miércoles , noviembre 13 2019
Anis Cartujo
Home / Deportes / Las curvas de la vida llevaron a Yulimar Rojas a su gran salto

Las curvas de la vida llevaron a Yulimar Rojas a su gran salto

Rojas-Venezuela-JJ-OO-EFE_NACIMA20160815_0120_6

Por Ronald Rojas

La caraqueña salió del anonimato este año y se perfila como una de las principales esperanzas de Venezuela para Tokio 2020

En el año 2008, Venezuela celebraba su número más alto de atletas clasificados a una cita olímpica con 110 participantes. Para Pekín, asistió la selección nacional de voleibol femenino liderada por su jugadora internacional, Desireé Glod. Para ese entonces, la medallista de plata de Río de Janeiro, Yulimar Rojas, tenía 8 años de edad y empezaba a soñar con el mundo del deporte.

Rojas se paseó por el Instituto Nacional de Deportes con el objetivo de ingresar al gimnasio Gastón Portillo, donde entrenaba tanto el equipo olímpico femenino y masculino de voleibol. Estrellas como Glod, Jayce Andrade, Ernardo “Harry” Gómez o Thomas Ereú confluían en el recinto deportivo y ellos formaban el entonces “presente” del deporte venezolano. No obstante, una curva de la vida hizo que la caraqueña (criada en Anzoátegui) no se detuviera ahí, sino que terminara en el atletismo.

“Yulimar era una joven con muchísimo talento. Ella representaba al estado Anzoátegui en la prueba de relevo 4 por 100 con vallas. También participaba en salto largo y salto alto”, rememoró el vicepresidente de la Federación Venezolana de Atletismo, Marcos Oviedo, desde Brasil. “De ella siempre nos impresionó su altura y sus ganas de triunfar. Ese último aspecto es muy importante en un atleta, especialmente cuando está comenzando”, agregó el federativo.

Rojas de 1,92 metros de altura no tiene una hoja de vida de muchos años de competencia, debido a que tan solo cuenta con 20 años de edad. Sin embargo, su lista de triunfos sí es extensa debido a que ha llevada una carrera precoz en el exigente mundo del alto rendimiento. “Yulimar, cuando tan solo pertenecía al primer año juvenil, fue a los Juegos Suramericanos de Santiago de Chile (2014) de adultos y ganó la medalla de oro en salto alto. Eso fue algo magnífico”, recordó con entusiasmo Oviedo.

Segunda curva en el camino. El segundo en el mando de Feveatletismo reconoce la inflencia que ha ejercido el medallista dorado olímpico y ocho veces campeón mundial en triple salto, el cubano Iván Pedroso. No obstante, al tiempo, también le otorga crédito al entrenador venezolano Jesús Velásquez. “La Federación Venezolana de Atletismo tiene que reconocer la labor de Velásquez, quien fue uno de los responsables de que Yulimar (Rojas) se especializara en el triple salto. Luego, llegó Pedroso y terminó de impulsar su carrera”, acotó Oviedo.

Con 20 años, la caraqueña de nacimiento tiene un campeonato mundial bajo techo, segundo lugar en la Liga Diamante en Mónaco y medalla de plata en los Juegos Olímpicos. Si ahora se mantiene en la recta del camino, sin curvas que la desvíen, es la principal esperanza de Venezuela para Tokio 2020.

Origen humilde y el visto bueno de Nike

Marcos Oviedo destacó que el podio suramericano, con la colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Rojas, tienen historias que coinciden. “Ambas vienen de origen muy humilde, con gran talento para el atletismo, y que luego con el carisma de ambas, nos regalaron esa final tan bonita”, destacó. Incluso, ambas competidoras portaban la indumentaria de la prestigiosa marca Nike, la cual es reconocida por vestir a grandes atletas en diferentes disciplinas como Lebron James en el baloncesto o Cristiano Ronaldo en el fútbol, entre otros.

Fuente: El Nacional

http://www.el-nacional.com/deportes/curvas-llevaron-Yulimar-Rojas-salto_0_903509897.html

Te podría interesar

Venezolano Eduardo Guzmán, sigue enalteciendo al tricolor nacional

El venezolano Eduardo Guzmán, sigue enalteciendo al tricolor nacional en cada una de sus apariciones, …