Arte y Cultura

Nacimientos venezolanos vencen la crisis y expresan la esperanza cristiana

Nacimientos venezolanos vencen la crisis y expresan la esperanza cristiana

Sin importar el material con el que sean fabricados, los pesebres navideños continúan en hogares e iglesias. Con su sencillez recuerdan una costumbre de catequesis que empezó san Francisco en el siglo XIII

Dalila Itriago 

Las cuerdas del arpa fueron hechas con hilos de seda de colores. Los reyes magos son tres joroperos venezolanos que cargan sus instrumentos y van vestidos con trajes de liquilique color mantecado. Todos esperan el nacimiento del Niño Jesús frente a una iglesia hecha a mano con puras piedritas, igual a aquella que hizo en San Rafael de Mucuchíes, estado Mérida, el artista Juan Félix Sánchez en el complejo arquitectónico El Tisure.

El pesebre fue elaborado por Laura Quevedo, mujer que lleva 60 años viviendo en el casco histórico de Petare, y que a pesar de haber perdido a sus padres, hermano y primos, aún mantiene la tradición navideña de llenar su casa con nacimientos, que simbolizan la fe cristiana.

“Nadie puede decir ‘yo no puedo’ o ‘yo no sé’. Todos en este mundo tenemos un don, lo que a veces nos hace falta es la voluntad y un poco de incentivo. Cualquiera haciendo un poco de esfuerzo puede poner su pesebre y, para un católico, es una costumbre que no se debe perder. A la crisis hay que decirle: ‘Espérate ahí, ya yo vengo’ y mientras tanto celebrar el nacimiento de Dios”, comenta Laurita, como le llaman cariñosamente en Petare.

Quevedo ha sido reconocida en tres ocasiones en el Concurso de Pesebres del Centro Histórico de Petare. Incluso en una oportunidad le dijeron que solo podía participar como jurado porque presumen que pueda ganar con facilidad. En la primera ocasión sus burriquitas y personajes fueron hechos con bambú; el segundo logro, con figuras de revestimiento, y en el tercero, el niño nació debajo de una escalera, una proeza hecha con anime.

“Cuando empezó a morirse mi familia se me fue yendo la ilusión, pero igual no dejo de hacer los pesebres. Representa la unión y la alegría, y eso no debe perderse en ninguna circunstancia”, agrega Laura.

A solo dos cuadras de su casa, en la iglesia Dulce Nombre de Jesús también hay un nacimiento. El viernes 16 de diciembre los fieles entraban y decían admirados: “Quedó bonito”.

En acción de gracias

En la parroquia Candelaria, del centro de la ciudad, el pesebre tiene un motivo bíblico. Así lo explica Ángel Armando Ramírez, su diseñador. Es tallado en anime, lleva una base de yeso, y su estructura representa un templo destruido, adonde llegaron las figuras principales de María y san José a buscar hospedaje: “Lo hice en dos semanas, día y noche trabajé en él. En realidad, quise darle las gracias a Dios porque logré graduarme en la carrera de Enfermería, todo es por su gloria y, además, mientras lo montaba pedí por el bien del país”.

El sacerdote Miguel Acevedo lo bendijo ese día al comenzar la Novena de la Misa de Aguinaldo. Explicó que a esta celebración también se le llama Fiestas Mayores del Adviento porque ocurren en los días culminantes que preparan de manera inmediata a la Navidad.

“Según la liturgia oficial católica romana, estas fiestas comienzan el 17 de diciembre y duran hasta el 24; y también se les conoce como la Semana Santa de Navidad. En Venezuela son las Misas de Aguinaldo, una celebración  muy típica porque rompe con la sobriedad de la liturgia oficial. Se puede cantar el Gloria, se hace la misa en honor de la Virgen María, se cantan villancicos y aguinaldos jubilosos, y es realmente una costumbre inmemorial del país. No tenemos noticias de su origen”, dijo Acevedo.

Ahora, aunque dentro del territorio sea difícil precisar cuándo comenzó esta fiesta de creyentes católicos emparrandaos que montan nacimientos y cantan desde tempranito  melodías en honor del Niño Jesús, el sacerdote acota que los nacimientos comenzaron en el siglo XIII como una invención de san Francisco, quien utilizó la representación de la Sagrada Familia como un instrumento de catequesis.

“Cada día de la Novena simboliza un mes de la gestación de Jesús, el hijo de Dios, en el vientre de María, quien tiene un papel central en la Novena. San Francisco de Asís hizo un nacimiento viviente por allá en el siglo XIII, con personajes humanos, y luego se fue popularizando la representación en imágenes. Es decir, esta tradición nos viene de Italia y él lo hizo para evangelizar, para destacar que el Altísimo puso su morada en medio de nosotros, que el hijo de Dios se hizo hombre”, subraya el padre, para recalcar que esa es la esencia de la fe cristiana: Dios camina y comprende las necesidades del hombre, pues también sufrió escasez desde que nació, sufrió persecución, dado que lo quería matar Herodes, y también fue migrante.

Quizá por eso los nacimientos se repitan en todas las parroquias del país con igual fervor, debido a que como dice este sacerdote, representan la esperanza y expresan con ternura unos contenidos teológicos sumamente profundos.

“La gente tiene esperanza, el día que la pierda estarán muertos. Dios está con nosotros, como estuvo con su pueblo. Recordar esto es lo que nos permite tener siempre la mirada en alto. Por eso la Navidad nunca nadie no las arrebatará”.

Fuente El Nacional 

http://www.el-nacional.com/noticias/sociedad/nacimientos-venezolanos-vencen-crisisy-expresan-esperanza-cristiana_62959

Más en Arte y Cultura

Artistas protestaron por la inauguración del Festival de Teatro de Caracas

Rossana23/04/2017

La vuelta al mundo en 144 libros: un mapamundi hecho con portadas

Rossana19/04/2017

Blanca de las Heras entre las 7 mejores bailarinas de Europa

Rossana18/04/2017

El Nazareno de San Pablo, leyenda y mito de la fe caraqueña

Rossana11/04/2017

Claudio Nazoa: Un humorista jamás puede estar de acuerdo con el gobierno

Rossana10/04/2017

El artista venezolano Mario Pérez Rodríguez nos muestra sus recientes obras

Rossana06/04/2017