viernes , agosto 23 2019
Pirulines
Home / Colaboradores / ¿Cuál es tu modo: “Ser” o “Hacer”?

¿Cuál es tu modo: “Ser” o “Hacer”?

“No vivas en el pasado, no imagines el futuro, concentra la mente en el momento Presente.” (Buda Gautama)

Elsy Mata

La Realización personal empieza con el Autoconocimiento, el control emocional, activar una depuración de creencias y se consolida al disciplinarse en la potenciación de la identidad. Hoy voy a compartirles la visión Plena-mindful- de la vida. Si tenemos de base que las Creencias determinan nuestra realidad, identificando nuestras creencias actuales, nuestros conflictos internos y estando concienciados de un cambio en estas,  podremos modificar nuestra realidad. En ocasiones las  creencias limitantes como –Yo Sé y Puedo Todo, que esconde un No Soy Capaz- por ejemplo nos evita el tránsito de pasar por el auto-examen y la auto-observación, a acallar la voz interior que nos dice que algo no está bien, a barrer bajo la alfombra conflictos y dificultades que piden a gritos ver la luz del día. Tengo una minoría de Alumnos que son solo profesionales competentes cognitivamente, que son Profesores Universitarios que enseñan un contenido pero no transmiten educación, que buscan ir a formaciones para tener un Certificado más en su C.V,  para medirse con el Instructor de diversas formas, en ocasiones socializando y simpatizando para crear una amistad, en otras ,  Compitiendo con el mediante intercambios espurios para llamar la atención , en ambas vías, buscan evitar hacer la tarea (Cumplir instrucciones, dejarse guiar para Conocerse a sí mismos, activar la capacidad de afrontamiento y empujarse hacia una transformación personal ).  En estos casos con diversas estrategias busco que enfrenten sus Ciclopes espirituales y Ontológicos, en ambos casos, todo se debe a su sistema de creencias, sobre sí mismos y sobre La Vida. Todo se debe a su Modo de Hacer y de Ser.

 ¿En qué viaje estás? ¿Cuáles son tus principales Cíclopes ontológicos que obstruyen el aprendizaje en tu vida personal y profesional, qué costos o sufrimientos específicos te provocan? ¿Qué quisieras desaprender para aumentar la efectividad de tus acciones y tu bienestar personal? Si no es Ahora, que empujas tu Crecimiento Espiritual ¿Cuándo?

En mi experiencia, no hay nada instantáneo en el proceso de Crecimiento Espiritual. Quienes conquistan la Madurez en este terreno lo hacen mediante la activación de su Fuerza, con años de cultivo de su trabajo interior y transparencia en su -SER-, sabiéndose pequeños y falibles en cada paso del camino, siendo a la vez Maestros y Aprendices de sí mismos y de la vida. En términos de la Psicología Transpersonal y de la Atención Plena-Mindfulness-, la fruta cae del árbol por su propio peso, en lugar de ser arrancada prematuramente de la rama. En el sendero de la Activación y ejercitación de la Atención Plena hay etapas disciplinares y discipulares. El resultado, con el tiempo, es una forma distintiva de -Ser y de Hacer-, un virtuosismo conductual y espiritual. En los seres añejados espiritualmente -sean monjes, maestros, aprendices, campesinos o barrenderos- una cualidad de integridad y de arraigo del -Ser-. No son almas descarnadas ni aparentan serlo. No están, ni se pretenden, más allá de nada. Por eso son capaces de Abrazar la complejidad de quienes los rodean con fuerza, y pueden orientar y mostrar el camino hacia una transcendencia real, sin atajos ni ilusiones de santidad, con simple vocación humana y pasión humana.

La Vida es experiencia y disciplina. La experiencia te lleva al Saber y a la Madurez. La vida sólo es, -Aquí y Ahora-. La Alquimia hacia tu -Ser- esencial, solo se puede producir desde el Observador, como testigo del instante presente, sin juicio y compasivamente. El conocimiento es una acumulación de hechos, de información, puede ser como una columna de piedras apiladas una sobre otra, pero no es Crecimiento, no tiene savia de vida en su interior. El conocimiento no es suficiente y según como se utilice, hasta puede ser peligroso, es prestado, no es Saber. El Saber crece contigo, es un crecimiento, una evolución, como una savia de vida en tu interior. Como un árbol, crece alto. Su crecimiento es orgánico, la savia de la vida lo recorre, crece por sí mismo. Está enraizado en la vida. Para conocer el amor, has de estar dispuesto a caminar por el sendero del Amor. Para conocer qué es el Orden, has de transitar el sendero del orden abriéndote al caos. Cuando estás dispuesto a Afrontar el desafío de Vivir Plenamente, la Sabiduría aparece del instructor adecuado. 

