lunes , octubre 22 2018
Home / Destacados / En Entrevista a Daniel Sarcos: “Todavía me falta hacer de todo”
Mandalo2018 950x250

En Entrevista a Daniel Sarcos: “Todavía me falta hacer de todo”

El presentador de televisión dice que su partida de Venezuela se debió a las oportunidades de trabajo que le ofrecieron, primero en Miami, y ahora en República Dominicana

Eduardo Andrés Muria

República Dominicana nunca fue un lugar ajeno para Daniel Sarcos (Maracaibo, 1967). Pese a que tenía a su disposición importantes vitrinas como Súper Sábado Sensacional y el certamen Miss Venezuela para mostrar su talento, nunca perdió de vista ese país, que actualmente le brinda la oportunidad de mantenerse vigente en su trabajo.

El presentador de televisión recurre a la figura del efecto domino para hablar de lo que sucedió con su carrera, puesto que –según explica– una propuesta desencadenó otra simultáneamente cuando decidió abandonar Venezuela para asegurarse un “crecimiento profesional”. De Latinoamérica, Sarcos llegó a la televisión hispana de Estados Unidos para sumarse a la cadena Telemundo, como uno de los presentadores de Un nuevo día.
“En un principio, a mí se me presentó una oferta muy tentadora de Nestlé en Ecuador (2009) y es cuando emprendo mi carrera hacia el exterior. Después los horarios comenzaron a chocarme con Venevisión y eso provocó nuestra separación. Luego surgió la oportunidad de trabajar con una productora en República Dominicana para hacer mi programa que todavía está al aire, sigue siendo el número uno en entretenimiento y lleva por nombre Aquí se habla español, menciona vía telefónica para El Universal desde Miami.
-Todavía se dice que las relaciones entre Venevisión y usted no quedaron del todo bien. ¿Qué pasó entre el canal y usted?
-Por mi parte, las relaciones y el agradecimiento con Venevisión están intactos. Fueron uno de los mejores momentos de mi carrera. Sucedió como en todos los negocios, al principio, quizá, hubo un poco de asperezas, pero eso ya quedó en el pasado. Eso es una tontería. Cuando hablo de Venevisión lo que reina para mí es el agradecimiento por haber podido construir una carrera de catorce años.
-Usualmente los artistas latinos, apuntan hacia el mercado de la TV hispana en USA, usted ya había logrado un lugar en ese campo. ¿Qué lo llevó a centrar su carrera en República Dominicana?
-Siempre he tenido mi compañía en República Dominicana. Pese a que estaba trabajando para la cadena Telemundo, mi programa, mi productora y mi proyecto siempre se mantuvieron allá en paralelo. Yo no renuncié a una cosa por la otra, sucedió que los horarios eran muy exigentes y creo que ya había llegado a un punto en el que tenía que decidirme. Además, producir ahora un nuevo show de loterías, que lo hace mi compañía, donde también soy el conductor de ese espacio y además trabajamos en la realización de campañas publicitarias, es muy exigente y ambicioso.
-Hay muchas especulaciones sobre su salida de Telemundo. ¿Qué sucedió realmente?
-Las cosas se dieron sin ningún trauma para que tomara ese camino y mi decisión. Sin embargo, sigo manteniéndome y llevando mi carrera entre Miami y Santo Domingo.
-¿Por qué no continuó explorando su faceta como cantante; hasta un disco lanzó en su momento?
-El monologo y la música se mezclan en mi nuevo proyecto llamado La travesía, definitivamente me ha apasionado y me estoy divirtiendo mucho. Tenía años que no me divertía y eso creo que la gente lo está aceptando de buena manera. No es cosa fácil permanecer en una ciudad como Miami por varias semanas de manera consecutiva y vamos rumbo a establecer mi “travesía” como un evento fijo de todos los jueves en la ciudad.
-En Miami hay muchos artistas venezolanos. ¿Cómo ha sido la receptividad con su proyecto?
