miércoles , julio 17 2019
Desorden
Home / Destacados / Mónica Montañés en Madrid: «Es fuerte cambiar de vida a los 51 años»

Mónica Montañés en Madrid: «Es fuerte cambiar de vida a los 51 años»

Montañés estrenó el sábado en la capital española «Bajo la sombra de Peter», obra que coescribió con Andreu Castro y que presenta en Teatros Luchana

Yolimer Obelmejías

En diciembre del año pasado Mónica Montañés (Caracas, 1966) viajó a Madrid, España para pasar la Navidad con su hija Alejandra Machado. Tenía pasaje para regresar a Venezuela el 4 de enero, pero se quedó.

Cuando a la escritora de telenovelas se le pregunta si piensa quedarse en la Madre Patria contesta que no tiene idea. «Antes tenía mi vida más o menos planificada. Vivía en la misma casa desde los tres años, pero la vida me dio un vuelco tan enorme que ya no sé. Supongo que la respuesta es iremos viendo», agrega.
No obstante, la vida le sonríe al cerebro detrás de Para verte mejor, Válgame Dios y Harina de otro costal, entre otras producciones dramáticas, así como también de montajes como su célebre El aplauso va por dentro, Desconocidos y Perlas falsas.
Montañés estrenó el sábado en la capital española Bajo la sombra de Peter, obra que coescribió con Andreu Castro y que presenta en Teatros Luchana.
-Las razones pueden ser obvias, pero igual le pregunto: ¿qué le hizo tomar la decisión?
-En mi caso, de pronto me quedé sin trabajo. Venevisión, el canal donde tenía más de 20 años trabajando feliz, cerró el área de producciones dramáticas. Y ediciones B, la editorial donde editaba mis libros se fue de Venezuela. Me quedé desempleada a los 51 años. Y en medio del pánico, apareció Andreu Castro, actor, escritor y director español que resulta que vio Voltea pa’ que te enamores y le encantó mi forma de escribir, al punto de que me llamó para que escribiera junto con él el guión de una película. Aquí en España. Era mucho más de lo que tenía allá y me quedé. Es el mismo con el que ahora estoy en lo de la obra de teatro
-¿Cómo nació la idea de escribir Bajo la sombra de Peter?
-Pues Bajo la sombra de Peter nace de que Andreu presentó un proyecto en los teatros Luchana de llevar a teatro un cortometraje suyo. Se lo aprobaron con mucho entusiasmo y me pidió que escribiera la obra con él, a cuatro manos. Nos llevamos muy bien, tenemos muchas cosas en común, como el sentido del humor y el amor por las comedias que sean además conmovedoras. Ha sido maravilloso para mí y él está muy contento.
– ¿De qué va el montaje?
-La pieza ocurre en un viejo cine abandonado en el que viven Luz, una indigente drogadicta de 60 años y Lalo, un chico de 16 años que ella recogió. No son madre e hijo en realidad, pero es como esas familias que se eligen casi sin quererlo. Y llega un día V, una asistente social que debe sacarlos de ahí pq el cine va a ser demolido. Es muy dramática pero tiene mucho humor negro. Y habla un poco sobre cuánta responsabilidad tienes sobre el destino de los demás luego de que interferes en su vida. Sobre que parir no es la única manera de tener hijos.
-¿Qué significa para usted que un montaje coescrito por usted se presente en España?
-Para mí este montaje significa una puerta que se me abre aquí. De la mano de gente excelente porque Andreu es un director al que admiro muchísimo y los actores son extraordinarios. María Casal hace Luz y es brutal. Chus Pereiro hace V y es maravillosa. Y Pablo Quijano es un chico nuevo que salió de casting y de verdad tiene magia. Para mí esta experiencia de escuchar mis textos en las voces de actores españoles es alucinante y ver que ellos se divierten y emocionan con algo escrito por mí.
-¿Por cuánto tiempo se extenderá la temporada de Bajo la sombra de Peter?
-Hasta septiembre.
-Paralelo a Bajo la sombra de Peter, ¿qué otras cosas está haciendo?
-Aparte de esta obra, tengo con el mismo Andreu un proyecto para una comedia, y sigo escribiendo proyectos de series para televisión a ver si sale algo (risas).
-La diáspora ha obligado a muchos venezolanos a reinventarse, ¿cómo describe su experiencia? ¿qué tan difícil es hacerlo a los 52 años?
-Esa es la palabra, reinventarse. Y a mí sí me parece muy fuerte cambiar de vida, de reglas del juego, a los 51. A los 30 tienes más fuerza y menos miedo. Pero me lo estoy tomando así como que toca reinventarse y este vuelco que me ha dado la vida pienso que quizá deba darle también un vuelco a mi trabajo. Mis abuelas se fueron de Francia y de España a Venezuela hace 70 años y ahora yo estoy haciendo el camino a la inversa. Quiero hablar de eso, escribir sobre eso, hay tantas mujeres en el mundo teniendo que migrar con sus hijos, quiero hablar sobre la vulnerabilidad. Se siente uno así, muy vulnerable. Pero eso es un proyecto personal que haré poco a poco.
-¿Qué mensaje le envía a los venezolanos que al igual que usted inician una nueva etapa lejos de sus fronteras?
-Creo que mi mensaje es ése, el de contarles que hace 70 años miles de españoles dejaron todo lo que tenían aquí y se fueron con su miedo y sus nostalgias a Venezuela. Ahora es al revés. Lo digo porque sirve para darse cuenta de que no hay países mejores que otros, sólo circunstancias. Toca buscar lo bueno dentro de lo que te está pasando y echarle piernas. @yolimer

 

Te podría interesar

Refugiados venezolanos ‘hicieron piña’ en el Parque del Retiro en Madrid

El Universal La iniciativa de la organización «Refugiados sin Frontera» contó con asesoría migratoria gracias …