sábado , febrero 24 2018
Home / Curiosidades / ¿Cómo responder ante la crisis? ¡NO te rindas!
Mandalo Online

¿Cómo responder ante la crisis? ¡NO te rindas!

José Medina

Estimado lector, hoy quiero compartir contigo un tema que se ha hecho eco en todos los lugares  del mundo, así como en reuniones y corrillos y también a nivel personal e individual: “la crisis”.  Crisis es la palabra “mágica” catalizadora de todo mal,  generadora de sentimientos de angustia y desesperación.

La etimología del término crisis denota separación, “algo que se rompe”, de allí el término crítica y criterio… la crisis nos obliga a pensar y llevar a cabo una acción.

Pero mientras que en el mundo se habla de “La crisis”, nosotros hablamos de oportunidades. ¿Sabías que en chino la palabra crisis tiene doble significado? “peligro y oportunidad”, y en el Curso de Milagros, se dice: “Toda situación tiene que ser para ti una oportunidad más para enseñarles a otros lo que tú eres, y lo que ellos son para ti. No tiene que ser más que eso, pero tampoco menos.”

Entonces ¿qué es la crisis? “crisis es una circunstancia sobre la cual no tengo control”. Pero la  crisis se puede convertir en la capacidad de responder con inteligencia al sistema interno de sensaciones: poseer un fundamento de conexión con tu mundo interno (llámese vida espiritual)   de donde puedes re-evaluar y reexaminar las situaciones basado en principios y valores que no cambian,  que no se rompen, que no se separan, simplemente te permiten establecer un punto interno que te llevará a ver las cosas de otra manera.

¿Cuál es el resultado de la crisis? El resultado de la crisis es el cambio,  es como un huracán…siempre está en movimiento y arranca todo lo que sea débil, frágil,  viene a corregir y a purificar, no importa su naturaleza (crisis económica, de pareja, social, laboral, salud etc.)

Tal como dice en Un Curso de Milagros en el principio Nº. 7: “Todo el mundo tiene derecho a los milagros pero antes es necesario una purificación”. Lo que no está cimentado, las creencias en la debilidad, la crisis lo arrancará, convirtiéndola de este modo en una amiga en lugar de enemiga.  Te invito a reconocer la crisis como la fuente de la creatividad e inspiradora y la ratificación de tu fe, para la activación de todo ese potencial energético que posees.

 Es necesario tener ideas que te empujen a salir de ella.  No te rindas…es la necesidad terapéutica de centrar nuestra energía en la solución y no en la manera de perpetuar el problema. “La energía mejor utilizada es la focalizada en el camino de las posibles soluciones…”

En situación de crisis revisa esta idea: ¿Qué es lo que quiero que resulte de esta situación? Después enfócate sobre de lo que si tienes control: tus pensamientos, tus percepciones, tus palabras, como llamas las cosas. De acuerdo a ello, todo lo que ocurre y la manera en la que lo ves será para ti. Cuando me encuentro en una crisis, es cuando más fe tengo en Dios, no me inclino por los cambios externos, lo contrario vuelvo mi mirada a la mente de Jesús y recuerdo perfectamente sus palabras: “estás en el mundo, pero no eres del mundo”, por lo tanto busco un cambio interno, un cambio de percepción.

En los tiempos de prosperidad no tienes que probar tu fe, pero en los tiempos de crisis recuerda este mensaje: “cree en la oscuridad lo que Él te dijo cuando era de día”

 Plantéate este cuestionario ante una crisis, o mejor dicho, en una oportunidad:

  • ¿Dónde estoy?
  • ¿Cómo he llegado aquí? (la individualización de la responsabilidad de cómo te sientes.)
  • ¿Hacia dónde quiero dirigirme?
  • ¿Qué es lo que quiero? focalízate

 Convertirse en exitoso sin invertir tiempo en la paciencia, la perseverancia, la disciplina y el compromiso no es factible. Los grandes  expertos de cada profesión, oficios o talentos, necesitan invertir unas 10.000 horas de experiencia, algo parecido a 10 años, como mínimo.

Por eso cuando escucho la frase: “quiero esto, quiero aquello…”, contesto: “¡focalízate!”.

La clave para focalizarte, es preguntarse a sí mismo, ¿Qué quiero alcanzar?, ¿Hacia dónde quiero dirigirme?, ¿En qué me considero bueno y qué talentos tengo para eso? y finalmente ¿Qué estoy haciendo para llegar a dónde quiero ir? Una vez que tengas las respuestas podrás reflexionar si estás caminando hacia tus metas ó estás dando vueltas en el medio del océano sin saber hacia que costa dirigirte.

 Otro aspecto fundamental de cuando hayas definido tu foco es centrarte en él y caminar sin caer en las tentaciones que surgen para desviarte. Estas distracciones provienen de las circunstancias, del entorno, de estados de ánimos, del saboteador y de muchas cosas más, pero la clave en estos momentos es, una vez más, preguntarse “¿Esto me beneficia en mi camino ó me aparta del mismo?”,¿Qué pasos debo seguir para llegar hacia la nueva situación deseada? “

Winston Churchill decía: “un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.”

Estimado Lector, el único que realmente puede solucionar tus problemas, eres tú mismo, Guiado por la Sabiduría Divina y el Amor Perfecto.

Agradece lo que tienes, suelen haber muchas cosas en nuestra vida por las que podemos estar agradecido… es bueno recordarte de estas cosas y mostrar tu agradecimiento regularmente.

Una crisis por más dura e interminable que parezca siempre pasará… mantén la luz de la esperanza… Haz lo mejor que puedas y no te rindas… No renuncies… ¡Aún puedes!

Dios te bendice en tus decisiones que tomes hoy en adelante para ti, para los tuyos, para tus asuntos, para el país donde vives… Que todo lo que elijas sea para glorificar a Dios y traer a este mundo su mensaje de amor y unidad… Que la luz de la esperanza ilumine tu santa mente.

Hasta nuestro próximo encuentro en el Camino del Amor.

Contacto:

José G. Medina (Cheo)

Whatsapp: 666 469 489

Correo electrónico: [email protected]

www.facebook.com/k.minoalaluz/

 

 Dirección de los encuentros:

Plaza el Tranvía, 5, 38320 San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife   https://goo.gl/maps/RDGFJqz17CF2  Teléfono: 922 65 65 44

 

Te podría interesar

Crónicas de Carlos Javier Bastardo: “Arrabal amargo”

Esta alicia es un poco viejita… pero al igual que la salsa no pasa de …