jueves , noviembre 14 2019
Banner Chocolates Savoy
Home / Curiosidades / Así pasaron las fiestas los jugadores de la Vinotinto

Así pasaron las fiestas los jugadores de la Vinotinto

Los futbolistas de la selección venezolana compartieron en redes sociales lo que hicieron en estas vacaciones. Amigos, familia, nuevos propósitos…

Luis Mendoza

Llega un nuevo año y los jugadores de la Vinotinto han querido compartir con sus seguidores, lo bien que se lo han pasado en estas semanas de descanso. El capitán Tomás Rincón, nuevo refuerzo de la Juventus, pasó el fin de año con su compatriota Peñaranda. Otros como Christian Santos prefirieron recibir el año con nuevas metas y propósitos.

«2017 here we go» Así recibió el año Tomás Rincón junto a Adalberto Peñaranda.

as navidades venezolanas han perdido poco a poco su significado durante los últimos años. La alegría, la abundancia y la esperanza que se reflejan por estas fechas se han visto eclipsadas por diversas crisis que han puesto al país en vilo durante las épocas decembrinas.

La tensión política que se ha vivido en el país en el último mes del año ya parece ser cotidiano. Venezuela ha celebrado nueve elecciones desde 1999 en este período, todas cargadas de incertidumbre por las posibles repercusiones de sus resultados.

De esto último, tal vez el más dramático fue precisamente el referéndum de 1999 que se vio empañado por la tragedia de Vargas. Hecho por el cual se le criticó al entonces presidente Hugo Chávez el no haber interrumpido los comicios que se celebraban aquel 15 de diciembre en cuanto tuvo conocimiento del riesgo que vivía la población debido a las intensas lluvias que caían desde hace varias semanas, a fin de disminuir el impacto del ya previsible desastre.

Aún así, imitando la conocida frase del Libertador, Simón Bolívar: “Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca“, el mandatario instó a los ciudadanos a continuar con el proceso electoral. Los resultados para Vargas fueron devastadores, miles de desaparecidos y una reconstrucción que nunca llegó al litoral central.

Sin embargo, no todo quedó allí. Años más tardes, Venezuela continuó viviendo diciembres negros. Desde el paro generalizado de 2002 que inició justo en el último mes del año, hasta las crisis energética y económica que se acentuaron en el país desde 2009, con este panorama nada parece dar motivos a los venezolanos para celebrar las fiestas navideñas.

Lea también: Testimonios desde Bolívar: Nuestras navidades serán fatales (+Video)

Otro motivo para el descontento

2016 parece no ser la excepción de este fenómeno que ha ocurrido en los últimos años. La crisis generalizada destina a enfriar las fiestas a lo largo y ancho del territorio nacional. A la escasez, la inflación y la tensión política que sufre el país desde hace varios meses se le unió la falta de efectivo por un decreto del presidente Nicolás Maduro a fin de retirar los billetes de Bs. 100 del mercado en un plazo que, a juicio de especialistas, suena irrisorio.

Eso que vimos en estos días de recoger los billetes y volverlos a sacar respondería más a una cortina de humo para que la gente no se dé cuenta este diciembre de lo que está pasando con la inflación“, explica el experto en macroeconomía Johny Zafra.

Destaca que lo normal para llevar a cabo una transición monetaria como la que se quiere aplicar en el país con la inclusión de los billetes de Bs. 500 se requiere de al menos seis meses.

No obstante, el primer llamado del mandatario luego de que se anunciara oficialmente el nuevo cono monetario buscaba la sacada en circulación de dicha moneda, que representa el 48% de la masa monetaria venezolana, en un plazo menor a 15 días. Lo que devino en escasez de efectivo y largas colas en los bancos.

Además de fuertes protestas en el interior del país por parte de personas que no lograban canjear sus billetes de Bs. 100 y veían perder su dinero con el decreto.

El economista Jesús Casique recuerda que la reconversión de 2008 necesitó cerca de un año para llevarse a cabo. Tiempo en el cual coexistieron ambos conos monetarios.

