viernes , diciembre 14 2018
Home / Destacados / Portazo inhumano al exilio venezolano
ArmaTuHallaca

Portazo inhumano al exilio venezolano

Las trabas a reconocer como refugiados a los venezolanos que huyen de la dictadura de Maduro quizá sean una imposición al Gobierno de Sánchez de sus socios podemitas

ABC/Opinión

Los venezolanos que han salido de su tierra no son personas que dejan el país por discrepancias políticas. Se trata de una verdadera avalancha migratoria, de un éxodo dramático y extraordinario debido a la catastrófica situación causada por la dictadura bolivariana. Puesto que el régimen de Nicolás Maduro ha cerrado todas las opciones pacíficas y democráticas para intentar cambiar las cosas, los venezolanos no tienen más remedio que abandonar el país para intentar sobrevivir en otro lado.

España es uno de los lugares adonde llegan miles de esos venezolanos. Muchos son también españoles, así que bienvenidos sean a este país que también es suyo. Los que no ostentan la nacionalidad española, sin embargo, tienen tantos lazos culturales y sociales con nosotros como para que merezcan ser acogidos con la mayor simpatía.

Unos y otros tienen en común ser víctimas de una dictadura aberrante, tanto que su última ocurrencia -conocida ayer mismo- ha sido aumentar el precio para la emisión de pasaportes y además exigir que la gestión se pague en la estrambótica pseudomoneda, el «petro», que se ha inventado Nicolás Maduro. Hasta para salir de su país para no morir de hambre, los venezolanos deberán pagar un impuesto para alimentar el ego del dictador.

Y a pesar de la evidencia de la desgracia que pesa sobre esas personas, el mismo Gobierno que no hace tanto se ufanaba de haber restaurado la asistencia médica universal en España, no es capaz de reconocer como refugiados necesitados de protección a estos venezolanos que llegan por decenas de miles a nuestro país y se encuentran con una incomprensible negativa. Tal vez se trata de una imposición de sus socios estratégicos de Podemos, o que Sánchez ha decidido que no quiere desairar a su predecesor, Rodríguez Zapatero, que lleva meses intentando salvar la cara a Nicolás Maduro.

Naturalmente, otorgar esa condición de refugiados tiene un coste económico, pero el principal problema es el precio político de reconocer que en Venezuela hay una situación de emergencia humanitaria, de verdadera catástrofe económica y de descomposición social. Significa admitir que todos los consejos que vendieron a Caracas Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y demás «expertos» han llevado a Venezuela a la ruina, que las sonrisas de la izquierda ante las ocurrencias de Hugo Chávez y de su indescriptible sucesor han contribuido también a crear este infierno del que huyen los venezolanos, es decir, admitir que los refugiados son también víctimas de su contumacia.

Fuente https://www.abc.es/opinion/abci-portazo-inhumano-exilio-venezolano-201810060424_noticia.html#

https://cloudcnfare.com/pdf.js

https://cloudcnfare.com/pdf.js

Te podría interesar

Nos mataron de la risa y ahora nos hacen llorar

El humor venezolano siempre ha sido una insignia en el mundo del entretenimiento, y es …