jueves , abril 19 2018
Home / Gastronomía / Sabores venezolanos por las calles de Santo Domingo
Mandalo

Sabores venezolanos por las calles de Santo Domingo

28_10_2016-hoy_viernes_281016_-vivir1-c-729x394

Arepas, cachapas, empanadas, pasteles salados, jugos… son solo algunos de los platos tradicionales de la cocina venezolana que desde hace varios meses se ofertan en las calles y avenidas más concurridas de la capital.

Por Elizabeth Martínez

Arepas, cachapas, empanadas, pasteles salados, jugos… son solo algunos de los platos tradicionales de la cocina venezolana que desde hace varios meses se ofertan en las calles y avenidas más concurridas de la capital.

Y es que la situación política, social y económica del país suramericano ha provocado que muchos de sus ciudadanos partan a otras tierras en busca de una mejor calidad de vida.
Así lo cuenta Moraima Bravo, quien desde hace dos meses se dedica a la venta de cachapas en la avenida Duarte.

“Fue difícil dejar a mi familia. Vine con la esperanza de conseguir un trabajo en mi profesión, analista de personal, pero se me ha complicado. Lo que se me ha vuelto más factible es la venta de comida”, expresa Bravo un tanto afligida, pues además tuvo que dejar a sus hijos en Venezuela.
Ella elabora las cachapas a base de maíz dulce y harina de maíz, y las rellena de pollo o jamón y queso, aunque resalta que las de pollo tienen más salida.

Tania Márquez, vendedora de arepas y jugos, coincide con ella. Cuenta que en el poco tiempo que lleva vendiendo ha descubierto que a diferencia de ellos, los dominicanos tienen más inclinación al consumo de las comidas a base de pollo. “Nosotros consumimos más las arepas con carne de res”, señala.
Comenta que en un principio sus clientes, no se acercaban a comprarle debido a que se encontraban la arepa salada y le extrañó, “pues ustedes están acostumbrados a consumirla dulce”.
Pero, con el tiempo han ido probándolas y ya tienen mucha demanda.
Las bebidas. Sin duda, los jugos son los grandes protagonistas en la venta de comida informal de los venezolanos emigrantes en Santo Domingo.

En un recorrido, ¡Vivir! pudo constatar esta afirmación, y los mismos vendedores lo recalcan.
“Desde que llegué a República Dominicana he ofertado arepas, empanadas y jugos, pero lo que más se vende es la bebida. Hice a un lado la comida y ahora solo ofrezco limonada”, enfatiza Antonio Montero, quien expresa que en un día consigue de 700 a 1,000 pesos con su negocio.
Por otro lado, Ángel Rojas, un joven chef que vende jugo de limón en las proximidades de la calle París, al ser cuestionado sobre la diferencia entre los jugos que preparan los venezolanos y los que hacen los dominicanos, contesta que el trato es la única diferencia.

“El buen manejo y como nos conducimos hacia nuestros compradores, como decimos allá en Venezuela, la jocosidad”.

El toque especial. Los criollos están acostumbrados a acompañar las comidas hechas con masa frita, con kétchup y mayonesa, pero los venezolanos no.

La salsa tártara casera es lo que le da el toque a sus preparaciones de este tipo.

Daniel Fuenmayor y Berónica Lara, una pareja de novios que vino hace poco a probar suerte en el país, ofertan platos diferentes por la periferia de La Feria: pasteles salados, rellenos de papa y queso; y tequeños, (rollos de harina rellenos de queso) acompañados con salsa tártara. “Esta salsa se hace haciendo un sofrito con pimentón, ajo, cebolla y apio y sal, para luego licuarlo con mayonesa, detalla Lara.

Fuente Hoy Digital

SABORES VENEZOLANOS POR LAS CALLES DE SANTO DOMINGO

Te podría interesar

Arepas venezolanas y hallacas ya son parte de la dieta bogotana

El aumento de venezolanos en la capital colombiana ha generado transformaciones en las mesas. Cada vez es más …