Cuando hubo la reconversión monetaria tanto el billete nuevo como el viejo circularon a la par, pero retirar 6.111 millones de piezas sin tener el  nuevo cono monetario obviamente que va a generar una situación de caos en la economía venezolana. Lo más recomendable era hacer la incorporación y que ambos conos circularan juntos. Pero no retirarlos de forma tan drástica porque los resultados fueron muy adversos para el Gobierno central y hubo un efecto bumeran“, afirma.

Lea también: ¿Feliz Navidad? Canasta alimentaria familiar aumentó a Bs. 460 mil

Cambiando un problema por otro

El uso de esta clase de medidas no parecen ser casuales. De acuerdo con el politólogo y responsable de la especialización en opinión pública y comunicación política de la USB, Daniel Varnagy, estos decretos son “muy hábiles porque giran la gran molestia que tiene el venezolano sobre su cotidianidad, su frustración en cuanto a todos los reclamos que le tiene al Gobierno“.

Las palabras de Varnagy concuerdan con las de Zafra. La inflación, la crisis política y hasta la escasez de productos básicos quedaron eclipsados por la tensión que generó la falta de billetes en el país. Pero, el politólogo agrega otro hecho que generaba escozor en la opinión pública nacional en la actualidad: El diálogo.

Las conversaciones entre la oposición y el oficialismo es un tema que generó una frustración gigantesca y quedó por debajo de la mesa porque el Gobierno tomó una medida que hizo girar la cabeza completamente en otra dirección“, alega. A su entender, era necesario buscar algo que sacara de foco a este asunto.

Hasta la propia dirigencia de la oposición está aliviada de que todo esto ocurriera porque la culpa que toda la población le estaba echando ahorita se la está llevando el Ejecutivo por este tipo de medidas improvisadas“, añade.

Los anuncios polémicos en época navideña parecen ser una estrategia permanente del chavismo, desde su llegada al Poder. Los antecedentes hablan por sí mismos: El decreto de Ley Resorte, en 2004; el cierre de RCTV, en 2006; el cambio de huso horario, en 2007; la Inmovilidad Laboral, en 2010; el anuncio de Maduro como sucesor de Chávez, en 2012; la regulación del mercado automotriz, en 2013; y el programa de recuperación económica, en 2014; todo ocurrió durante el mes de diciembre en años donde la crisis política o económica preocupaba a la nación.

Varnagy expone que el uso de estas medidas son comunes durante estas fechas debido a que el Ejecutivo percibe que la sociedad está “narcotizada por la navidad”.

Lea también: NYT: Navidad sin hallacas, sin niño Jesús y sin cambios políticos

Malestar y frustración

La crisis que se vive en el país en la actualidad ha causado un “clima de malestar y frustración generalizado”, de acuerdo con el sociólogo Trino Márquez.

El sentir para los venezolanos es que cada año son peores las navidades, porque todos lo años se producen más estatizaciones y confiscaciones que están unidas a la corrupción“, señala.

A juicio del experto esto ocurre debido a que Venezuela está siendo gobernada por “un grupo de comunistas”. “Ellos suelen deshechar todo lo que tiene que ver con las tradiciones. Y por supuesto que como lo que tiene que ver con estas fechas forma parte de la cultura burguesa, no les importa para nada acabar con los sueños e ilusiones que inspiran esta época“.

Aún así, Márquez subraya que hay naciones que “han estado peor que nuestro país y han logrado salir adelante“. Pero, puntualiza que para que esto ocurra es necesario llevar un cambio rápido de Gobierno y de modelo pues, de lo contrario, “cada navididad seguirá siendo peor que la anterior“.

Fuente as digital

http://futbol.as.com/futbol/2017/01/01/internacional/1483277519_132844.html

 

Te podría interesar

El emotivo reencuentro entre un venezolano y sus dos hijos en España

Los datos de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados afirman que 4,5 …