desplazar a la derecha.

Dice que Torra es un irresponsable, pero no se puede ilegalizar a la mitad de los catalanes; que Vox es un síntoma pero no la causa de todos los males; y que Podemos debe dejar de engordarles con descalificaciones gruesas y ofrecer alternativas para que frenar la involución que sufre el país. Reconoce que la relación de amistad con Iglesias se ha deteriorado y dice que a su formación la deben de conocer por sus propuestas y no por el chalé de su líder. Su aspiración es ser presidente de Madrid y, a largo plazo, llegar a la Moncloa. Es un animal político en estado puro , una especie de Pepito Grillo, de conciencia crítica llamada a tener grandes cuotas de responsabilidad en la cosa pública.

¿Cómo se define ideológicamente? A Iglesias o a Echenique se les ha llamado comunistas, marxistas, leninistas… Pero a usted muchos le definen como socialdemócrata, ¿es así?

Nos tenemos que dejar de definir con etiquetas ideológicas de hace 20, 30 o 40 años porque ya no son útiles para transformar nuestro país. A mí me guían ideológicamente tres pasiones: una pasión patriótica para que España no se dibuje en blanco y negro, estrecha, intolerante, como algunos la quieren pintar. Somos un país moderno, acogedor, tolerante, solidario, del que yo me siento orgulloso. En segundo lugar, tengo una pasión democrática, porque no hay orden viable y duradero posible si no acercamos los centros de decisión real a la voluntad popular, que hoy está amenazada. La democracia tiene que ser decidida por los ciudadanos y no por unos pocos poderes financieros no elegidos por nadie, que hacen y deshacen a su antojo, condenando a la gente a unas vidas cada vez más precarias y más desordenadas. Y mi tercera pasión es la justicia social.

Vamos, que usted ya no divide a los españoles en ‘fachas’ y ‘rojos’…

No, en absoluto. El combate más importante de nuestro tiempo no es el izquierda y derecha, sino entre democracia y alguna suerte de sálvese quien pueda, de ley de la selva, de tiranía del más fuerte, y eso nos hace retroceder a tiempos oscuros. Si la gente no puede hacer planes de vida, ni formar una familia, ni pagar un alquiler porque tiene contratos precarios, es fácil ser presa de la ansiedad o del miedo, y ahí aparecen fenómenos políticos que están llamando a la puerta y que son horrorosos.

En suma, no se siente insultado cuando algunos socialistas en privado nos dicen: ¡Qué gran candidato se ha perdido el PSOE con Errejón!

No me siento insultado porque me valoren los socialistas; les agradezco el comentario. Pero el PSOE se tendría que hacer mirar por qué durante los últimos años en nuestro país ha dejado de ser la esperanza para mucha gente.

¿Sirve de algo celebrar una reunión en la Generalitat o un Consejo de Ministros en Cataluña con alguien que apela a la ‘vía eslovena’?

Espero que el Consejo de Ministros se pueda desarrollar con normalidad. Y no me parece mal que el Gobierno haga gestos. Pero tiene que ser más valiente: creo que el diálogo es la única vía, aunque no dé resultados inmediatos.

Pero quien no quiere diálogo es Torra, que hace llamamientos a los violentos para que ‘empujen’…

Tenemos que hacer todos un trabajo de distensión, porque la ruptura más importante ha sido emocional, y esas no se reconstruyen ni a golpe de sentencia ni de titulares. Torra es un irresponsable; las declaraciones sobre la vía eslovena son un grave error. No creo que todo el independentismo comparta esas posiciones. Por otro lado, la derecha cree que incendiando mucho el tema de Cataluña va a conseguir votos fuera, y eso también es de una irresponsabilidad manifiesta.

Lambán y Page no son de derechas y piden que se ilegalicen los partidos independentistas llegado el caso…

No se puede ilegalizar a la mitad de la población catalana. Tiene que haber un pacto de convivencia duradero, eso es lo único sensato.

¿Y un ‘superdomingo electoral’, en mayo, que incluyera a las elecciones generales, sería factible?

No creo que haya superdomingo ni adelanto electoral. Los Presupuestos se van a aprobar y las elecciones se van a producir en el orden que estaban establecidas: en mayo las municipales y autonómicas, después las generales. La parte que me toca es construir un proyecto ilusionante para los madrileños; en eso estoy. La Comunidad de Madrid no puede ser la más rica y la más desigual, o ser identificada por la corrupción. No quiero que la nube de palabras asociada a mi Comunidad sea siempre operación, Fiscalía, Guardia Civil, trituradoras de papel… Quiero que sea laboratorios punteros, innovación, cultura, empleo inteligente… Hay alternativas y esperanza.

Oiga ¿Iglesias se presenta a unas primarias sin apenas rivales para ser candidato a La Moncloa porque prevé que habrá pronto una convocatoria de elecciones?

Las primarias a las que se presenta Pablo no parece que vayan a ser muy competidas, y la decisión de convocarlas en este momento se ha hecho invocando la posible premura de un adelanto electoral.

