martes , enero 28 2020
Anis Cartujo
Home / Colaboradores / Estar presentes – en la sociedad de la distracción

Estar presentes – en la sociedad de la distracción

La Atención es el capital más valioso que tengo para pagar mi libertad interior. Pregúntate: Si, Tienes la paciencia para esperar hasta que el barro despeje y el agua se vuelva transparente? Puedes esperar hasta que la acción justa y correcta surja por sí sola?”

Tao Te Ching

Recientemente me preguntaron en alguno de los talleres que imparto de Mindfulness,  sobre la necesidad de estar Atentos y como evitar las distracciones. Mario, no percibía que en su vida hubiera un exceso de estrés ya que una de las aplicaciones de Mindfulness es precisamente esa, la reducción del estrés. No, Mario, al igual que otras lo que más perciben que les falta es la capacidad de Prestar Atención, que fácilmente su mente-cerebro- se pierde y divaga, que se distraen con la infinidad de tareas, asuntos y demás pensamientos que circulan por nuestro espacio mental. Y claro, las técnicas de Mindfulness o Atención Plena pueden ser muy efectivas para esto.

Ahora más que nunca, vivimos en un mundo lleno de distracciones y bajo un bombardeo constante de estímulos e información, y esto afecta nuestra capacidad de concentración y atención. Más allá del sobrediagnosticado TDA que actualmente estamos viendo (y que merece un artículo aparte), la Distracción es la reina de los nuevos tiempos: adolescentes y adultos constantemente mirando y escribiendo mensajes mientras andan por la calle, en el transporte público, en el restaurante compartiendo mesa con amigos; consultando las redes sociales, fotografiando y colgando todo lo que pasa, con pantallas de uso individual en la habitación, etc. Conectados constantemente de forma virtual, y desconectados del mundo exterior. Independientemente de cómo impacta todo esto en la forma de comunicarnos (entre adultos, adolescentes y familias, entre adolescentes), lo que sí parece es que nos pasa factura a muchos niveles.

Buda,  decía que “Los desorientados actúan inadvertidamente. El sabio custodia su atención como si fuera su tesoro más preciado”. La tecnología nos aporta muchas cosas positivas, y a la vez también tiene muchos riesgos, sobre todo si no se hace un buen uso de ella. Por eso, es importante poner límites y crear hábitos, teniendo en cuenta que

  1. La tecnología virtual tiene que servir para acercarnos a los que tenemos lejos, y no tiene que alejarnos de los que tenemos cerca..
  2. Somos nosotros quienes tenemos que controlar la tecnología, no al revés. Porque si no, seremos menos libres.

Si vamos con el Piloto Automático, nos perdemos muchos momentos, y a la vez, malgastamos mucha energía. Y lo más grave, es que carga y tensiona nuestro sistema nervioso, el cual no está preparado para la actual sobrecarga y velocidad de recepción de mensajes e imágenes.

William James, ya escribió en su “Principios de la Psicología” en 1890 que “La capacidad de devolver de forma voluntaria una atención andante, una y otra vez, es la base del discernimiento, del carácter y de la voluntad. Nadie es amo de sí mismo si no la tiene. La educación que permitiera mejorar esta capacidad sería la educación por excelencia”. Ciento veinticinco años después, estas palabras son más vigentes que nunca, puesto que actualmente las personas (y especialmente los adolescentes) estamos actuando en “modo multitarea”: yendo de lectura en lectura sin acabar ninguno, saltando de pantalla en pantalla, hablando por teléfono mientras respondemos un email. Es decir, dividiendo y reduciendo la CALIDAD DE LA ATENCIÓN.

¿Cómo ganar Concentración y prestar atención en aquello que realmente es importante?

