viernes , diciembre 14 2018
Home / Arte y Cultura / Caraqueños mantiene la tradición del Nacimiento
ArmaTuHallaca

Caraqueños mantiene la tradición del Nacimiento

pesebre casa de la pastora. fotos Venancio Alc‡zares

La familia de Roberto Mora, quien habita en la parroquia La Pastora, realiza un nacimiento desde hace más de 50 años. La tradición viene de generación en generación.

Luigi Ramírez

El origen del pesebre en Venezuela proviene de las tradiciones españolas inculcadas durante el proceso de la colonización. Es por esta razón que a lo largo de la historia instalar nacimientos en los hogares se fueron adaptando a las reinterpretaciones que ahora caracterizan la Navidad Latinoamericana y especialmente la caraqueña donde se mantiene esta tradición.
Es así como familias como la de Roberto Mora, quien habita en la parroquia La Pastora, realiza un nacimiento desde hace más de 50 años. La tradición de la familia Mora viene de generación en generación. Cuando Roberto era pequeño, su tío Ángel Marino, poseía un nacimiento y se lo obsequio invitándolo a seguir con ese costumbre, incluso cuando él no estuviera y así sucedió.
Años después la familia Mora, honró esta palabra y en la actualidad, este nacimiento ubicado en la entrada de la residencia ocupa tres de las habitaciones del lugar, donde cada año, Mora y su familia le agregan algo nuevo.
Ochenta piezas conforman esta obra de arte, traídas por Marino, tío de Mora, desde España y miden unos 30 centímetros. En las mismas se detallan escenas desde el nacimiento hasta la huida a Egipto entre otros pasajes bíblicos.
Luz Barrios, hija de Mora, vive allí desde hace más de 26 años de edad, y forma parte de una de las niñas quienes se formaron en la antigua Casa Hogar Nuestra Señora de Guadalupe en La Pastora.
 Para ella lo más importante es el rescate de las tradiciones ya que son un gran legado para la sociedad. En la actualidad la casa, fue donada a una fundación católica, que se encarga del lugar.
 Otro nacimiento de gran tradición, está ubicado en Brisas de Propatria, en el sector la Inmaculada. Se trata de una iniciativa de Pausolino Márquez quien era nativo de una comunidad de apenas cinco familias en el estado Mérida llamada la Zarza. Trajo consigo la tradición del nacimiento conjuntamente con la Paradura del Niño, costumbre propia de los pueblos andinos.
Josefina Márquez quien junto a su padre, fueron fundadores de la Capilla la Inmaculada, narró: “para nosotros la tradición del nacimiento y la paradura comenzó desde el matrimonio de mis padres en diciembre de 1920. Su amor a la sagrada familia de Nazaret y su imitación, fue el mejor ejemplo y regalo que nos dejó. El fue un hombre de profunda fe y entrega abnegada al servicio de la comunidad”, expresó Josefina.
 Recordó que su padre fue uno de los colaboradores, en la construcción de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, en Santa Cruz de Mora en Mérida. En la actualidad Rita Márquez junto a Pastor Méndez y la familia Nova Márquez (nieta y bisnieta de Pausolino), son los encargados de realizar el pesebre, en la iglesia Santa Cruz.
PARADURA DEL NIÑO LLEGÓ AL OESTE
 Desde hace más de 50 años la familia Márquez,celebran fielmente la Paradura del Niño en Brisas de Propatria, tradición venezolana que se acostumbra realizar en Los Andes entre 1ero de enero y 2 de febrero.
Esta actividad llegó a esta comunidad del oeste capitalino. “Consiste básicamente en una gran fiesta de Dios que por amor se ha hecho niño” comentó Teotiste Márquez. “Se canta el rosario,se pasea al niño,terminando en un compartir, y a los padrinos del niño son bautizados como compadres”,comentó.
En esta comunidad se realiza todos los años y la tiene a cargo la familia Marquez. La idea es mantener esta tradición, dijo Teotiste.

Te podría interesar

Nos mataron de la risa y ahora nos hacen llorar

El humor venezolano siempre ha sido una insignia en el mundo del entretenimiento, y es …