domingo , septiembre 23 2018
Home / Deportes / Peñaranda: «Este equipo es de Primera»
Mandalo2018 950x250

Peñaranda: «Este equipo es de Primera»

Adalberto Peñaranda (El Vigía, 1997) vive sumido en la incertidumbre. La de su país, Venezuela, en una crisis galopante y que ha de seguir a miles de kilómetros; la de su futuro personal (cedido hasta junio por el Watford), condicionado por sus trámites para convertirse en futbolista comunitario, y la de su equipo, el Málaga, colista y complicándose cada vez más la permanencia. El atacante, titular en los últimos encuentros ligueros y que había permanecido algunas semanas en silencio por decisión propia, acude a hablar con este diario con una videoconsola.

– ¿Se imaginaba esta pretemporada que las cosas pudieran ir tan mal al equipo?

–No, claro. Ninguno de los jugadores tenía en mente esto. Pero es una realidad lo que estamos viviendo y tenemos que seguir remando. Hay que tratar de sumar en cualquier partido y desde ya. Van pasando los partidos, se acorta la temporada y se va haciendo más complicado…

– ¿A qué lo achaca todo lo que pasa?

–Creo que el equipo está mejorando respecto a como comenzó la temporada. Se ha adquirido una idea de trabajo. Se está notando en el campo, y hemos perdido algunos partidos de forma injusta. Tenemos que seguir así o mejor para afrontar lo que se nos viene.

– ¿Es optimista o pesimista respecto al futuro del Málaga?

–En cada entrevista que me lo preguntan digo que optimista. Este equipo es de Primera, no se merece estar en Segunda. Y los que tenemos que salvarlos somos nosotros, los jugadores, dentro del campo. Hay que lucharlo y no le podemos pedir más a la afición, que siempre nos está alentando.

«Soy optimista respecto al equipo, pero ahora hay que tratar de sumar en cualquier partido»

– ¿Cree que se ha visto ya al mejor Peñaranda?

–Estoy haciendo mi trabajo, lo que el míster me pide en el campo. Mi posición natural es de extremo izquierdo, pero el técnico me está usando más que nada de volante ‘diez’ y no estaba tan acostumbrado a esta posición.

– ¿Qué idea tiene sobre su futuro?

–Antes que nada dejar al Málaga en Primera, que es lo más importante, y cuando termine la temporada me sentaré con mi representante. Dios quiera que sea algo bueno.

Usted ha jugado en Italia (Udinese) y España (Granada y Málaga), porque no pudo aún debutar en Inglaterra. ¿Qué torneo cree que se ajusta mejor a sus características?

–Depende, porque si en Italia vas a un equipo pequeño has de defender y correr siempre detrás de la pelota. Creo que los tres torneos que menciona son de alta competición, y no sabría decir cuál me sentaría mejor. Las estadísticas dicen que España.

Usted se crió en El Vigía (es la segunda ciudad en población del estado de Mérida, al noroeste de Venezuela). ¿Cómo fue su infancia y adolescencia allí?

–Me crié en un pueblo o barrio de esta ciudad (San Cristóbal), que está muy lejos de Caracas, a doce horas en carro (coche). Tengo dos hermanas y a mi padre, y en mi casa siempre vivieron mis abuelos, los padres de mi mamá. Ellos siempre estuvieron presentes en todo mi recorrido futbolístico, echándome una mano. Han sido esenciales para mí. Mi papá era mecánico y siempre jugo mucho al fútbol, aunque no se pudo dedicar de forma profesional. Y mi mamá limpiaba en la escuela. Mi abuelo, pensionista, era el que me acompañaba siempre a los entrenamientos.

«Mi madre, cuando me tenia en la barriga, ya le dijo a mis hermanas que iba a ser futbolista»

– ¿Cómo empieza su relación con el fútbol?

