sábado , diciembre 7 2019
Mandalo2018 950x250
Home / Destacados / Pío Moa: La perspectiva venezolana en España

Pío Moa: La perspectiva venezolana en España

LA GACETA/Opinión

P. Dice ud que la victoria de Sánchez será efímera…

–No he dicho eso. Puede serlo y  puede consolidarse un nuevo frente popular. Hay que contemplar varias posibilidades. La tendencia más natural de Sánchez y sus apoyos es a un frente popular, que fue una alianza entre quienes querían disgregar España y quienes querían implantar un régimen totalitario.  Mucha gente cree  eso imposible ahora, porque la Constitución y las normas democráticas lo impedirían, pero no hay tal. Ni el PSOE ni los separatistas ni la ETA ni  Podemos son partidos constitucionales o democráticos,  son radicalmente antidemocráticos y más aún antiespañoles. Saben retorcer las leyes según les convenga y bautizar sus desmanes con nombres bonitos y no van a respetar la Constitución ni las libertades. No está en su naturaleza.  Puede comenzar así un proceso a la venezolana, cuyas condiciones han creado ya Zapatero y Rajoy. Hay mucho frívolo que cree eso es imposible en España, olvidando que lo mismo decían muchos venezolanos antes de Chávez y Maduro. Además, ese conglomerado de grupos realmente delincuentes, no tienen enfrente una democracia  consolidada, porque un régimen que admite la ley de memoria histórica o las leyes de género, no es una democracia real, o si lo prefiere, es una democracia en seria involución.Ni tienen enfrente a partidos democráticos, porque tanto el PP como Ciudadanos admiten las leyes totalitarias de memoria histórica y de género, y ambos están por satelizar aún más a España a la OTAN y a Bruselas. Cuando hablan de “bloque constitucionalista”, es para echarse a reír.  Todos los partidos, empezando por el PP, han pisoteado a fondo la Constitución por un lado o por otro. Y VOX es todavía demasiado débil para desempeñar un papel eficaz de barrera

P. Por consiguiente, según su análisis, estamos ante un nuevo frente popular y un proceso a la venezolana.

–Estamos ante esa posibilidad, muy real. Pero podría no ocurrir, pues los partidos que apoyan a Sánchez tienen intereses muy diversos, como pasó en el Frente Popular histórico. Así que para conservar el poder tendrán que insistir en el enemigo común, que es la unidad nacional y la democracia. Y la palanca o ariete  que vienen usando desde hace mucho y usarán aún más, es el antifranquismo. Dado el ínfimo nivel del análisis político y la escasísima sensibilidad democrática en España, casi nadie se ha percatado del peligro de la renovada ley de memoria histórica, que hemos parado momentáneamente entre muy pocos (el PP no la paró, dijo simplemente que no había presupuesto). Ahora, con las pandillas de Sánchez en el poder, puede volver. Casi nadie ha señalado que esa ley es radicalmente antidemocrática y anticonstitucional, casi todos creen que se limita a condenar el franquismo y que así tampoco será muy dañina. Pero por una parte la condena al franquismo supone la falsificación radical de la historia, el imperio de la mentira y la calumnia, lo que viene muy bien para socavar a España, porque franquismo y españolismo se identifican claramente; y por otra parte esa condena solo puede imponerse destruyendo las libertades más elementales  que todavía quedan, de expresión, opinión, etc.  El análisis político en España apenas supera el nivel del cotilleo, con muy pocas excepciones. Vengo insistiendo en que el antifranquismo es el cáncer de la democracia y de la unidad nacional, pero por lo visto nadie lo entiende. Y sospecho que las mafias políticas de Sánchez, porque son verdaderas mafias, van a apretar el acelerador en esa dirección.

¿A qué atribuye usted esa debilidad de análisis?

–Muy pocos analistas ven las cosas con perspectiva histórica. Y muy pocos conocen la doctrina y motivaciones de los enemigos de España. Por eso todo resulta muy superficial, poco más que cotilleo. Pocas excepciones. De ahí que la experiencia histórica apenas sirva de nada, pase sin dejar ninguna lección

Nacionalismos vasco y catalán,Los (Ensayo)El derrumbe de la segunda república y la guerra civil: Edición Aniversario (Ensayo)

P. Hay un aspecto que ud olvida: la UE no puede consentir una venezolanización de España

–Lo tengo en cuenta. A la UE no le conviene, pero  de ahí a que no pueda consentirlo  o que pueda  impedirlo hay un gran trecho. Igual que los separatismos: no le convienen, pero si España no  resuelve el problema, la UE no lo hará. Es más, si observa la conducta de los medios de masas en esos países “amigos y aliados” de la UE, verá que apoyan mucho a los golpistas. Porque no se puede respetar a un país con unos gobiernos que toleran la invasión de su territorio como en Gibraltar, que rinden pleitesía a los invasores y los consideran “aliados y amigos”, y que además  llevan decenios apoyando y financiando los separatismos, un caso único en el mundo. Además la propia  la UE está en crisis, en involución. Sus principales señas de identidad son hoy la tiranía LGTBI, la cristianofobia y similares. La situación deberá resolverse en España.

P. Pero según usted, no hay fuerzas que se opongan a un proceso a la venezolana.

–Sí las hay. En parte puede hacerlo Ciudadanos, que, como dije,  es un partido LGTBI, pro memoria histórica y prodisolución de España en la UE,  pero que en cuanto al separatismo es o parece bastante contrario. Y como está subiendo como la espuma según las encuestas y puede convertirse en el partido más votado, puede frenar el proceso al menos en el aspecto de la disgregación del país. VOX es mucho mejor, sin duda, y creo que todos debemos hacer un esfuerzo por apoyarlo e impulsarlo, en lugar de sabotearlo como hacen muchos “patriotas” de la nada. De todas formas lo que convencionalmente llaman derecha, que ahora mismo son los partidarios de la unidad nacional,  de las libertades y de una moral no LGTBI,  padecen un déficit intelectual considerable. Por “derecha” no entiendo en absoluto al PP, que se ha revelado en estos siete años como el auxiliar más eficaz de los grupos que ahora le han echado del poder. Ha sido un caso de justicia poética, bien ilustrado por el trato despectivo de un macarra como Monedero a la repulsiva  maquiavelilla de aldea Soraya. Esa derecha es VOX, y dada la situación política tan fluida que se ha creado, podría convertirse rápidamente en un partido realmente importante. La sensación de peligro es muy fuerte en mucha gente, y podría generar una movilización suficiente para impedir lo peor. Pero lo peor es muy posible, y sería de necios no tenerlo en cuenta. Por otra parte, como decía creo que Keynes, no suele suceder lo ineluctable, sino lo imprevisible.

Fuente https://gaceta.es/opinion/la-perspectiva-venezolana-en-espana-20180602-1331/

 

Te podría interesar

Llegó a Venezuela novedoso emprendimiento financiero que busca apalear situación de los venezolanos

Los mercados financieros existen desde hace más de 20 años y, en la actualidad muchas …