  1. Identifiquemos nuestros hábitos distractores, que nos roban tiempo y energía (un estudio habla que consultamos el móvil una media de 150 veces al día). ¿Tenemos el email abierto mientras trabajamos?, ¿tenemos el móvil cerca cuando estudiamos, y nos avisa cada vez que llega cualquier mensaje?…
  2. Pongamos control a los hábitos distractores:silenciando el móvil durante un rato o dejándolo en un lugar apartado de la mesa del comedor o de la habitación, mientras hacemos alguna actividad concreta, cerrando pestañas, marcando el tiempo que dedicaremos a consultar o buscar algo en internet, etc. Es decir, haciendo saltos tecnológicos o desconexiones temporalizadas de forma intencionada. Al comienzo lo podemos hacer por periodos más cortos que podremos ir alargando después, si así lo decidimos. Aplica lo mismo a la TV, a las personas energivoras y a aquello que en exceso consume tu Tiempo.
  3. Creemos fases de Concentración – Relajación:Marquemos un objetivo claro –por ejemplo, 2 horas para hacer una cosa. Para no estar pendiente del reloj, se puede utilizar un temporizador. Cuando haya pasado el tiempo, descansemos o hagamos una pausa que nos permita desconectar de aquello que estábamos haciendo.
  4. Practiquemos la meditación Mindfulness: Varios estudios (Univ. California, Univ. Harvard, Univ. Yale, entre otras) avalan el poder de su práctica regular, y muestran evidencias científicas de sus efectos en el cerebro. Mindfulness es una habilidad entrenable que mejora la atención y concentración, y esto es clave para el aprendizaje, el rendimiento profesional y académico, las relaciones personales y para la salud y bienestar.Por este motivo, el Mindfulness o atención plena está siendo de interés y aplicación en ámbitos tan distintos como el empresarial, el deporte de competición, el educativo y la salud.

Daniel Goleman, el psicólogo impulsor y divulgador de la Inteligencia Emocional, en su libro “Focus, desarrollar la Atención para alcanzar la excelencia”, defiende que más allá de los beneficios para la salud (reducción del estrés y ansiedad), el entrenamiento de la atención, permite desarrollar habilidades que son muy importantes a la etapa adolescente:

– A nivel cognitivo, mejorando la memoria y la capacidad de atención, la toma de decisiones y de aprendizaje. – A nivel socioemocional, mejorando la empatía, la autoregulación y las relaciones personales.

Cada vez hay más centros educativos que forman al profesorado para que puedan aplicarse ellos mismos el Mindfulness, para posteriormente, aplicarlo en el aula con los alumnos. Actualmente se está haciendo un estudio en Reino Unido dirigido por un grupo de Neurocientificos y que durará 7 años para analizar el impacto de la práctica del Mindfulness en adolescentes. Reino Unido se convirtió en el primer país en el 2017, que desde el Eje Gubernamental mediante la Iniciativa aprobada en el parlamento Británico que está aplicando Mindfulness como requisito para los trabajadores y parlamentarios, que mediante Instructivo impulsa que Mindfulness entre a la sociedad iniciando en el Área de Salud y de Educación, aportando recursos para ello.

Tener una mente también en forma requiere dedicarle tiempo y atención, y el Mindfulness es una forma contrastada y probada para hacerlo posible. Anímate a participar en alguno de nuestros talleres de entrenamiento en Mindfulness. Aunque es algo muy actual y muy moderno, el Mindfulness tiene sus raíces en el pensamiento budista, hace más de dos mil años. Y si queremos definirlo con una frase corta, se trata nada más y nada menos que de prestar atención al presente y evitar las distracciones. El Mindfulness pretende entrenar la atención. En nuestra época nos bombardean los correos, nos aparecen mensajes de alerta y el entretenimiento está a un golpe de ratón o a un toque en la pantalla. Nunca ha sido más fácil perder la concentración. El Mindfulness rescata las enseñanzas budistas para enseñarnos a focalizar nuestra atención sobre lo importante.

Por mucho talento que tengas, si no atiendes a lo que tienes que atender, no vas a llegar muy lejos. Si para llegar de un punto A a un punto B, te vas saliendo un ratito para ver qué hay en cada arbusto y en cada arroyo, tardarás mucho más que alguien que se concentre en ir directamente, sin mirar a los lados del camino. No hay que rebuscar en ninguna sentencia de Confucio ni en ninguna frase extraída de un remoto país asiático. En nuestra cultura tenemos un refrán que puede definir esas distracciones: «quien mucho abarca, poco aprieta». El Mindfulness nos enseña a apretar lo esencial, también nos ayuda a superar el estrés y la ansiedad para asentarnos en el sendero intermedio de la Presencia Plena. Muchas veces nuestro pensamiento divaga por eventos del pasado que nos incomodaron o por problemas del futuro que nos agobian. El Mindfulness nos hace focalizarnos en el aquí y en el ahora, prestando la atención a emociones, sensaciones, y pensamientos del presente, sin juzgar si son correctos o no, solo sintiendo lo que se percibe. Con ello conseguimos alejarnos de preocupaciones excesivas y la mayoría de las veces innecesarias.

