sábado , agosto 18 2018
Home / Curiosidades / Cambió España por Venezuela. Un extranjero vive la crisis venezolana en ‘una burbuja’

Cambió España por Venezuela. Un extranjero vive la crisis venezolana en ‘una burbuja’

Tras 17 años viviendo en España, el vlogger colombiano Edison Monroy decidió hacer las maletas y mudarse a Caracas.

Monroy decidió seguir a su novia venezolana de regreso a casa. Ella, propietaria de un pequeño negocio en Venezuela, le había comentado que se podía “vivir bien” con mucho menos dinero que en el país europeo.

Antes de aterrizar en Venezuela, Monroy se sentía “bastante confundido”.

“Por un lado me decía mi novia que es un país en el que, a pesar de los problemas, se podía vivir bien; por otro lado, en las noticias se hablaba de que es un país extremadamente peligroso, en el que todos los negocios estaban quebrados y desabastecidos”, dijo.

Algunos —como en el que explica que un euro bastaría para llenar diariamente el tanque de gasolina durante 30 años— han alcanzado más de medio millón de visitas.

El colombiano dijo en un correo electrónico a el Nuevo Herald que la vida en Venezuela para los turistas o las personas que obtengan sus ingresos en divisas extranjeras “es comparable a la vida que puede llevar una persona de clase media-alta en un país desarrollado, salvando las diferencias”.

Sin embargo, reconoció que la vida en Venezuela es muy variable, dependiendo de a quién se le pregunta, ya que la crisis político-económica que se vive en el país afecta “en mayor medida a la clase media-baja”.

Los expertos se muestran preocupados ante la brecha —cada vez más grande— entre ricos y pobres. Venezuela atraviesa una profunda crisis económica que se traduce en hiperinflación y escasez de productos. A finales de julio, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó una inflación anual de hasta 1,000,000 por ciento en Venezuela antes de acabar el año.

La previsión anterior para el mismo periodo, anunciada en abril, era de un 13,000 por ciento.

Monroy, el vlogger, dijo que esto demuestra el acelerado proceso de devaluación del bolívar respecto a divisas extranjeras, que provoca que “lo que es sumamente caro para un venezolano de a pie sea ridículamente barato para un extranjero o persona que gane en moneda extranjera”, dijo.

Con dinero “puedes conseguirlo”

Monroy dijo que al igual que hay supermercados “vacíos y abandonados por completo”, también hay supermercados en los que se puede encontrar prácticamente de todo. Sin embargo, el problema está en quién puede permitirse dichos productos, continuó.

“Que haya comida no quiere decir que sea accesible para todo el mundo, puesto que para muchísimas personas los precios en bolívares son inasumibles”.

Dos libras de carne cuestan alrededor de 5 millones de bolívares ($1.40), aproximadamente el salario mínimo mensual en el país, dijo el colombiano.

El precio de la vivienda está por los suelos para aquellos que cobran en moneda extranjera. Un apartamento puede oscilar entre 10 y 50 euros (de $11.60 a $58.35) al mes en una zona de clase media, y entre 50 y 100 euros (de $58.35 a $116.70) en una zona de clase alta, según Monroy.

Una cena en un buen restaurante puede salir 10 veces más barata en Venezuela que en Europa, y un mes de internet —aunque “bastante malo”— puede costar menos de un euro, por ejemplo.

Sin embargo, aún teniendo el poder adquisitivo para ello, hay cosas difíciles de conseguir, como los medicamentos, que son “más caros y escasos” o el transporte, dijo.

“Ves a la gente subirse en camiones como si fuera ganado”, relató Monroy. “A pesar de que la gasolina prácticamente es regalada, los repuestos [de automóviles] en bolívares tienen precios inaudibles y los vehículos averiados no pueden ser arreglados”.

.mcclatchy-embed{position:relative;padding:40px 0 56.25%;height:0;overflow:hidden;max-width:100%}.mcclatchy-embed iframe{position:absolute;top:0;left:0;width:100%;height:100%}

El colombiano dijo que no quiere que sus seguidores piensen “que la situación en Venezuela está bien”.

Los que cobran en moneda extranjera viven “en una burbuja comparado a la vida que llevan millones de personas aquí, personas que no ganan la suficiente cantidad de bolívares para poder sobrevivir y llevar una vida decente”. Los venezolanos siguen teniendo que “hacer largas colas para comprar productos regulados, buscar otras fuentes de ingresos para poder comer e incluso hacer trueques para conseguir dinero en efectivo”, agregó.

Esto ha provocado la salida del país de 1.6 millones de venezolanos en los últimos dos años, según estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones, asociada a las Naciones Unidas. La nueva previsión de inflación del FMI, que demuestra la magnitud de la crisis, podría aumentar las consecuencias migratorias para los países vecinos, según el organismo.

Venezuela, un “hermoso país” que deberían visitar

En cuanto a la seguridad en el país, un tema muy discutido, Monroy dijo que, aunque no se puede comparar con España, “tampoco es como dice la gente, que te van a robar, a secuestrar o matar en cada esquina”.

“Claramente hay que tener precauciones, pero en el tiempo que llevo en Venezuela no he tenido problemas con la seguridad”, dijo.

No obstante, varios países, como España o Estados Unidos, desaconsejan viajar a Venezuela. En el último informe del Institute for Economics and Peace, que publica el Índice de paz global 2018, Venezuela se sitúa en la posición 143 de un total de 163 países. Además, según el último ranking anual del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México, Caracas es la segunda ciudad del mundo con más homicidios per cápita.

Sin embargo, el vlogger colombiano quiere utilizar la plataforma de vídeos para hablar sobre el turismo en Venezuela, y poner su “granito de arena” en fomentarlo, ya que esto “podría ayudar a muchas familias que viven de ello”.

“La idea es grabar lo que veo y mostrar no solo las cosas malas, sino también las cosas bonitas y el potencial que tiene este hermoso país”, dijo. “Pienso que muchas personas se ha centrado solo en lo malo y han olvidado que todavía quedan cosas maravillosas y que hay grandes personas”.

Te podría interesar

Uruguay es un pequeño refugio para los venezolanos

En el 2017 Uruguay emitió 3.248 residencias permanentes a ciudadanos venezolanos, quienes ocuparon el primer …