martes , noviembre 19 2019
ArmaTuHallaca
Home / Arte y Cultura / Del lenguaje del venezolano y las palabras del caraqueño

Del lenguaje del venezolano y las palabras del caraqueño

img_3069

Por Rossana Franco Z

Palabras como “bachaquero”, “escasez”, “pan”, “polarcita”, «maburro» “trueque”, “escuálido”, “rojitos”, “revolución”, “malvivir” y otras muchas censurables, se escuchan vox populi entre un abrir y cerrar de ojos en la caótica Caracas. 

La lengua española es muy rica y tiene el gusto de sus muchas variantes, dialectos y jergas. Según el contexto y el lugar en el que se emplee conformará un diccionario de palabras que identifiquen una cultura y un pueblo, también un momento histórico. Pero en Venezuela,  paradigma de cierto juego satírico del lenguaje, constantemente se están inventando nuevas palabras, aquellas que generalmente expresan el manejo de la ironía, la crítica y la desesperanza de un país que se ha decretado en crisis.

ciudad-estacion-metro-de-caracas-tren-gente

La inconformidad tras la situación política, económica y social que viven los venezolanos no persiste solo en los rostros de un pueblo que sufre, sino también en lo que entre susurros y gritos permanece latente en cada esquina de su ciudad, Caracas. Sus vías de acceso y los medios de transporte son un puente casi mágico para conocer y escuchar el disentir de los caraqueños.

caracas-viernes

Palabras como “bachaquero”, “escasez”, “pan”, “polarcita”, «maburro» “trueque”, “escuálido”, “rojitos”, “revolución”, “malvivir” y otras muchas censurables, se escuchan vox populi entre un abrir y cerrar de puertas, entre uno y otro suspiro. Mientras el sol relampaguea, en los sectores que reflejan el caos de las urbes, no se alimentan sino las palabras y las frases que resuenan en un solo sentir de tristeza, derrota y agonía: “¡Haz tú cola!

afp_g45n2

Lo dicho toma un significado explícito, está allí para describir, para narrar, para disentir, para acotar, para convencer, tiene un fin que es pragmático. Sin embargo, detrás de las palabras se guarda también un gesto, un sentimiento, un misterio, un clamor. La palabra que es entendida es escuchada cuando resuena, toca. Aquello que se pronuncia está acompañado de algo más que significados, también mueve emociones. Una voz puede hablar por una pluralidad de voces, expresar la inconformidad y el extravío de quien la escucha. Una palabra puede expresar el sentir de un país y de una ciudad caótica: ¡Libertad!

estudiantes-rechazar-agresiones-raul-romero_nacima20130612_0181_3

En medio del caos, Caracas se ha convertido en una ciudad variopinta, el lenguaje y las palabras que conforman la lengua del caraqueño se transforman de acuerdo a cada situación, cada gloria, cada penuria. El contexto vivido da para armar un diálogo que resalta un rasgo que define a un tipo de venezolano, su ambiente, su paisaje, su ideología, su visión y cierto nivel intelectual. Las palabras se convierten en un caleidoscopio, el degradé de los colores en los murales de Cruz Diez o las distintas siluetas de Soto.

reubicaran-esfera-de-soto-para-ampliar-la-autopista

Desde las artes y la literatura, la palabra se ha convertido también en una herramienta para describir un mundo que se expresa fragmentado y no de fantasía. Desde esas diversas aristas de la creación se deja entrever también otro lenguaje, aquel que se expresa con imágenes y símbolos, esos que también forman parte del sentir del venezolano. Cada palabra descubrirá a otra y la hará fecunda. Será reformada y se reformará así misma, lejos de imponerse será una fuerza liberadora y creadora.

 rafael-cadenas-02

Rafael Cadenas. Poeta y ensayista venezolano 

La palabra para el venezolano y para el caraqueño no es más que una materia prima. Sus artistas, escritores, periodistas, correctores, lingüistas, filólogos y en general su gente, han ido conformando una idiosincrasia que ha venido transformándose mediante su lenguaje y su lengua. Los momentos críticos de un país no han sido sino álgidos para la creación. Cada escenario caótico de la ciudad es fuente de inspiración constante en sus escritos, sus expresiones y sus obras. Representar emociones, visiones, pareceres, cierto hastío y también sus desengaños son propios de aquellos quienes se han rebelado expresando una gran inconformidad en su momento.

ucv-estudiantes-006

Todo el venezolano y en general el caraqueño que utiliza la palabra como herramienta de discurso, de trabajo y de creación, tiene el gusto y el placer de obrar sobre la versatilidad y el ingenio de manera que el lenguaje sea una piedra para esculpir y para la lengua una masa de barro para asir con las manos. Desde la narrativa hasta la poesía, los escritores venezolanos no han hecho más que alimentar su lengua y nutrirla de paisajes, sonidos, ritmos y verbos.

23429756720_d43d86fafc_b

Aula Magna/UCV

RFZ/REVISTA VENEZOLANA 

 

 

Te podría interesar

Kalathos publica “Fruta hendida”, el nuevo poemario de la venezolana Edda Armas

El libro se presentará el 27 de noviembre en la Librería Lé de Madrid Briseida …