El Mindfulness se puede aplicar a la vida cotidiana, al trabajo, a los estudios, a las relaciones, pero también al deporte, donde tiene una aplicación muy clara. Muchas veces los deportistas se centran más en los resultados que en la práctica inmediata, del momento presente. Si un corredor, por ejemplo, se enfrenta a un maratón, el Mindfulness le recomienda concentrarse en las sensaciones de cada instante. Si, por el contrario, desde el kilómetro cero piensa «uff, todavía me quedan 42 kilómetros», comenzará a agobiarse. Si al paso del kilómetro diez se plantea «¿solo 10 kilómetros? Madre mía, me quedan 32», sufrirá enormemente para llegar a la meta. En este deporte, como en todos, es aconsejable disfrutar de las sensaciones, incluso de las dolorosas, dejarse llevar y no mirar nunca atrás ni adelante. Vivir la carrera.

¿Cómo consigue esto el Mindfulness? El Mindfulness es parte de la vida del Ser Humano , nacemos con esta capacidad pero la fuimos perdiendo, mediante la trilogía de Intención , Concentración y actitud la recuperamos. Basta con practicar de 20 a 30 minutos al día. Aunque se recomienda empezar con cinco o diez e ir aumentando poco a poco. Se basa en técnicas y ejercicios concretos que nos ponen en conexión con el presente. Basta con entrenar el Mindfulness esa media hora al día para que, como si se tratara de un músculo, nuestra atención consciente se fortalezca. Así que ya lo sabes, deja de darle vueltas a lo que fulanito te dijo o te dejó de decir hace una semana, deja de agobiarte por ese viaje que tienes dentro de un mes. Respira, relájate y vive el presente. Es lo único seguro que tienes, porque la Vida Plena es –Aquí y Ahora-

La meditación nos ayuda a responder inteligentemente ya que no da la oportunidad de deliberadamente hacer una pausa, reconocer lo que está sucediendo, y abrirnos al espacio que está aquí delante nuestro. Digamos que uno comete un error y automáticamente entra en el hábito de repudiarse. Si en ese momento uno pausa y dice: “Muy bien. Me voy a sentar, voy a estar aquí ahora y hacer una pausa. ¿Puedo reconocer lo que pasa en esta situación? ¿Puedo reconocer y identificar lo que está aquí delante mío – el espacio, los sonidos, las sensaciones en el cuerpo, y los sentimientos?  ¿Puedo abrirme a la presencia que está aquí delante, dentro y alrededor mío?” Cuando prestamos atención a lo que está aquí en este momento, volvemos a nuestro corazón, un corazón sabio. Con presencia, respondemos a la situación en vez de reaccionar es allí donde empezamos a experimentar la Compasión y a Aplicar la Inteligencia Emocional Plena.

Quieres trascender la Distracción? Quieres una Herramienta para conectarte con el Bienestar? Quieres practicar una Psicoterapia de 3ra Generación? Si tu respuesta es –Si-, Mindfulness es para ti, Mindfulness es Atención Plena.  Mindfulness es una disciplina para el crecimiento y desarrollo humano con una sólida base científica.  -Ahora- es la Era de Ser. ¡Gracias por Ser, Estar y Existir! En sintonía con el Despertar. Elsy Mata Marcano @elsymatamarcano elsymatamarcano@hotmail.com Whatsapp: 0058 412 941 79 03   Facebook: Elsy Mata Marcano

VISITA:    www.fundacionarmoniaglobal.com.ve     www.pnleando.com.ve

Si quieres Indagar un poco más del tema, sumarte a nuestros alumnos presenciales, online o requieres una consulta Comunícate. Solicita INFORMACION de nuestras Formaciones Presenciales, Online, In Company. Si es de tu INTERES puedes Organizar Formación, Charla, Conferencia o Taller en tu zona

Elsy Mata Marcano

Dra. en Filosofía. Locutora Profesional. Ecologista. Máster Trainer en PNL e Inteligencia Emocional. Trainer Coach. Instructora en Mindfulness y Meditación Zen. Activista por los DDHH y por la Paz Mundial. Especialista en Liderazgo y Comunicación. Escritora. Articulista Nacional e Internacional

 

 

Te podría interesar

SEIS ASPECTOS NOVEDOSOS SI ERES ESTUDIANTE EN ESPAÑA O VAS A ESTUDIAR EN ESPAÑA

Por Mariale Míkelson Mucho habremos leído, oído y visto sobre la modificación de la legislación …