La empresa rusa Caviar, dedicada a fabricar complementos tecnológicos de lujo, ha reconvertido el dispositivo de Apple, iPhone X, para añadirle una batería que se recarga con la luz del sol. 

Para el lanzamiento han decidido enviárselo a Elon Musk, CEO de Tesla, en honor a su compromiso con la energía sostenible, y este es el nombre que sus ejecutivos le han dado al terminal: iPhone X Tesla.

En «Business Insider» informan que esta carcasa con batería solar no se vende por separado, sino que viene adherida al propio iPhone X. El dispositivo se ha puesto a la venta en dos modelos, el de 64GB y el de 356GB; el primero cuesta 4.064 dólares y el segundo 4.847 dólares, indica el portal Xakata en su sitio web.

iPhone X «Tesla»

(Lea también: Rusia presenta la primera central nuclear flotante del mundo)

La desventaja de la carcasa radica en que aumenta el grosor del dispositivo de 7,7 a 16,2 milímetros, quedando la cámara integrada en la propia funda.

Entre sus características destaca que está elaborada a base de carbono, contando además con un panel solar resistente a los golpes. Para su elaboración Caviar se ha inspirado en Nikola Tesla, Steve Jobs y en CEO de Tesla.

Musk será el primero en recibir este modelo en cuyo lateral se puede leer «Made on Earth by humans» (Hecho en la Tierra por Humanos), leyenda del Tesla Roadster que Musk colocó en órbita meses atrás.

iPhone X «Tesla»

Inicialmente Caviar había planificado colocar 99 unidades en el mercado, aunque dadas las expectativas y solicitudes, incrementaron el stock a 999 dispositivos.