jueves , junio 21 2018
Home / Venezolanos Destacados / Miguel Robles, el chef maracucho que deleita con su tizana en Shangai
Luis_Chataing_2018

Miguel Robles, el chef maracucho que deleita con su tizana en Shangai

Julio Gutiérrez

Desde el pasado 16 de febrero los chinos comenzaron a saborear la tizana en Shangai. La vende un quiosco de Churros & Crepes House, una franquicia que comienza a desarrollar una firma  homónima canadiense  integrada, principalmente, por jóvenes inversionistas nacionales en el país asiático.

Con su nombre en español, integra el menú del pequeño  establecimiento de 20 metros, ubicado en Powerlong Mall City, en Qibo, en el distrito Minghan, en la ciudad más poblada de China y una de las más habitadas del mundo, con más de 20 millones de personas.

Se trata de una sabrosa bebida típica venezolana  que consiste en varias frutas  tropicales, como lechosa, melón, patilla, cambur, piña, mango y, adicionalmente, manzana, uvas, mandarina y hasta guanábana, cortadas en trocitos y mezcladas en zumo de naranja o piña, o cóctel de frutas, y granadina o “Frescolita”, para edulzurla y darle el color rojizo, según se prefiera, lo que hace que sea de variada preparación.

El vaso con la mezcla de trozos de patilla, melón, piña, uva, banana, jugo de naranja y un concentrado de granadina, la versión de Churros & Crepes House, se vende por 35 yuanes, la moneda china,   equivalente a 5 dólares.

El chef y asesor gastronómico, quien está en Shangai desde el 31 de diciembre, descubrió que podía venderse la tizana en una ciudad con elevado consumo de fritas.

La preparación está a cargo del marabino  Miguel Robles, chef y gerente de operaciones del local. Desde el pasado 31 de diciembre está en Shangai contratado como consultor para desarrollar el primer negocio de Churros & Crepes House. Ya vivió similar experiencia en Buenos Aires, en Argentina, con Burger Joint. Cuenta con la ayuda de un traductor y de un socio asiático que le asiste en las negociaciones o visitas de estudio que realiza por la ciudad. En el local lo acompaña Shen Hong, un joven chino, de 21 años, aprendiz de barista.

Robles, chef,  barista, bartender y coach en gestión de servicios y atención al cliente, asesor gastronómico y CEO  o director ejecutivo de Americas Consulting, en Maracaibo,  asevera que  la franquicia es el primer negocio en introducir la tizana en China.
“Sin embargo, hay locales que ofrecen la mezcla de varias frutas pero no al estilo de la tizana”, asegura, vía email, desde la ciudad china.

Cuenta cómo surgió la idea de vender la tizana: “Antes de la apertura pude  conocer mejor el mercado al que estábamos entrando, probar sus comidas, compartir  costumbres y  su cultura, lo que me permitió descubrir que, al menos en Shanghai, existe un alto consumo de frutas. Esto me llevó a conocer los mercados y allí nos percatamos que existía una posibilidad de ingresar la tizana como un producto bandera representativo y que marcara la diferencia, ya que podíamos conseguir los ingredientes para la misma. Se hicieron algunas compras y probamos, obteniendo un resultado bastante óptimo para lo que conocemos y deseábamos ofrecer”.

Los primeros catadores fueron un grupo de entrenadores del equipo inglés de fútbol  Totteham Club del Totteham Hotspur Center, ubicado en el mismo centro comercial. “Se les pidió se acercaran a probar los productos antes de la apertura. La tizana fue bastante aceptada y aún siguen viniendo por ella después de cada entrenamiento o cuando pueden acercarse”, narra Robles.

 

Entrenadores del equipo inglés de fútbol  Totteham Club fueron los primeros en probar la tizana en Shangai.

 

Los primeros chinos en saborearla “fueron unos jóvenes el mismo día de la apertura, se les dio a probar un poco y al probarla solicitaron un vaso cada uno, y coincidieron con los ingleses en que el producto es fresco, a pesar que estamos en invierno”, indica.

El CEO  o director ejecutivo de Americas Consulting indica que los clientes, en su mayoría asiáticos, miran con recelo el producto, pero cuando lo prueban “les cambia la actitud por completo, hasta sonríen después de tantas expectativas. Comentan que es bastante fresca y deliciosa. La hemos ofrecido para que la tomen con los productos que comparten. A los niños les fascina y la disfrutan como si fuese un helado o chuchería.  Tenemos varios clientes que iniciaron con una y ahora vienen y se llevan tres o cuatro para compartirlas con compañeros y familiares”.

También la han degustado mexicanos, norteamericanos, españoles y franceses. Sin embargo, ningún venezolano ha pasado por el negocio.

Esta bebida es consumida por venezolanos, principalmente, para refrescarse ante el calor, pero se consume también como postre a la hora de la merienda o después del almuerzo o la cena. igualmente se ofrece en fiestas, sobre todo de niños, y a los deportistas les gusta tomarla después de una tanda de ejercicios. Se expende  en fruterías, en  ventas de jugos naturales, en heladerías, en cafés y en restaurantes.

 

Los chinos califican la bebida de fresca y deliciosa. Se vende en 35 yuanes, equivalente a 5 dólares.

 

“Los valores calóricos que aporta son muy bajos ya que tiene un elevado porcentaje de agua que contienen las frutas, entre 80% y 95 % de su peso, que facilita la hidratación del organismo y coadyuva al correcto funcionamiento del aparato digestivo por el aporte de fibra alimentaria. Además, es muy adecuada para niños, deportistas y mujeres embarazadas, por su alto contenido de vitaminas y minerales”, suma Robles.

 
El producto “ha tenido una buena aceptación en el mercado asiático. Por lo que ha ayudado a que el negocio sea conocido más rápidamente. Lo mejor de todo, además de ver que es aceptada, es colocar el nombre de la tizana en su lenguaje, ya que no existe, así que les enseñamos, adicionalmente, a que le digan  con su nombre original en español”, resalta.
Churros & Crepes House, con sede en Calgary, la conforman jóvenes emprendedores de varias nacionalidades, principalmente venezolanos radicados en Canadá, además de canadienses y chinos. La compañía aprovecha la oportunidad que está ofreciendo China a los negocios extranjeros y un mercado de unas 30 millones de personas como clientes potenciales, avanzando ya en primer local del proyecto que se viene gestando desde  julio del año pasado.
Robles diseña el desarrollo de la franquicia basado en la conceptualización y en la operatividad, en los manuales de organización, normas y procedimientos, recetas, pruebas de productos,  sistemas de costos e inventarios, así como el entrenamiento del personal y otros asuntos del negocio. Destaca que trabaja también con una arquitecta venezolana radicada en Hong Kong en el diseño estructural y con varios residentes en Maracaibo, vía web,  en el área de diseño promocional y marketing.

“Ya existen conversaciones para la apertura de otros tantos locales en la misma ciudad, así como en Canadá”, revela Robles. Lo que significa que la tizana penetrará el mercado asiático más allá de Shangai, haciendo que sean mucho más los chinos que se deleiten con su dulce y sano encanto venezolano.

 

Fuente Panoramahttp://www.panorama.com.ve/experienciapanorama/Miguel-Robles-el-chef-maracucho-que-deleita-con-su-tizana-en-Shangai-20170402-0006.html

Te podría interesar

Alejandra Oraa dedicó a Venezuela su tercer Emmy

La periodista venezolana recibió el galardon por su trabajo como presentadora del programa Café CNN …