martes , mayo 22 2018
Home / Curiosidades / No hay nada en la nevera…
LAI Mad/Ten

No hay nada en la nevera…

Cheo Medina

En la mañana de hoy desperté con una preocupación. A pesar de mi vocación para la convocatoria e iniciativa para servir a los demás en función de ofrecer los recursos para el cambio de mentalidad, también soy objeto de ese trabajo interno que debo realizar para mantenerme en la línea de una forma de pensamiento correcto. Porque yo también  atravieso por dificultades aparentes que luego son superadas como si por “magia” se tratara.

 Al despertar se me abrieron dos interrogantes, la primera es la situación económica, la sensación aquella que produce el verse en la ilusión de carecer de todo aquello que creemos que es necesario, y la otra no saber que escribir para esta entrega. 

Después de hacer los deberes cotidianos de primera hora de la mañana, como llevar a mi esposa a su trabajo y los hijos al instituto, una vez en casa me dispongo a preparar mi desayuno. Y ¡Sorpresa la mía!, no hay nada en la nevera.

Me acorde enseguida de un vídeo de tantos que hay en internet donde un señor llamado  Neale Donald Walsch propone hacer meditaciones cortas de tan solo 10 segundos. Siempre supe que la meditación es una forma de oración para entregar tu voluntad a tu YO SUPERIOR y permitir que éste por medio de tu aceptación en el momento presente interceda y propicie las situaciones o circunstancias que mejoran tu visión por medio del perdón hacia uno mismo y apartándonos del victimismo.

Una vez meditado salgo de casa de camino a un local para tomar un café, y como no, pedir un bocadillo, pero antes paso por un cajero automático para hacer un pequeño retiro de dinero para hacer frente a la consumición, claro está, siempre con la resignación amarga de enfrentar una situación de vida “supuestamente” desfavorable. A todas estas no escatime en gastos y me di el gusto de pedir el bocadillo más grande y mejor preparado a lo igual que el café, me dispuse a disfrutar de mi desayuno con la mayor gratitud a Dios por proporcionar tan dichoso momento con tan exquisita comida, en tan esplendido lugar donde también había una televisión panorámica.

Como no podía ni debía pernotar ahí toda la mañana ni por siempre, al terminar mi suculento desayuno le pido la cuenta al camarero, este desde la distancia me hace unos gestos con las manos que no logre entender. Al acercarme me explica que mi consumición ya había sido pagada por un conocido que salude al entrar al lugar. Me toco ir hasta donde estaba y agradecerle la invitación  quedando de acuerdo para que sea yo quien le invite en la próxima oportunidad.

Conclusión: La meditación funciona, y agradecer a la Vida o a Dios por todo de lo que disponemos, también. Cabe destacar que también he encontrado el tema para escribir esta entrega y todo esto a raíz de ese pequeño espacio de tiempo que duro la meditación.

Maestro Jesús con relación a la oración a través de Un Curso de Milagros nos dice: La oración es la re-afirmación de la inclusión, dirigida por el Espíritu Santo de acuerdo con las leyes de Dios.        

Al igual que Dios, yo te quiero por razón de la verdad que mora en ti. Tal vez tus engaños te engañen a ti, pero a mí no me pueden engañar. Puesto que sé lo que eres, no puedo dudar de ti. Oigo sólo al Espíritu Santo en ti, Quien me habla a través de ti. Si me quieres oír, oye a mis hermanos en quienes la Voz que habla por Dios se expresa. La respuesta a todas tus oraciones reside en ellos. Recibirás la respuesta a medida que la oigas en todos tus hermanos. No escuches nada más, pues, de lo contrario, no estarás oyendo correctamente.

José G. Medina (Cheo)

Encuentros de Un Curso De Milagros

Todos los viernes en: Plaza el Tranvía, 5, 38320 San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife   https://goo.gl/maps/RDGFJqz17CF2  Teléfono: 922 65 65 44 Whatsapp: 666 469 489 José G. Medina (Cheo)

www.facebook.com/k.minoalaluz/

Te podría interesar

Osmel Sousa se defiende sobre acusaciones de corrupción

La Organización Miss Venezuela es una de las franquicias del país con mayor reconocimiento, pero …