domingo , abril 22 2018
Home / Gastronomía / El ron que nace del azúcar y el agua de la selva
Mandalo

El ron que nace del azúcar y el agua de la selva

Diplomático vino al mundo en el siglo XIX en Venezuela, al calor del hacendado Don Juancho

Pablo Sempere 

El nacimiento de Ron Diplomático, en la Venezuela de 1959, estuvo marcado por un homenaje al impulsor de la empresa. Don Juancho Nieto Meléndez, el ilustre personaje bien peinado y afeitado que luce en la etiqueta de todas las botellas de la marca, inspiró la fundación de la compañía, que hoy asienta su destilería y planta de producción sobre lo que fue su hacienda particular. Don Juancho, hijo de españoles pero venezolano de nacimiento, vivió en el estado de Lara, a los pies del Monte Andino, en pleno Parque Nacional de Terepaima, a finales del siglo XIX.

De acuerdo con las historias contadas por los vecinos de la región, era un hombre apasionado por las bebidas tradicionales, a quien le encantaba explorar sus fuentes y procesos de elaboración, en particular, de aquellas relacionadas con los rones y sus diferentes variedades. Su curiosidad lo llevó a investigar sobre el impacto que tenían los diferentes factores ambientales en el resultado final, tales como el clima, la humedad de los trópicos, el tipo de agua o las variedades de la caña de azúcar.

Parece ser, además, que fue uno de los principales impulsores del asentamiento de este destilado en la zona: contaba con una gran variedad de muestras de licores y rones exóticos, obtenidos en sus frecuentes viajes al Caribe, de los que volvía con maletas repletas de botellas que luego invitaba a degustar en su hacienda a amigos y vecinos de la zona, cortesía por la que pasó a ser conocido en la región como El embajador, nombre que años más tarde adoptaría una de las marcas de Ron Diplomático. Pero dejando de lado las anécdotas, lo que verdaderamente llevó a la creación de la empresa fue el enclave predilecto que explotó en sus años Don Juancho y que hoy alberga las destilerías de Diplomático, Destilerías Unidas SA (DUSA), uno de los mayores productores de ron venezolano.

E

Siglo XIX. El impulsor de Ron Diplomático, Don Juancho Nieto Meléndez, gran aficionado a descubrir los secretos de las bebidas espirituosas, con la mira puesta sobre todo en el ron, despierta su interés sobre este destilado en la provincia venezolana de Lara. Un siglo después, sobre las tierras que daban forma a su hacienda personal, se sitúa la fábrica y sede de Diplomático, Destilerías Unidas SA (DUSA).

1959. Nace la organización. En aquellos años, la destilería pertenece a Licorerías Unidas SA (LUSA), cuyo accionista clave era Seagram’s, uno de los principales productores de bebidas alcohólicas en la época.

1976. La región en la que está asentada la planta recibe el título de Parque Nacional Terepaima, con todo lo que ello supone para la protección de la zona y, por lo tanto, la salvaguarda del maná de Diplomático.

2002. LUSA es puesta a la venta, incluyendo los activos de la destilería. En estos momentos, Ron Diplomático se vende únicamente en el mercado nacional. Tras el interés de diferentes grandes compañías, un grupo de empresarios venezolanos adquiere la empresa: LUSA se convierte en una firma 100% venezolana y adopta el nombre actual: Destilerías Unidas SA (DUSA).

2013. El Ron Diplomático es galardonado en el Festival de Ron de Londres como el mejor de estos destilados en todo el mundo. El título viene acompañado de una especial mención al método de elaboración, al que el jurado se refiere como “único en el mundo entero”.

2016. Ron Diplomático amplía su gama tradicional de rones con el lanzamiento de Mantuano, un nuevo espirituoso que busca liderar la categoría del Premium mixing rum.

La sede de la compañía se sitúa en el Parque Nacional Terepaima, título recibido en 1976, una extensión de casi 190 metros cuadrados en el noroeste del país. El microclima, con una temperatura que varía entre los 19 y los 25 grados, repercute en las cañas de azúcar cultivadas y en el agua que emana de los manantiales y ríos que discurren por el terreno, pura y perfecta para la producción de ron. El clima, de hecho, propicia tales condiciones para la fermentación y envejecimiento de los destilados, que al comienzo la firma, bautizada como Licorerías Unidas SA, se animó incluso con el vodka, el whisky y la ginebra, para abastecer al mercado local. Hoy, DUSA produce rones con melaza y con la miel de la caña para destilados ligeros y pesados, respectivamente.

Es precisamente en la melaza y miel de caña donde reside otro de los secretos de este ron. No siempre resulta fácil obtener la cristalización final del azúcar en más de un 45%, pero las condiciones atmosféricas de la zona proporcionan a Diplomático un contenido azucarero que oscila entre el 48% y el 52% en el caso de la melaza y que ronda el 60% en la miel. El otro secreto es recurrir al mínimo contenido de ceniza posible y a una baja viscosidad. La destilación parte de distintos métodos, incluyendo diversas columnas continuas para los rones ligeros, el batch kettle o destilación discontinua para rones intermedios y los alambiques de cobre para los rones más pesados.

El alcohol obtenido a partir del proceso de fermentación se calienta con el uso de estos métodos para separar sus componentes, y el alcohol vaporizado se condensa para formar el alcohol en bruto. Este proceso permite la purificación del destilado y, cuenta la empresa, es clave para definir el carácter y el perfil del Ron Diplomático.

La compañía produce cinco destilados: el Diplomático Reserva, una mezcla de rones envejecidos hasta ocho años; el Diplomático Blanco Reserva, mezcla de destilados en alambiques de cobre y columnas; el Reserva Exclusiva, elaborado a partir de las más puras mieles de caña de azúcar; el Single Vintage, fabricado a partir de una selección de reservas de ron, y el Embajador, hecho a partir de los mejores rones de la destilería y envejecido en barricas de roble blanco por un mínimo de 12 años.

Un segundo nombre para los países con otro ‘Diplomático’

E

Planta y destilería de la empresa 

No en todos los países en los que la marca comercializa sus productos, cerca de 50 en todo el mundo, los rones Diplomático gastan el mismo nombre.

Botucal es la insignia alternativa de la marca, utilizada en las regiones donde la misma ya estaba registrada por otras compañías. Botucal debe su denominación a la hacienda que forma parte de la compañía, muy cerca de la planta de producción, dedicada al sector agrícola. Además de criar búfalos, caballos y avestruces, en Botucal crece parte de la caña de azúcar utilizada en la producción de ron Diplomático, y en ella también crece una levadura propia cultivada por la organización, necesaria para el proceso de fermentación.

El nombre Botucal proviene de la palabra indígena local botuka, que significa cerro verde, en referencia a la colina situada frente a la destilería, que conforma el comienzo del Parque Nacional Terepaima.

Fuente Cinco Días 

http://cincodias.com/cincodias/2017/01/13/sentidos/1484339262_310997.html

 

Te podría interesar

El mundo del café exige pasión y vocación

El barista es un profesional especializado en el café de alta calidad que trabaja para …