miércoles , noviembre 13 2019
Manuel Angel
Home / Farándula / Artistas en tiempo de arrepentimiento ideológico

Artistas en tiempo de arrepentimiento ideológico

Por años obtuvieron privilegios, por años guardaron silencio. Hoy se desmarcan de la Revolución Bolivariana. Gustavo Dudamel, Mimí Lazo, Luis Fernández y Oscarcito son solo cuatro de las figuras públicas que han dicho adiós al Socialismo del Siglo 21. Se han pronunciado a favor de un cambio en el país. La Venezuela del dolor les da la bienvenida a ellos… y a quienes quieran sumarse.

Néstor Luis Llabanero

En las redes me consigues como @llabanero

Hay una nación venezolana, dentro de la misma Venezuela y también esparcida en el resto del mundo, de la cual muchos –especialmente, figuras artísticas– parecen estar devolviéndose ¿O habría que decir escapando?

Tiene que ver con famosos que en el pasado –unos por convicción, otros por razones menos precisas– comenzaron a poblar ese “mundo” paralelo llamado “chavismo” y que en el presente protagonizan un gran éxodo del que las redes sociales han hecho estruendo.

De esa patria de suelo rojo, Gustavo Dudamel, Mimí Lazo, Luis Fernández y Oscarcito –por ahora–  han ido experimentando un modo de exilio. Solo que esta vez el desplazamiento no se produce en términos geográficos sino ideológicos.

“Muy bien Gustavo Dudamel. Bienvenidas las voces que denuncien la represión, la tiranía”. La periodista Mari Montes y su opinión en Twitter. 

Se han ido desmarcado, uno a uno, de aquello que una vez se prometió como el gran humanismo moderno y que la realidad, sin embargo, aplasta con su contraste.

Desde el 1 de abril hasta el 10 de mayo de 2017, los represores del gobierno perpetraron 44 asesinatos de venezolanos, jóvenes estudiantes en su mayoría que reclamaban y siguen reclamando respeto a los principios constitucionales. El Ministerio Público admite 36 caídos.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social suscribe los datos numéricos mencionados y apunta en un comunicado que, a lo largo de ese poco más de un mes, en el país se han llevado a cabo 947 manifestaciones y un número de detenciones que supera los 1700 ciudadanos.

Todo esto ha despertado voces que antes parecían silenciadas…

OSCARCITO SACA SU RODILLA DE LA TIERRA

Oscarcito –reguetonero insigne de la revolución bolivariana y mimado, aseguran, con jugosos contratos en dólares– decidió un día cambiar de posición. Y el otro país, el carente de privilegios, lo recibió con euforia.

A pesar del giro y del apoyo popular obtenido, muchos aún invocan cuando el músico aupó el nombre de Jonathan Marín, alcalde del municipio chavista Guanta, en el estado Anzoátegui. Pero, también hay quien destaque su fotografía al lado del empresario Lorenzo Mendoza, cabeza líder de empresas Polar. Dos extremos de país, pero un solo Oscarcito.

Cierto es que en un parpadear el intérprete de Besos de chocolate dejó de cantar para las tarimas gubernamentales  y ese sería uno de los detonantes para que, según los críticos del cantante, se propiciara su distanciamiento.

Justo decir que el compositor de Tumbayé es dueño de un talento que lo ha utilizado a favor de su solvencia económica. Además de su trabajo como solista, compone para los artistas Marc Anthony, Jennifer López y Alejandro Sanz.

Nada tiene que ver el Oscarcito de 2017 con aquel de 2012 cuando desde Miami asegurara al periodista peruano Jaime Bayly que resultaba “muy peligroso” definirse políticamente. De esa forma evitaba la inconveniencia de esclarecer su identidad político partidista.

A la gente no le interesa saber por quién voy a votar”, era su opinión de cara a la reelección pretendida por el ahora fallecido Hugo Chávez, a quien una vez Oscarcito enviaría, según registra el mundo on line, una afectuosa nota de voz telefónica definiéndolo como “un tipazo”. En dicho mensaje deseaba al mandatario mejoría de su salud y resaltaba la amistad con sus hijos.

Alejado del ideal chavista que en la actualidad comanda Nicolás Maduro, el reguetonero ha asegurado que el presidente Chávez lo habría alentado, sin éxito alguno, a formar parte del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV: “Chávez tenía el poder de persuasión increíble pero conmigo no lo logró, al contrario de otros artistas”.

Oscarcito representa uno de los rostros más notorios entre los artistas una vez vinculados con el gobierno, pero también de los más enérgicos en fijar plantón al Socialismo del Siglo 21. Y en eso no está solo…

LUIS FERNÁNDEZ Y SU SENTIMIENTO TRICOLOR

Con la voluntad del ciudadano no se juega. Es lo que hay”. Así se expresaba el actor Luis Fernández en un post colgado en abril en su perfil de Instagram.

