viernes , julio 20 2018
Home / Política / Europa premia a la oposición de Venezuela y aumenta la presión sobre Maduro

Europa premia a la oposición de Venezuela y aumenta la presión sobre Maduro

La distinción llega en un momento muy complicado para la cohesión de la Mesa de Unidad Democrática

A. Sánchez/F. Manetto

Europa lanzó este jueves un nuevo aviso al régimen de Nicolás Maduro. El Parlamento Europeo concedió el Premio Sájarov a la libertad de conciencia, la máxima distinción de las instituciones comunitarias a la defensa de los derechos humanos, a la oposición de Venezuela. El reconocimiento supone un espaldarazo explícito a las fuerzas críticas con el chavismo, que atraviesan un momento difícil por la división interna que quedó patente tras las elecciones regionales del 15 de octubre, y aumenta la presión sobre el Gobierno a la espera de las sanciones que prepara Bruselas.

El Premio Sájarov, anunciado por el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, personifica el movimiento por las libertades democráticas en Venezuela en Julio Borges, presidente del Parlamento elegido en diciembre de 2015 y desmantelado el pasado julio por la Asamblea Nacional Constituyente chavista, en la que no se sienta ningún opositor. Y también en todos los presos políticos, entre los que cita expresamente a siete cargos actualmente en prisión o bajo arresto domiciliario: Leopoldo López, Antonio Ledezma, Daniel Ceballos, Yon Goicoechea, Lorent Saleh, Alfredo Ramos y Andrea González.

Borges es una de las figuras más prominentes de Primero Justicia, el partido de Henrique Capriles, y de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), la coalición de fuerzas opositoras a Maduro. “Es un honor recibir el premio Sájarov en nombre de toda Venezuela, es un reconocimiento de la comunidad internacional a nuestro pueblo”, afirmó a través de su cuenta de Twitter. Este premio llega, además, en un momento decisivo. La cohesión de esa alianza quedó esta semana en entredicho después de que cuatro de los cinco gobernadores que logró en las elecciones regionales juraran ante la Constituyente, legitimando de alguna manera esa institución. Esos cuatro dirigentes forman parte de otra formación, Acción Democrática, liderada por otro líder opositor, Henry Ramos Allup. El gobernador electo del Estado de Zulia, Juan Pablo Guanipa, que también pertenece a Primero Justicia, rechazó en cambio reconocer al Parlamento chavista y fue destituido por el Consejo Legislativo de esa región.

Este episodio refleja las dificultades que afronta la oposición venezolana para tratar de debilitar al régimen. La fragmentación y las diferencias de estrategia dibujan un horizonte complicado, mientras la nueva Asamblea ha demostrado una vez más que a través del ejercicio autoritario de sus atribuciones puede poner en jaque la unidad de las fuerzas críticas con el oficialismo. Esta circunstancia amenaza con cerrar la puerta a cualquier salida a la gravísima crisis institucional que golpea a Venezuela en uno de los años más aciagos de su historia reciente, después de que el país viviera entre abril y julio una oleada de protestas contra el Gobierno que dejó más de 120 muertos.

En este contexto, la distinción del Parlamento Europeo tiene una enorme relevancia por dos razones. Porque traslada una clara advertencia a Maduro y a la cúpula del chavismo y porque resalta el valor del trabajo de la oposición. La designación fue promovida, como en ediciones pasadas, por el Partido Popular Europeo (PPE) y el grupo liberal ALDE. “Queremos hacer un llamamiento para una transición pacífica hacia la democracia y la apertura de un corredor humanitario para aliviar el sufrimiento”, señaló el presidente Tajani. “No solo premiamos a la oposición democrática, homenajeamos a todo el pueblo venezolano. A los encarcelados injustamente solo por haber expresado su opinión, a los que luchan por sobrevivir en un régimen autoritario”, agregó.

La Eurocámara ha sido la institución comunitaria más contundente en sus manifestaciones de apoyo a las reivindicaciones de los opositores. Este verano criticó con vehemencia la deriva autoritaria del Gobierno de Maduro y desde un primer momento anunció que no reconocería la Asamblea Constituyente. La presión comunitaria ante el déficit democrático en Venezuela ha ido en aumento en las últimas semanas, y las sanciones de Bruselas contra cargos políticos y militares vinculados con la represión se espera que lleguen en las próximas semanas.

Esta era la segunda vez que la oposición venezolana se convertía en finalista. La anterior fue hace dos años, cuando fue elegido el bloguero saudí Raif Badawi. Lejos de ser un mero instrumento de homenaje simbólico, la condecoración encarna una suerte de activismo impulsado desde las instituciones y trata de impulsar una causa. En lo que va de siglo, otras tres candidaturas latinoamericanas han recibido el Premio Sájarov, todas ellas cubanas: los disidentes Oswaldo Payá y Guillermo Fariñas lo recibieron en 2002 y 2010 respectivamente, mientras que en 2005 fue a parar a las Damas de Blanco, colectivo formado por madres y esposas de dirigentes cubanos encarcelados por el régimen.

Fuente https://elpais.com/internacional/2017/10/26/actualidad/1509039945_597057.html

 

Te podría interesar

Trump planteó la posibilidad de invadir Venezuela

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a su esposa Melania – REUTERS EFE El …