lunes , septiembre 28 2020
Home / Inmigración / Venezolanos fuera de Venezuela

Venezolanos fuera de Venezuela

2910venezolanosemigrantes620

Por Diarleth García 

¿Cuál es tu plan?

Esa es la pregunta que más me han hecho desde que vine a Barcelona, y cuando respondo, la mayoría reacciona con incredulidad cuando mi respuesta es «volver a Venezuela cuando termine los estudios a los que vine». Muchos otros ni preguntan, porque ya asumieron que formo parte de esa extensa lista de emigrantes venezolanos, y sin duda, es algo para reflexionar ¿Por qué es tan difícil entender que imagino mi futuro en mi país? Es algo que me ha dado mucho en qué pensar y sobre todo a intentar entender al venezolano que vive en Barcelona, que no es muy diferente al que está en Madrid, París, Londres o en muchos otros destinos a los que nuestros sueños nos han llevado.

Para entender a los que salieron del país, primero recordemos que el venezolano no está acostumbrado a emigrar, históricamente recibimos a extranjeros, porque era el país moderno, con mucho futuro y un boom petrolero, lo veíamos en clase, siempre teníamos un compañero hijo de italianos, portugueses, colombianos o españoles, a quienes recibimos con los brazos abiertos. El emigrante venezolano no es tan fácil de identificar, primero, porque físicamente somos muy heterogéneos y segundo porque no solemos rodearnos de tantas personas de nuestra nacionalidad; este último punto es curioso y son muchas las cosas que desde mi visión lo explican.

¿Dónde están los venezolanos?

Dado que la inmigración en Venezuela fue tan importante en el siglo pasado, muchos de mis contemporáneos son hijos o nietos de extranjeros, siempre ha sido normal para un venezolano cenar una tortilla de patatas o tomar un vino casero en casa de sus amigos, sin hablar de la mezcla de culturas. Mientras mis regalos los traía el Niño Jesús, tenía amigos que los recibían de Papá Noel o de los Reyes Magos. Por lo tanto, cuando un venezolano sale del país, en mi caso Europa, no le resultan las cosas ajenas y la adaptación no es tan difícil, sin mencionar que legalmente, a la mayoría de los que están fuera tampoco les es complicado, porque tienen pasaporte europeo, así que van directo a hacer su nueva vida, no digo que no se apoyen con otros coterráneos, pero la necesidad es diferente a la de otras comunidades y tarda más en expresarse, y para ese momento ya han desarrollado nexos en esas nuevas tierras.

Analicemos ahora un fenómeno curioso, muy relacionado con el punto anterior: la gran mayoría de personas extranjeras en Venezuela tienen ahí también a sus hermanos, primos y diversos familiares, era usual que se fueran familias completas e intentar escoger destinos donde otro familiar ya hubiera probado suerte, algo totalmente opuesto a las generaciones de venezolanos que ahora migran a Europa. La mayoría de las personas que ahora salen del país son jóvenes, solteros o matrimonios jóvenes, rara vez con hijos, y la escogencia del destino responde más a los gustos que a la necesidad, la romántica Francia, la puntual Inglaterra, la alegre Italia, la fiesta de España… con lo que las familias no solo se van, si no que se dispersan.

Al estar muchas personas sin niños, no es tan evidente la necesidad de apoyarse en otros  para conservar la identidad nacional; además, es más fácil a una sola persona involucrarse en un grupo de diferente cultura a cuando está con todo un grupo familiar.Otro elemento relevante por lo que a la mayoría de venezolanos en el extranjero no se les observa en grupos, es el factor económico,  me explico, en muchos países las migraciones se producen por crisis económicas y recesión, muchos salen huyendo del desempleo, uniendo los ahorros (si los tienen) y buscando trabajar en lo que sea necesario, mientras se apoyan sus compatriotas que llegaron antes y los que llegaron con ellos, ahí se forjan lazos de solidaridad. El venezolano nuevamente difiere, con excepciones claro, el venezolano sale huyendo de la situación política o la inseguridad, o bien a estudiar, pero lo relevante es que no son directamente razones económicas, el venezolano viene con recursos y ahorros, no depende de su comunidad para sobrevivir sus primeros meses, y esos nexos consecuencia de la solidaridad no se dan de la misma forma.

Los venezolanos nos caracterizamos por ser muy alegres y con mucho calor humano, eso resulta en estos países una gran ventaja para incorporarnos a la cultura, puede que al principio les impacte, pero nos ayuda a rápidamente conocer a las personas que nos harán más sencillo el proceso. Otra ventaja para nosotros es la viveza, pero en un sentido más amplio, estamos acostumbrados a resolver con pocos recursos, a pensar rápido  y tener inventiva, lo que en Venezuela es la causa de muchos males, aquí es solo una ventaja a la hora de desenvolvernos.

¿Cómo son los venezolanos en el exterior?

Hay cosas que he observado y me cuestan entender,  una fracción de venezolanos hablan del país resaltando sus aspectos negativos, como si quisieran justificar el haber salido de ahí, no diferencian que estando en Venezuela esos comentarios se pueden considerar una crítica, pero a los ojos de un extranjero están deteriorando la imagen de su nación y más aún la suya, porque los demás siempre nos asociarán con el lugar de dónde venimos. Afortunadamente, cada vez me he ido relacionando más con venezolanos que se esfuerzan en reunir a su comunidad, que están motivados en vivir nuestras tradiciones y expresar la cultura de Venezuela, y también a los que aún estando fuera no se olvidan de que allá está su historia, familia y los amigos de siempre, son estos venezolanos los que me hacen recordar siempre por qué Venezuela es un lugar tan especial, porque está llena de venezolanos.

Estas líneas estuvieron llenas de generalizaciones, los venezolanos somos muy variados y es difícil que una descripción nos abarque a todos, cada uno ha tenidos sus experiencias y razones diferentes para emigrar. La comunidad venezolana en Barcelona es mucho más grande de lo que había imagino, pero a la vez está muy dispersa,  a pasar de que se organizan y promueven continuamente actividades, son pocos los venezolanos que conozco que participan.

Espero que en unos años volvamos a hacer ese país con progreso que atraía a extranjeros, y que todos los venezolanos que estamos fuera nos convirtamos en una marea de conocimiento y experiencia.

Por: Antonio Rengifo Núnez.

Fuente: http://venezolanoenbcn.blogspot.com/

Imagen: web

Te podría interesar

¿Qué está pasando con los hijos de inmigrantes venezolanos que nacen en España?

REPORTAJE DE NATALÍ SALAS En esta edición de Venezuela 360, traemos un reportaje sobre los …