domingo , enero 26 2020
TostyArepa
Home / Deportes / Deyna Castellanos, la venezolana que conquistó el mundo del balompié

Deyna Castellanos, la venezolana que conquistó el mundo del balompié

Rossana Franco Zambrano

Definitivamente 2016 fue el año de Deyna Castellanos. La chica de apenas 17 años de edad, proveniente de un país en crisis como Venezuela, juega en La Universidad Estatal de Florida en el Florida State Seminoles, de la División I de la NCAA, y ya recibió el honor de convertirse en la primera atleta venezolana en ser invitada por la FIFA a la Gala del Balón de Oro tras haber anotado un récord de 11 goles. Su corta pero intensa trayectoria dentro de la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-17, la proyectan ya como la mejor jugadora de fútbol femenino del mundo.

Deyna nació el 18 de abril de 1999 en la ciudad de Maracay, Venezuela. Su estatura es de  1,68 y su pasión por la pelota comenzó desde que acompañaba todas las tardes a su hermano Álvaro a las prácticas de fútbol en la escuela San Ignacio de Maracay.  En las prácticas dominaba al costado de la cancha de manera asombrosa con tan solo cinco años de edad, por lo que los entrenadores le insistieron a su madre para que la chica entrara a hacer carrera dentro del balompié.

Deyna es simpática, bella y muy pícara. En el juego es realmente ágil y rápida. Maneja muy bien las relaciones con sus compañeras de equipo y admira a los grandes del fútbol de su país de origen como a Juan Arango

Con apenas 14 años salió goleadora –junto a su compañera Gabriela García– de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Costa Rica 2014, dos años después, en la siguiente edición del torneo, en Jordania, ha vuelto a acaparar los focos: consiguió el Balón de Bronce Adidas, convirtiéndose en la goleadora histórica del Mundial Sub-17.

“Estoy muy contenta por lo que Venezuela ha venido haciendo y por lo que yo misma he venido haciendo”.

De sus 5 goles en tierras jornadas, que impulsaron a La Vinotinto hasta la cuarta plaza, dos fueron especialmente espectaculares: el tanto ante Canadá, en el que Deyna controló de espaldas, se hizo un autopase de taco y la coló cerca de la escuadra, y el que sería elegido por los aficionados como el mejor del Mundial: su disparo desde la media cancha en el último segundo del partido ante Camerún… una diana que, además, sirvió para clasificar a su equipo a cuartos. “Fueron goles increíbles”, asegura la propia Deyna en las entrevistas.

Al haber sido marcados más tarde del 30 de septiembre, ninguno de los dos son seleccionables para el Premio Puskás de la FIFA 2016, pero sí pueden serlo para el año próximo, algo que emociona a la delantera. “Si en algún momento cualquiera de mis goles están en ese premio yo estaría muy contenta”.

Su madre Yrene Naujenis, ha revelado los dos sueños que Deyna se ha propuesto cumplir: “Ella siempre ha querido ver a La Vinotinto de mayores en un Mundial y que le den el premio a la mejor jugadora”.

De momento, la delantera tiene claro que el hecho de que los galardones de la FIFA reconozcan por igual al fútbol masculino y al femenino –con los premios a mejor jugadora y entrenador–, es un importante paso adelante. “El fútbol masculino está muy por encima del femenino ahora, pero esto puede aportar más nivel al fútbol femenino. Por eso para mí es bastante importante”.

Deyna podrá votar a sus favoritos a los Premios THE BEST como una aficionada más, pues otra de las características que hacen únicos a estos galardones que se entregarán el 9 de enero de 2017.

Te podría interesar

Mejías, Cova y Gutiérrez: tres venezolanos del Atlético Madrid

Atlético de Madrid cuenta con Josua Mejías, Adrián Cova y Fernando Nando Gutiérrez. Cova es …