lunes , junio 17 2019
Anis Cartujo
Home / Curiosidades / ¿Venezolanos arrepentidos de emigrar?

¿Venezolanos arrepentidos de emigrar?

Venezuela al día 

Ha comenzado la época de los emigrantes venezolanos en el mundo. Por primera vez en la historia de Venezuela se esta viviendo una diáspora no sólo de individuos particulares que se van a recorrer mundo o en plan de años de estudio sino de familias enteras de venezolanos que buscando nuevos rumbos para su vida agarran sus maletas y se van a sembrar sus ilusiones en otras latitudes.

Jackly Peña / Venezuela Al Día 

Muchos venezolanos han optado por emigrar hacia otras regiones de Latinoamérica, huyendo de la actual coyuntura y crisis por la que atraviesa el país.

Dejar su propia tierra, sus comidas, su gente, sus fiestas tradicionales, sus escuelas, sus amigos, sus familias no es nada fácil. Tradicionalmente Venezuela ha sido receptora de olas de inmigrantes italianos, españoles, portugueses, colombianos,argentinos, chilenos, uruguayos, dominicanos y de muchas otras nacionalidades que encontraron en el país un suelo hospitalario, brazos abiertos y una tierra llena de posibilidades para reconstruir sus vidas.

En el siguiente material audiovisual se puede apreciar los testimonios de los venezolanos que residen en Chile, y que han tenido que dejar su familia, estudios, y empleos, para emprender una mejor vida con nuevas oportunidades.

Venezuela es un país lleno de gente calurosa y simpática, es una nación con sus altos y bajos pero que nunca pierde ese toque de carisma que caracteriza a sus habitantes. Es por eso que para cuando llega el momento de partir en busca de nuevas oportunidades, es por ello que cuando están en otras tierras, extrañan a su gente y su solidaridad cosas tan simples y cotidianas.

Algunas de las cosas que extrañarías de Venezuela:

1-  La gente

Los venezolanos son super panas, agarran confianza para toda la vida, y muestran hospitalidad en cualquier lugar del mundo.

2 –  Esa “segunda familia” que eran tus vecinos

Siempre podías contar con tus vecinos, sobre todo a la hora de una fiesta de cumpleaños o celebración de cualquier tipo, o simplemente para conocer los detalles de cualquier acontecimiento ocurrido en la residencia. Parte de la familia sin lugar a dudas.

3 – Las tradicionales comidas o simplemente una “bala fría” que nunca te dejaba mal

Definitivamente la gastronomía venezolana es una de las mejores, una buena hallaca en diciembre, un buen mondongo luego de el trasnocho, un arroz con pollo para las fiestas o el mejor cierre después de cualquier jornada estresante de trabajo o fiesta de fin de semana una hamburguesas callejeras, con tantos ingredientes que no lograbas distinguir los sabores, pero el premio mayor se lo lleva las espectaculares arepas.

4 – Sea por un Caracas- Magallanes, un Miss Venezuela o después de unas elecciones

El espíritu del venezolano es bastante festivo, por cualquier situación que amerite una felicidad colectiva, los fuegos artificiales están a pedir de boca.

5 – “Eso es aquí mismito”: Resultado 10 cuadras llaneras

Las explicaciones más sencillas que te puedas imaginar las da un venezolano, a pesar de que puedan parecer algo complicadas al principio, nunca te perderás con instrucciones tan detalladas. Eso si no saben mucho de distancia porque el “Eso es aquí mismito” puede ser infinito.

6 – Nadie le quita, pase lo que pase lo “chalequeador” 

El venezolano tiene ese maravilloso don de verle lo gracioso a cualquier situación por más difícil que sea. Es el optimista por excelencia, siempre dispuesto a verle lo bonito a la vida y darle un toque de humor a cualquier momento.

7- La gasolina barata

“Vámonos a Mérida”. Tienen el lujo de hacer un roadtrip por toda Venezuela sin gastar una millonada en la gasolina. Solo se encargaran de hacer la vaca para la comida, la bebida y el hospedaje.

8 – Hablar venezolano

La verdad es que es realmente bueno escuchar el típico dialecto venezolano en cualquier lugar remoto del mundo después de pasar bastante tiempo sin oír algo como “esta vaina me tiene arrecho”. Son términos que solo nosotros entendemos y que no podemos decir cuando nos dé la gana porque el malentendido va a ser un “peo arrecho”.

9 – Las playas

“Ya sabes que mañana a las 7 arrancamos a la playa”. Jamás saldrán puntuales, pero ese viajecito que se cuadra de un día para otro a cualquiera de nuestras cercanas playas, donde el agua no es fría.

10 – Las bodegas

¿Qué no consigues en ellas?. Cualquier dulce que quieras, unos chicharrones en bolsita transparente o el refresco para el calor de la tarde. Están a la vuelta de la esquina y siempre las atienden tus vecinos.

Si no extrañas esto, ¡no eres  venezolano!

Fuente http://www.venezuelaaldia.com/2017/10/27/venezolanos-arrepentidos-emigrar-testimonios/

 

Te podría interesar

Las multinacionales españolas no logran romper la tela de araña venezolana

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz (izquierda), junto al presidente de Venezuela, Nicolás …