Hablando de Madrid, ¿es casual que en su vídeo de inicio de campaña no parezca la palabra ‘Podemos’ y sí ‘España’ en varios momentos? ¿Tiene intencionalidad política o es casual?

Mi objetivo es Madrid y España. Podemos, en todo caso, es un medio, pero no el fin. Lo más importante es hablar con todo el mundo y no hacerlo para los convencidos. Cuando los propios políticos empiezan a hablar sólo para su parroquia, se quedan envejecidos y ensimismados.

¿En Podemos ‘han puesto sus barbas a remojar’ después de lo ocurrido en Andalucía con Vox?

Lo ocurrido en Andalucía es un toque de atención, y debemos tomar nota, sin aspavientos y sin sobreactuaciones, que sobran. Allí una buena parte del electorado progresista se ha quedado en casa, y eso ha producido un cierto vuelco. Por otro lado, un partido como Cs, que nació para contribuir a la regeneración, se ha unido a una suerte de tripartito que parece tener detrás como maestro de orquesta a Aznar, que está embarcando a los sectores conservadores de nuestro país a una deriva peligrosa.

¿En qué sentido peligrosa?

En el sentido de retrotraernos a aquella idea de España oscura donde unos pocos deciden darnos la condición de españoles o no a los demás. Cuando las cosas no se hacen bien o la gente no siente que haya una alternativa ilusionante, se corre el riesgo de que haya una involución y ese riesgo existe en estos momentos.

Sin embargo, a Vox le ha votado gente que en su día les votó a ustedes, como una forma de rechazo, ¿no?

No creo que Vox haya captado nuestros votos, Ese dato es sólo imaginario, no real.

¿Santiago Abascal es un fascista, como dicen algunos de sus compañeros, o cuanto más le insultan más crece?

No sé si es un fascista; eso habría que pregúntaselo a él. Lo que mejor le define es que es un hijo de Esperanza Aguirre que convirtió a Madrid en un territorio de desigualdad, de una relación mafiosa entre las instituciones y unos pocos empresarios y un desgobierno absoluto. Pero no creo en absoluto que los 400.000 andaluces que votaron a Vox sean fascistas. No me gustan las sobreactuaciones. Vox es un síntoma pero no es la causa de todos los males de nuestro país, y decir eso les engorda. Nosotros en vez de utilizar palabras gruesas, tenemos que concentrarnos en ofrecer alternativas, y en recomponer una España que se nos agrieta. Debemos ser la fuerza que reconstruya y vuelva a coser nuestro país en términos de igualdad.

Si usted finalmente fuera elegido presidente de la Comunidad de Madrid, ¿qué tres medidas de emergencia tomaría?

Nada más llegar, abriría puertas y ventanas, levantaría alfombras y colaboraría con la Justicia para ver quién y cómo ha saqueado las instituciones. Hay que hacer una medida drástica de higiene política y llegar hasta el final caiga quien caiga. Mis prioridades además son: abordar una mejora del Metro y los transportes públicos; afrontar el tema de la vivienda, tanto en la compra como en los alquileres, regulando el precio máximo en algunas zonas, y sacando vivienda de protección oficial a precio de alquiler social porque hay que pinchar la burbuja del alquiler antes de que nos reviente otra vez y la tengamos que pagar todos. Y la tercera medida es recomponer la Sanidad pública, que el PP ha convertido en un foco de corruptelas para regalársela a unos pocos amiguetes. En definitiva, quiero carmenizar Madrid.

Usted querrá eso, pero Podemos ha suspendido de militancia a todos los que integrarán la lista de Carmena…

Me parece un error que Podemos les haya suspendido de militancia. Son buenos compañeros, han sido leales. Algunos llegaron a Podemos cuando no teníamos ni nombre, y para mí sin imprescindibles, y es un error que se les excluya.

¿Cómo se ha valorado el desgaste que ha sufrido la organización por apoyar que Pablo Iglesias se comprara el famoso chalet?

Fue una decisión personal, hicieron una consulta y hoy es una página pasada. Estoy convencido de que se nos valora por la entereza y la fuerza de nuestras propuestas, y no por donde vive o deje de vivir nadie.

¿Qué hay de cierto en que en su partido ‘los que se mueven no salen en la foto’?

En los partidos en general, y no sólo en Podemos, moverse y salir en la foto no es siempre compatible. Esa es una de las causas por las cuales se va alejando poco a poco la ciudadanía. No hay un solo partido donde se seleccione a los mejores para componer las listas y se tenga sólo en cuenta el mérito o la capacidad.

Después de haberle quitado a usted tantas veces de la foto, ¿Pablo Iglesias sigue siendo su amigo?.

Sí, somos amigos, pero es verdad que nos han ocurrido muchas cosas difíciles y dolorosas. Hemos aprendido a conciliar la relación personal y la política y el vínculo de cariño se mantiene, pero es cierto que tenemos cosas que nos separan.

