lunes , octubre 21 2019
Mandalo2018 950x250
Home / Inmigración / A las mamás no les queda otra que dejar partir a sus hijos

A las mamás no les queda otra que dejar partir a sus hijos

despedidas-Venezuela-Maiquetia-Despedida-Foto_NACIMA20150310_0057_19

El pasillo donde está la Cromointerferencia de Carlos Cruz-Diez a diario es testigo de las despedidas, de los abrazos y llantos infinitos y de miradas de angustias de las mamás que ven partir a sus hijos

Charlie Barrera/@charliegiuliano
Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. Hace más de 15 años quien pisaba la Cromointerferencia de color aditivo de Carlos Cruz-Diez en Maiquetía, notaba que los viajeros estaban alegres porque visitarían nuevos países y conocerían otros lugares, pero en la actualidad quienes abordan los aviones se van del país y quizás no vuelvan jamás.

La mayoría de los que se enrumban en un avión son menores de 25 años. Se les ve despidiéndose de sus padres y demás familiares, con largos abrazos y llantos que no se detienen. Muy pocos cuentan de su nueva travesía con entusiasmo. La mayoría dice que se va en busca de un futuro mejor. Atrás dejan sueños y proyectos de vida.

“Es una tragedia que gente joven se vaya de Venezuela porque su país no le ofrece los medios para ejercer una profesión que estudió por muchos años”, sentenció, Félix Barbero, un señor de la tercera edad que esperaba sentado para hacer el chequeo de su vuelo Caracas-Madrid.

Barbero viajaba por compromisos personales, pero veía como unas familias compartían y se tomaban las últimas fotos con sus allegados. Se trataba de dos muchachos menores de 25 años, iban a abordar el vuelo con escala a Bogotá y su destino era Santiago de Chile. Ambos profesionales en Informática, graduados en Venezuela.

“Son muchos los sentimientos encontrados. Nos invade la tristeza porque se van, pero al mismo tiempo la alegría porque uno sabe que están más seguros allá afuera”, comentó la madre de uno de los dos chamos.

“Mi hijo se va por la inseguridad, inflación, injusticia, baja expectativa de vida para los jóvenes, crisis económica, son tantas cosas”, argumentó Elena (nombre ficticio) casi llorando, mamá de otro de los muchachos que se iba al país sureño.

Elena afirmó que no se debe ser pesimista, pero que la situación del país cada día va cerrando puertas y más a los jóvenes que están saliendo de una universidad con su título en mano. “Campo de trabajo todavía hay, pero es muy limitado. El problema es que a uno le toca sobrevivir. Una persona no puede vivir con un sueldo mínimo”, destacó refiriéndose al área laboral y la economía del país.

Héctor (nombre ficticio), oriundo de Maracaibo y graduado como ingeniero mecánico en la Universidad del Zulia, con sus 23 años también se subió a un avión rumbo a Bogotá, desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar. Solo estaba acompañado por dos primas que viven en Caracas.

“No quiero hablar de eso, se me corta la voz”, así de tajante fue la respuesta de Héctor, quien continuó caminado hacia la puerta de abordaje.

“Se va y no sabemos si vuelve. Está en busca de un mejor futuro, aquí las opciones son muy pocas”, sentenció Marisol Moreno, prima de Héctor.

20151022_IMG_5774

Los abrazos son interminables. Las madres no saben si sus hijos regresarán

Cruda realidad

Recientemente la universidad Simón Bolívar aplicó a 1.200 alumnos (de la Metropolitana, UCV y esa casa de estudios), que están en distintas áreas de la Medicina, Ingeniería y otras carreras científicas, un cuestionario sobre la situación del país.

Iván de la Vega, investigador de emigración de profesionales, explicó que los muchachos están preocupados por la situación del país, después por la inseguridad, el desabastecimiento y por la imposibilidad de inserción en el mercado laboral y social.

En estos momentos se está tabulando la totalidad del cuestionario, pero de La Vega adelantó que entre 63% y 82% de esos jóvenes tiene la intención de migrar.

Fotos: Cristian Hernández

http://cronica.uno/a-las-mamas-no-les-queda-otra-que-dejar-partir-a-sus-hijos/

Te podría interesar

Guatemala podría aceptar pasaportes vencidos de migrantes venezolanos

María Teresa Romero, embajadora de Venezuela en Guatemala, se reunió con la canciller Sandra Jovel, …