martes , mayo 22 2018
Home / Economía / “La dolarización podría salvar a Venezuela”
LAI Mad/Ten

“La dolarización podría salvar a Venezuela”

Liomam Lima 

Cuando el economista venezolano José Luis Cordeiro publicó por primera vez su libro La Segunda Muerte de Bolívar… y el Renacer de Venezuela, hace casi veinte años, le regaló un ejemplar al entonces presidente Hugo Chávez, tras un encuentro ocasional.

Unas semanas más tarde, recuerda el profesor universitario, coincidieron nuevamente y aprovechó para preguntarle a su lector potencial: “Presidente, ¿qué le pareció mi libro?” Chávez balbuceó: “¿Tu libro?, ¿qué libro?” “El que le regalé: La segunda muerte de Bolívar… el libro rojo”, contestó el autor. “Ah, sí. Ya lo leí -respondió Chávez- muy bueno. Muy bueno el análisis de la historia, la patria, el heroísmo, la figura de Bolívar…”. Cordeiro, desconcertado, se lamentó: “Pero, presidente, si es un libro de economía”. La respuesta de Chávez no se hizo esperar: “Sí. Esa parte también estaba muy buena”.

La conversación terminó allí; pero no el recorrido del libro cuya reedición se presenta ahora en Miami. Tampoco fue el final de la situación económica que la obra analizaba y que, en opinión del estudioso, vaticinaba “la catástrofe” que vendría después.

Cordeiro, graduado del Massachusetts Institute of Technology, en Cambridge, es uno de los principales críticos de las políticas económicas del gobierno de Nicolás Maduro, quien, asegura, ha llevado al país a una “situación de devastación”.

Sin embargo, considera que la crisis por la que atraviesa su nación no es únicamente resultado de la incapacidad política e intelectual de sus dos últimas administraciones, sino el reflejo de un proceso de estatización que se inició en la década de 1970, principalmente, en las ramas del petróleo y de la banca.

“Nos han convertido en lo que Adam Smith denominaba Estado impropio: un Estado que se adueña de los recursos; en este caso, del dinero de la gente y del petróleo del país. Lo más lamentable es que seguiremos siéndolo, después de Chávez y Maduro, hasta que no se cambie esa dinámica de poder”, aseguró el también fundador de la Singularity University de Silicon Valley.

Los resultados inmediatos de todo eso, dice, están a ojos vistas: políticas cambiaras “demenciales”, creciente índice de miseria, crisis sociales, económicas y sanitarias, inflación (“no cualquiera, sino la mayor inflación del mundo”) éxodo de más de un millón y medio de personas, caos, violencia, pobreza, devaluación de la moneda…

“Ahora cuesta más sacar una fotocopia de un billete de cien bolívares que el billete mismo”, se lamenta, a la vez que cuestiona las políticas de “doble rasero” del gobierno: “mientras paga 700 dólares al día en viáticos a sus funcionarios, un venezolano común solo puede sacar esa cantidad del banco una vez al año, aunque sea su propio dinero”.

Opina, además, que el Gobierno ha desaprovechado el boom económico internacional de los últimos años al no aumentar su producción de petróleo, la mayor fuente de riquezas de Venezuela que, vaticina, se quedará entre los sustratos y las piedras: “en 2030 es casi seguro que ya no se usará el petróleo como fuente de energía o se usará muy poco. Así que nuestras reservas seguirán bajo la tierra”.

Ante este panorama, confiesa que no ve solución a corto plazo para la situación venezolana: “soy futurólogo, pero tecnológico. Esto va más allá”, aunque sostiene que la dolarización de la economía podría ser uno de los pilares para el cambio.

No es nada nuevo. Con su libro La segunda muerte de Sucre, en 1999, Cordeiro se convirtió en uno de los padres de la dolarización en Ecuador, un experimento que luego trató de popularizar en El Salvador y que, ahora, quiere llevar ahora a su propio país.

“En un mundo globalizado, la moneda también debería ser global. No tiene sentido aferrarse a nacionalismos. En Ecuador, por ejemplo, nunca entendí por qué llamaron sucre a su moneda, porque el prócer no era ni siquiera de allí. Entonces traté de hacerles ver que no tenían por qué aferrarse a él, que era peor tener una moneda mala con nombre de un venezolano, que una moneda buena con nombre gringo”, dice mientras se toca una corbata amarilla, estampada con billetes de cien dólares.

“La dolarización es la medida más patriótica y revolucionaria que puede tomar América Latina”, asegura en su habitual tono provocador. Luego explica que este proceso generaría mayor autonomía y soberanía a los ciudadanos, que podrían disponer de su dinero sin el peligro de que los gobiernos impriman monedas irresponsablemente.

A la presentación del libro en el Interamerican Institute for Democracy, Cordeiro trajo consigo lo que considera símbolos de la necesidad de la dolarización: una gorra chavista; dos iconos del castrismo (el billete de tres pesos con la figura del Che Guevera y una libreta de racionamiento); un pasaporte español y otro venezolano; una caja de Toronto (un dulce típico de su país) y un fajo abultado de billetes de cien bolívares: el equivalente a los tres dólares que utilizará para pagar el taxi del aeropuerto a su casa, tras su regreso a Venezuela.

Fuente Diario de las Américashttp://www.diariolasamericas.com/america-latina/la-dolarizacion-podria-salvar-venezuela-n4115997

Te podría interesar

Así sobrevive el BBVA en la Venezuela de Maduro

El banco, que opera en Venezuela con BBVA Provincial, dice que su compromiso con el …