Pues al final, en el duelo entre ustedes, la tesis que ha salido ganando es la suya, la de aproximarse al PSOE y la elaboración de Presupuestos, ¿qué le parece?

El acuerdo con el PSOE y los Presupuestos me parecen bien. Siempre he defendido la colaboración entre fuerzas con puntos en común y es lo que ahora está haciendo Podemos. Rivera o Casado tienen votantes que cobran el salario mínimo y a los que sin duda les vendrá bien que se eleve a 900 euros, que es la mayor subida en la historia de la democracia. Eso es bueno, es justo, y reactiva la economía porque inmediatamente ese dinero se va al consumo, a las pymes y a la creación de empleo. Estos son unos Presupuestos que cuadran, son justos, y se recuperan derechos que se han arrasado durante la crisis.

Y si no se aprueban, ¿el Gobierno puede mantenerse con los del PP a golpe de Real Decreto?

Hay cosas que se pueden hacer así, como la subida del salario mínimo. Pero otras muchas es imposible hacerlas sólo a golpe de Real Decreto. Creo que se van a aprobar, lo cual es una buena noticia no para los partidos, sino para las familias españolas que más han soportado sobre sus hombros el peso de la crisis y de las políticas injustas del PP.

De momento van a subir también el salario a los funcionarios el 2,25%, por encima del IPC…

Ése fue un acuerdo del anterior Gobierno con los agentes sociales. A mí me parece bien que seamos competitivos no mediante una devaluación salarial, sino con una subida que aumente la capacidad de consumo de los hogares y apueste por más diversificación en nuestra estructura productiva, y por la economía del conocimiento. Creo que la economía de España va bien si a la gente corriente le va bien, y por ahí tienen que ir las cosas.

¿Es cierto el mantra de que subir los impuestos es de izquierdas y bajarlos de derechas?

Esa cuestión así planteada es engañosa. No se trata de subir los impuestos, sino de que los paguemos todos por igual. Las pymes, los autónomos, los pensionistas pagan lo que deben, pero en ocasiones unos pocos privilegiados no. En Madrid por ejemplo hay 4.000 personas que dejan de pagar 1.000 millones anuales. Los que más tienen no pueden ponerse por encima de la ley. Y si la ley les permite ser más insolidarios que cualquier ciudadano de a pie, cambiémosla porque es bueno para todos.

¿Los empresarios tienen motivos para tener miedo a Podemos o es otro mantra más?

En modo alguno deben tener miedo a Podemos. A lo que le tienen que tener miedo es a que caiga la demanda y la capacidad de consumo, a que no puedan trabajar para las Administraciones Públicas si no son amigos del partido de turno, o a que las empresas públicas paguen tarde y mal. Los empresarios deben tener miedo a tener un país desecho, descosido o fragmentado. Nada ha hecho más daño a los empresarios de este país que una economía basada en los pelotazos y el favoritismo.

¿Cuánto se ha arrepentido de haber dicho que «en Venezuela se come tres veces»?

Ya lo he aclarado. Dije y reitero que Venezuela es un desastre, y para mí no es, en modo alguno, un modelo para nuestro país. No quiero el modelo de Venezuela ni para mi país ni para mi gente, así de claro.

¿Piensa que hay que mantener la prisión permanente revisable para evitar casos terribles como el de Laura Luelmo o se necesitan otras medidas?

La discusión no puede ser sólo sobre los castigos una vez que las mujeres han sido asesinadas, sino para evitar que las sigan matando. Desgraciadamente, nos hemos acostumbrado a que cada semana asesinen a mujeres y nos digan los datos como te cuentan el dato climatológico. En cualquier otro caso estaríamos hablando de una alarma nacional. Yo nunca he sentido miedo a salir a correr, ni en volverme solo a casa a las 3 de la mañana, mientras mi madre, mis amigas, mis compañeras, en algún momento de su vida sienten miedo. No quiero un país así ni para mis hijos ni para mis hijas. A esto hay que ponerle fin y no sólo con lazos y minutos de silencio, sino con presupuesto para que haya más juzgados especializados, más agilidad en los casos y más protección para las mujeres.

Oiga, ¿y usted que es un ‘animal político’, además de aspirar a presidir Madrid, no aspira a ser presidente del Gobierno de España?

Es una hermosa aspiración llegar a ser presidente del Gobierno de tu país, pero mi prioridad ahora es gobernar la Comunidad de Madrid, porque el desgobierno y el descontrol en que está sumida esta comunidad la tiene maniatada en una chapuza permanente y hay mucho por hacer.

Fuente https://www.eleconomista.es/politica/noticias/9596741/12/18/Inigo-Errejon-Venezuela-es-un-desastre-y-no-es-un-modelo-para-nuestro-pais.html

Te podría interesar

Siete meses después vuelve a haber venezolanos en el Málaga

MARIANO POZO DIARIO AS Juanpi y Mikel Villanueva son rescatados por Víctor. Último precedente. El 13 …