 

Cuando estás dispuesto a afrontar el desafío de vivir a Plenitud, la Madurez aparece y el Saber aparece para afrontar tu propio dolor, apegos, creencias y malos hábitos….en este proceso, la madurez aparece y el saber aparece porque se completa el proceso de autoconocimiento, autodominio y control emocional. Si te atreves a entrar y abordar el desafío. Si te atreves a transitar el dolor que puede traerte el verte a través del otro. En medio de esa lucha interna te haces consciente. El otro se convierte en un espejo para ti. Provoca a tu inconsciente, lo trae a la superficie. Donde puede ser visto, acogido y atendido. Si te atreves a transitar el dolor que puede traerte el verte a través del otro, entonces poco a poco el dolor se convierte en bendición. A entrar y abordar el desafío. A transitar el dolor que puede traerte el verte a través del otro, entonces poco a poco el dolor se convierte en bendición. Si te atreves a transitar el conflicto, la imprecación se convierte poco a poco en bendición.

En medio de esa lucha interna, a través del conflicto ya visto, te haces consciente. El otro se convierte en un espejo para ti. El otro provoca tu inconsciente, lo trae a la superficie. Donde puede ser visto, acogido y atendido.

Y entonces se produce la Alquimia (Resiliencia), te conviertes en maestro y aprendiz, en el observador y lo observado dentro de la relación, comenzando una danza en comunión con uno mismo, con el otro, con el todo y con la nada. Abrirse a la alquimia de vivir la relación desde la experiencia del aquí y ahora, al propósito en sí del instante presente. Es abrirse a la vida. Escojas el camino que escojas. Ábrete a la sabiduría de la vida viviéndola .Enraízate en la vida.

 ¿Cuál es tu modo: “Ser” o “Hacer”?  Los dos modos que tenemos de funcionar, los dos modos que nos hacen cambiar la perspectiva, los que pueden marcar la diferencia entre estar bien o no. –Entre el Momento Presente o Vivir el Momento- Estos modos de los que hablo son el Hacer  y el Ser (Mindful). ¿Y cómo es eso? Pues se trata de dos maneras de ver, sentir y actuar ante las cosas. En el modo hacer la mente intenta resolver los problemas, interviene para ayudar. Pero cuando se trata de sentimientos negativos, por ejemplo, entonces no ayuda, sino que los intensifica. El modo Ser es algo más que cambiar la perspectiva: te ayuda a salir de la tendencia natural de la mente de pensar demasiado, sobre analizar y juzgar. Es la puerta a la libertad, ya que te permite experimentar el mundo directamente. Recuperas el control de tu vida, porque te das cuenta de que tu satisfacción, felicidad y equilibrio dependen de ti. Son ideas que en principio pueden parecer vagas y por eso hay que experimentarlas para entenderlas bien. Voy a explicar punto por punto, el modo Mindful (Ser) de la mente en comparación con el modo Hacer,  con algunas características de los modos mentales Hacer y Ser: 

 Piloto automático vs. Elección consciente. El modo Hacer es auténticamente brillante para automatizar nuestra vida mediante hábitos. Sin él no habríamos aprendido aún las cosas que aprendemos por repetición: atarnos los cordones, caminar, conducir… Pero el problema viene cuando le otorgamos demasiado poder. Mindfulness se encarga de devolverte en todo momento la Conciencia Plena: un lugar de elección y resolución.

Analizar versus Sentir. El modo Hacer analiza, piensa y planifica. Nos obliga a estar demasiado tiempo en nuestra cabeza sin prestar atención a lo que ocurre a nuestro alrededor. Vivimos de esta manera dentro de nuestros pensamientos y pueden tomar fácilmente una dirección tóxica. No siempre ocurre pero corremos el riesgo de caer en ello. Por eso es beneficioso tener entrenado el modo Mindful  para poder tener elección y recurrir a él a nuestro antojo. Se trata de tomar contacto con el mundo y con los sentidos, ver, escuchar, tocar, oler y saborear las cosas como si fuera la primera vez. Recuperar la auténtica curiosidad por el mundo. Despertar lo que está ocurriendo en ti y en tu interior en cada momento. Implicar Sentirnos en Presencia.

Luchar versus Aceptar. Comparar el mundo real con el que nos gustaría que fuera estrecha el campo de atención. Solo nos fijamos en ese hueco que hay entre lo que sucede y lo que nos gustaría que sucediera, buscando la perfección. El modo Ser te permite hacerte a un lado y ver cómo transcurre la vida. Se trata de un tipo de Aceptación Plena y no de resignación, en la que aceptas que la experiencia: está ahí, tal y como es. Sin atacarla y sin discutir con ella. Liberándote así de angustia y ansiedad, para poder tomar el control de la situación y de tu vida.