Por primera vez, el protagonista de Tamara, película de cine por la cual ganó al premio Leonardo Da Vinci al mejor actor en el Festival Internacional de Milán, ponía de manifiesto su tono crítico contra el gobierno venezolano.

Lo expresó a través de una fotografía que retrataba una de las marchas cívicas de reclamo por la institucionalidad del país. Debutaba así de forma activa en la arena política, un ejercicio ciudadano que había declinado practicar, al menos, públicamente.

Fernández es celebrado por su talento artístico. Entre muchos de sus episodios memorables está su dirección de Chicago, en 2013. Solo él podía lograr el montaje de ese musical en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, escenario exclusivo de la alta revolución y prohibido su uso para artistas de oposición.

También es recordado por el careo con el presentador Jaime Bayly, en la ciudad de Miami, a quien se negó a revelar sus preferencias de gobierno.

Yo trabajo para todo un país, mis posturas personales no son mi trabajo”, era la forma de seguir su juego de silencio ante un Bayli que calificaba al venezolano de contestar de manera “jabonosa”.

Ahora, cuando en su cuenta de Instagram ondea la bandera venezolana, el mensaje que comunica el artista parece claro para la mayoría de sus seguidores, aunque algunos, como @up_data le escriban en demanda de un compromiso mayor: “Lánzate pa´ca y marcha con nosotros Luis Fernández deja de usarnos para tu faranduleo del día”.

MIMÍ LAZO: “CUENTAN CONMIGO”

La actriz Mimí Lazo vivió su transición ideológica en las redes de forma transparente, como ha sido su estilo de vida. Antes, su postura discreta había generado suspicacia en un sector de la población.

La artista se ha mostrado clara en 2017 en cuanto a su orientación. Tan clara como en 1977, cuando una muy joven Mimí desnudó su cuerpo sobre el de Miguel Ángel Landa en El pez que fuma. Aquel vigor de hace 40 años es el mismo que ha hecho vivir en la audiencia opositora de hoy con su apoyo a las marchas.

Pero, antes de ello, su estrategia de “ser o no ser” se había convertido en un terreno movedizo, del que salía airosa casi siempre. Inolvidable, por lo acalorado, fue su desencuentro en Miami con la presentadora Marialejandra Requena, también venezolana, y quien causó su malestar al exhortarla en el set de Mega TV a fijar posición sobre el cierre del canal RCTV por parte de Hugo Chávez. Igualmente, Requena la emplazó a despejar dudas sobre sus vínculos con el gobierno. Pero eso se ha tornado en historia pasada.

El país de la oposición festeja ahora el desempeño de Mimí Lazo. En uno de sus tantos mensajes en Instagram, la protagonista de ¿Vieja yo?  escribió: “Ayer #29Abril en #LA también salimos a exigir democracia para #Venezuela! Y a quienes siguen en las calles de nuestro país, todo mi agradecimiento y admiración. Mucha fuerza!!! #ProtestaMundial”.

Mimí tuvo una acogida cálida por el público que la adversaba. Aunque otros dejaron opiniones emocionalmente rotundas: “Coñooo Mimí Lazo al fin entendiste que esta mierda de gobierno no sirve? Un poco tarde, pero bueno”.

La actriz del monólogo El aplauso va por dentro se tomó tiempo para responder: “No espero que entiendas cómo duele ver desde aquí lo que está pasando en mi país. Porque sí, soy venezolana y desde acá(Estados Unidos, donde reside) seguiré trabajando por mi país, es lo mejor que puedo hacer. Actualmente, Venezuela pide a gritos que se multiplique la información, pues sepan que cuentan conmigo”.

Uno de sus seguidores, @blancae2211, contestaba: “Mimí que bueno verla del lado de la realidad”.

GUSTAVO DUDAMEL CAMBIA DE DIRECCIÓN 

Si hay un artista que limpió la imagen internacional de la Revolución Bolivariana fue precisamente el director de orquesta Gustavo Dudamel, quien de paso servía de muro de contención para que otros músicos criollos no mostraran su rechazo a la cúpula roja.

Estandarte del Sistema de Orquestas de Venezuela, Dudamel hizo silencio durante años sobre los atropellos sufridos por los ciudadanos venezolanos. Se recuerda cuando en las protestas del Día de la Juventud, en febrero de 2014, dirigió una función musical para satisfacción de los líderes revolucionarios, precisamente el mismo día cuando ejecutaron a los estudiantes opositores Bassil Da Costa y Robert Redman.

Sin embargo, en 2017 el grito venezolano por el asesinato de Armando Cañizales, el adolescente violista del Sistema, habría provocado que Dudamel se pronunciara con un llamado a los mandatarios a fin de que estos depusieran el uso de las armas contra los civiles y echaran a un lado la violencia.