–En casa siempre fuimos deportistas. Mi madre jugaba al baloncesto, mis hermanas al voleibol, y mi padre dejó el fútbol cuando nos tuvo a nosotros. Yo siempre estuve con el fútbol, era el único deporte que me gustaba. Es verdad que en Venezuela el deporte rey es el béisbol, pero el fútbol allí viene creciendo mucho.

Pero a pesar de ello Venezuela es la única nación sudamericana que nunca ha estado presente en la fase final de un Mundial.

–Porque si se pone uno a ver las selecciones de Sudamérica son todas de alto nivel mundial. Nuestras eliminatorias son las más difíciles. Venezuela lleva pocos años con el fútbol a alto nivel, pero ya estamos pensando en las próxima clasificación.

– ¿Se ve con opciones de ser uno de los que lo consiga?

–Es el mayor objetivo que me he marcado en la selección. Yo ya lo jugué con la sub-17 y la sub-20.

– ¿Cuándo fue consciente de que se podía dedicar al fútbol, de que tenía un talento especial?

–Mi madre, cuando me tenía en la barriga, ya le dijo a mis hermanas que iba a ser un futbolista y reconocido a nivel mundial. Gracias a Dios y al apoyo de mis padres se me fueron dando las cosas.

Habló del Mundial sub-20. Usted falló un penalti en la final, que pudo haber forzado la prórroga ante Inglaterra. ¿Qué recuerdo le deja la cita meses después de jugarla?

–Fue una experiencia muy bonita. Fue algo histórico, grandioso, el que llegáramos hasta allí. No se pudo ganar y, lastimosamente, me tocó a mi fallar el penalti, pero ya es pasado. El presente es mi club.

Usted llegó cedido por el Watford, con el que aún no ha podido debutar después de varios años.

–Sí, para obtener el permiso de trabajo tengo que tener un mínimo de veinticinco partidos con la selección (absoluta), pero ya estoy haciendo el papeleo para obtener el pasaporte español, y ojalá me lo entreguen rápido, para no ocupar plaza de extracomunitario. Ya con él, se me hace todo más fácil entrar en Inglaterra (pendiente aún así del Brexit, y su salida de la Unión Europea).

– ¿Qué le gusta más de la gastronomía local?

–Ya probé los boquerones y me encantaron. Nunca los había tomado.

– ¿Hay algún lugar al que acuda en la provincia para comer platos propios de su país?

–Todavia no he ido, aunque me han dicho que hay. Estoy siguiendo una dieta estricta con mi nutricionista. He perdido algo de peso esta temporada y me encuentro mejor físicamente, lo que se debe a la buena alimentación y el trabajo del día a día.

– ¿Cuál es su grupo favorito de música?

–Me gusta la salsa, para oírla en el coche por las mañanas antes de entrenar. Sobre todo las canciones de Maelo Ruiz. Me gusta también el reggaeton.

– ¿Messi o Cristiano Ronaldo?

–Son diferentes. Está claro que Cristiano hizo una gran temporada este año y que llevan diez años conquistando Europa. Son claramente los mejores del mundo, la estadística no falla, pero en lo personal me gusta más Messi. Es un extraterrestre. Hace cosas que nadie ha logrado hacer. Cristiano es más potente, más físico.

– ¿Se siente impotencia desde otro continente ante la crisis política, social y económica de Venezuela?

–Sí. Sabes que tu país está sufriendo por escasez de alimentos o de todo. Te gustaría estar allá para apoyar a los treinta millones de venezolanos, pero estás aquí por tu trabajo y se siente impotencia al saber todo lo que está pasando, en una nación tan bella. De la única forma en que pueden estar contentos es a través del deporte.

– ¿Es creyente?

–Sí. Toda mi familia es cristiana. Siempre la creencia la hemos tenido.

Fuente http://malagacf.diariosur.es/penaranda-equipo-primera-20171209215137-nt.html

Te podría interesar

Salomón Rondón sentenció en la victoria de Venezuela sobre Panamá

El seleccionador nacional Rafael Dudamel supo responder en el segundo partido amistoso de Venezuela con …