Los pensamientos son Hechos mentales, no algo sólido. El Modo Hacer de la mente toma por ciertos los pensamientos, es por eso que cuando se trata de ir a visitar a un amigo la mente se forma una imagen del destino, el momento… y todo lo que tenga que ver con esa visita. Pero ¿y si se trata de tomar por ciertos los pensamiento de estrés? “voy a volverme loco si esto sigue así, debería hacer las cosas mejor…” “soy un desastre”. Este tipo de pensamientos son los que debemos aprender a tomar como hechos de la mente, no son tú o la realidad. Es una realidad figurada que hemos construido a base de nuestras ideas y creencias (Por ello es importante neutralizar y escoger nuestras creencias desde la Adultez Humana) El mindful  te ayuda a discernir y recuperar la capacidad de ver un camino claro y escoger el sendero intermedio hacia tu bienestar.

Evitación o Acercamiento. En el modo hacer se resuelven los problemas teniendo en cuenta a donde quiero llegar y qué es lo que quiero evitar. Esto resulta útil, nuevamente, si se trata de conducir de A a B, para evitar puntos de embotellamiento, de baches… pero cuando se trata de los estados mentales se convierte en un problema. Cuando te sientes estresado, pensar en que no quieres estar agotado, desorientado o depresivo, te hacen desarrollar nuevos miedos que no ayudarán a superar ese momento puntual de estrés.

Desde el Modo Ser reconocemos que estamos tristes o agotados para así estar cerquita de estos sentimientos, cosa que reduce gradualmente el poder de estos sentimientos. Por haberlos tratado de manera compasiva mediante la Practica de Neutralización Emocional o Terapia Emocional Mindfulness.

Viaje Mental en el tiempo versus Permanecer en el Momento Presente. Tenemos la capacidad de recordar y hacer planes futuros. Revivimos hechos pasados y volvemos a sentir su dolor, prevenimos desastres futuros y presentimos su impacto. En estados estresados o de desesperación resulta casi imposible recordar cosas positivas y mirar al futuro con optimismo.

De nuevo, recurriendo al Modo Ser podemos ver conscientemente los pensamientos a medida que surgen. Vivir tu vida  a medida que se va desarrollando. Ver los recuerdos como recuerdos y los planes como planes.

 

Actividades Agotadoras versus Actividades Energizantes. Los objetivos importantes, proyectos del plan de vida, laborales y exigentes, como el cuidado de la casa, los niños o un pariente mayor pueden hacer que nos concentremos en ellos y excluyamos el resto de cosas. Hay que alimentar el alma, no olvidarla, no renunciar a las cosas que te proporcionan salud y bienestar. El equilibrio reside en ver con más claridad las cosas que más te aportan y también las que te despojan de tus recursos internos. Te ayuda a sentir la necesidad de tiempo para alimentar tu alma y te brinda el espacio y el valor necesarios para hacerlo. Además te ayuda a enfrentarte a esos momentos y asuntos que pueden despojarte de tu felicidad innata y  te ayuda a enfrentarte a esos momentos y asuntos que pueden despojarte de tu felicidad innata  y llevarse tu energía.

 

Recuerda que aceptar la realidad «Como Es» no significa ser conformista. Es poder mirarla de frente, sin hacer juicios de valor al respecto, sin añadirle los «y si…» «o debería ser así». Verla objetivamente, Aceptar lo que ofrece  para tu Hacer-Ser o el intermedio de ambos, para luego seguir adelante. Sigamos Adelante, Yo sé que si suficientes de nosotros sincronizamos, entonces toda la ilusión se derrumbará – porque el lado sombrío y polar, no tendrá nada para alimentarse-.  El sendero Intermedio entre El Modo Ser y Hacer es la clave del aprendiz y practicante Mindfulness, el Sendero del Ser es la experiencia del Maestro de la Atención Plena. -«¿Por qué estoy aquí, Para que estoy Aquí?» y «¿Quién tiene un PARA QUE, encuentra un COMO en su -SER- y construye un puente con su HACER?»  ¡Gracias por Ser, Estar y Existir! En sintonía con el Despertar.  Elsy Mata Marcano @elsymatamarcano elsymatamarcano@hotmail.com Whatsapp: 0058 412 941 79 03  Facebook: Elsy Mata Marcano VISITA:    www.fundacionarmoniaglobal.com.ve     www.pnleando.com.ve

Elsy Mata Marcano. Dra. en Filosofía. Locutora Profesional. Ecologista. Máster Trainer en PNL e Inteligencia Emocional. Trainer Coach. Instructora en Mindfulness y Meditación Zen. Activista por los DDHH y por la Paz Mundial. Especialista en Liderazgo y Comunicación. Escritora. Articulista Nacional e Internacional de Revistas y Diarios. Conferencista.
 

Te podría interesar

SEIS ASPECTOS NOVEDOSOS SI ERES ESTUDIANTE EN ESPAÑA O VAS A ESTUDIAR EN ESPAÑA

Por Mariale Míkelson Mucho habremos leído, oído y visto sobre la modificación de la legislación …