Tras el pronunciamiento de Dudamel se escucharon voces a favor y en contra del músico barquisimetano. En su cuenta de Instagram, Mariana Vega, la primera venezolana en ganar un premio Grammy, salió en defensa de su colega en estos términos: “He leído muchas respuestas a las declaraciones de Dudamel que no suman absolutamente nada! (…) Sí, puede dar rabia todos los años de silencio y complicidad, pero no es el momento de enfocarse en eso. Ahora solo importa que seamos mayoría y que seamos escuchados! #venezuelalibre”.

En ese mismo post, Vega recibe la contestación de su colega Linda Briceño, @ellabricmusic: “Bueno, el día que lo vea dirigiendo la Simón Bolívar en un concierto de reconciliación donde esté como invitada solista Gabriela Montero (pianista adversaria de Dudamel) ese día se habrá sanado una herida. Por mucho tiempo el pueblo clamó e hicieron oídos sordos querida, la gente no olvida. Ojala que sea genuino”.

MUCHOS SON APOYOS COMPRADOS

Nunca vas a tener del mismo lado de la acera a toda la gente”, dice para Caraota Digital el politólogo Oswaldo Ramírez, director de ORC Consultores y durante años profesor de las cátedras Opinión Pública y Comunicación Política en la universidad Monteávila, en Caracas.

En referencia al caso de Dudamel, “para buena parte es un director que debe quedarse con la dirección musical, mientras que otros creen que su voz debe ser utilizada en el plano internacional para ser la voz de los indefensos. Nunca dejará satisfecho a todos”.

Ramírez analiza que para ciertos personajes está de moda decir ‘Yo estuve apoyando la revolución pero es hora de desmarcarme porque ya no me gusta’.

Se trata, según dice, de decisiones que originan controversia: “Muchos han llamado esa determinación como `la paz cadívica´, de Cadivi, es decir, aquellas personas que piensan `Yo estoy feliz contigo mientras fluya el tesoro y los incentivos para conversar, pero si se acaba el incentivo comienzo a alejarme y paso a ser un detractor´”.

Y eso, según este consultor político, nos revela otra realidad, “que muchos de esos apoyos eran apoyos comprados”.

Ahora bien, que un famoso salga a expiar sus culpas como se hace con los pecados constituye un tema que, de acuerdo con Oswaldo Ramírez, tiene que ver con la conciencia de cada quien. Supone, eso sí, que la disculpa de un funcionario consigo mismo –por ejemplo, la fiscal Luisa Ortega Díaz– sería actuar según lo que demanda su cargo. “Para Dudamel sería no hablar mal del Sistema, porque estaría hablando mal del proveedor. La realidad es compleja, no todo puede verse en negro y blanco”.

VENEZUELA NO ES TWITTER

Simultáneo a las protestas, en Venezuela se produce esta conflictividad, ya no física sino ética, aquellos que se devuelven de sus convicciones ideológicas y marcan distancia con el gobierno. La consecuencia es conocida. Quienes lo han hecho han recibido críticas, a veces feroces, de la otra parte de venezolanos.

Pero yo eso no lo vería como un conflicto social”, opina Marco Antonio Ponce, director del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, OVCS, fundado en 2011. “Estos pronunciamientos revelan que hay diversas posiciones frente al país y aunque se trata de gente reconocida no permean al problema real del país”.

l modo como se exponen esas discrepancias constituye sí un indicador de intolerancia, según Ponce: “El problema del país tiene una connotación de mayor profundidad y complejidad que se evidencia en las calles y que tiene que ver con las protestas actualmente en desarrollo y en, por ejemplo, la justicia militar aplicada a civiles. Lo otro es parte de la dinámica comunicacional de redes sociales que no pudiésemos llamar conflictividad”.

Para el OVCS las opiniones y planteamientos en las redes sociales no necesariamente van acorde con lo que está viviendo el país: “Venezuela no es Twitter y en ese error caen los opinadores“.

Desde nuestra visión como Observatorio de los conflictos sociales y exigencias de derechos vemos que el país va por un lado y las redes por otro. Las redes sociales hay que verlas con cautela y con argumentación. Por supuesto, hay que valorarlas como espacio donde se ejerce la libertad de expresión”.

De acuerdo con Ponce, en el caso de las personalidades criticadas por su postura política resulta preocupante por lo negativo de la estigmatización y porque busca un linchamiento mediático: “Pero, la crisis del venezolano tiene otra dimensión e incluye la problemática que hay con los alimentos, la seguridad y los derechos básicos de vida”.

Fuente  http://www.caraotadigital.net/carrusel/artistas-arrepentimiento-ideologico/

Te podría interesar

Samuel Garnica protagoniza su primer musical “Equity” en Nueva York

Samuel Garnica, ganador como Mejor Actor y Mejor Obra en el Fuerza Fest 2019 gracias …