-Hemos conformado una especie de grupo donde han participado figuras venezolanas como Elba Escobar y Diveana, quien actualmente se encarga de abrir el espectáculo. Los músicos son venezolanos. Hay bastantes venezolanos, aunque el perfil del show es latino, pues abarca talentos de otras nacionalidades. No podemos olvidar que en Miami hacen vida muchas personas de distintas nacionalidades.
-Usted mostró que su vida no era “tan sensacional”. ¿Qué abordaría en un nuevo monologo?
-Precisamente lo estoy haciendo ahora con La travesía, que también roza con el formato monólogo. Ahí muestro lo que ha pasado después del ciclo de Mi vida no es tan sensacional. La gente goza cuando hablo del noviazgo con una mujer 20 años menos que yo, el nacimiento de mi hija Carlota, mi mudanza a Estados Unidos y el proceso de entender como son las cosas en Latinoamérica. Todo eso la gente lo está disfrutando.
-Tuvo entre sus parejas a mujeres como Chiquinquirá Delgado y Soraya Villareal. ¿Qué opina de ellas?
-Cuando me preguntan cómo me defino, siempre digo que soy un hombre con buena suerte, un tipo afortunado y dentro de esa fortuna de la que hablo, destaco la suerte de haberme encontrado con mujeres y compañeras sentimentales muy valiosas y talentosas en mi vida. Definitivamente mi vida ha estado marcada por las personas con las que me he encontrado.
-Llegó a los 50 años y ya tiene una trayectoria consolidada, una relación y nuevos proyectos. ¿Qué le hace falta por hacer?
-Todavía me falta hacer de todo y emprender nuevos proyectos. Pero en este momento de mi vida puedo decir que me siento pleno y contento desde el punto de vista personal y profesional. Mi mujer (Alessandra Villegas) ha sido un factor fundamental en esta etapa de mi vida, pues en los últimos seis años me ha hecho entender muchas cosas. Ella ha sido mi cómplice en todo este trayecto. Sé que eso de empezar desde cero, más que una frase debe ser una actitud, y creo que no se debe esperar a salir del país o cambiar de trabajo, para empezar de cero. Todos los días debemos hacerlo con el mismo entusiasmo.
-En retrospectiva, ¿cómo evalúa su carrera profesional?
-El nombre de mi nuevo proyecto lo define muy bien, porque mi carrera siempre ha sido una travesía por experiencias enriquecedoras y países que me han brindado su cariño y me han tratado como uno más de ellos.
-¿Ve lejano su regreso a Venezuela?
-Siempre estoy dispuesto a regresar a mi país. Que, al parecer, ahora no estén dispuestos a recibir a los venezolanos que queremos decir la verdad, ya es otra cosa. Me encantaría volver a seguir haciendo mi trabajo sin ningún tipo de censura. Creo que no se trata de ser mejor venezolano o no por si decides quedarte o irte. En mi caso, fue mi profesión la que me llevó a otras fronteras desde hace años, inclusive cuando tenía trabajo en mi país. Se trata de hacer lo mejor posible con lo que se tiene.
-¿Cuándo fue la última vez que viajó a Maracaibo? ¿Qué extraña de su tierra?
-Hace dos años fue la última vez que estuve y todavía conservo el saborcito del cepillao de Jesús Ríos y de unos patacones que me comí donde mis hermanos del Sabor Zuliano, donde los Cubillán. Espero pronto poder regresar al Zulia.
-¿Qué viene luego de su “travesía”?
-Me gustaría hacer una película para el año 2019. Inicialmente estaría desde la faceta de productor, pero también en la actuación. De hecho, estamos hablando de eso y pronto vuelvo a República Dominicana para ver si podemos hacer mi cuarta película. Poco puedo adelantarte, porque eso es medio pavoso.

Te podría interesar

Sánchez quiere reducir a tres meses el plazo para nacionalizar a los inmigrantes

El presidente del gobierno Pedro Sánchez, durante la sesión de control en el Congreso de …