jueves , diciembre 13 2018
Home / Economía / Un “holding” murciano compra a Wanda el Edificio España por más de 265 millones de euros
ArmaTuHallaca

Un “holding” murciano compra a Wanda el Edificio España por más de 265 millones de euros

402

Por Roberto Bécares y Marta Belver

Wanda decidió venderlo después de que el Ayuntamiento mantuviera firme la decisión de la Comisión de Patrimonio de no tirar la fachada

El holding empresarial español Baraka ha cerrado un acuerdo de compra del Edificio España con su actual propietario, el grupo Wanda, por un importe superior a los 265 millones de euros, según fuentes cercanas a la operación. 265 millones fue precisamente el precio que pagó en 2014 el magnate chino Wang Jianlin al Banco Santander por hacerse con él.

La negativa del Ayuntamiento de Madrid a que el magnate chino derribara la fachada, protegida por la Comisión Local de Patrimonio Histórico (CLPH), hizo que este desistiera hace seis meses de convertir el edificio en un hotel de lujo con oficinas y zona comercial y decidiera deshacerse de él. En enero, el Grupo Wandaencargó un concurso para la venta del edificio, de 117 metros de altura, en el que participaron cuatro grandes firmas del sector, y que finalmente ganó la consultoraJones Lang LaSalle (JLL).

Durante este periodo, muchos fondos de inversión nacionales e internacionales se interesaron por la adquisición del inmueble, pero finalmente ha sido Baraka, el holding del empresario Trinitario Casanova, con sede en Murcia, quien ha roto la baraja con su oferta de compra.

No es la primera operación importante que este mismo grupo, con fuerte implantación en la costa mediterranea, realiza en la capital. Recientemente, Baraka se hizo con una importante cantidad de terreno urbanizable de Valdebebaspor cerca de 75 millones de euros. El grupo empresarial se dedica a un amplio y diverso abanico de actividades, que van desde la promoción de viviendas a la explotación de supermercados, promoción de conciertos o explotaciones agrícolas.También posee una potente división financiera con inversiones en empresas de genética y biotecnología.

CONFIDENCIALIDAD

Ayer, debido al contrato de confidencialidad firmado con el grupo Wanda, ni el grupo Baraka ni la consultora JLL quisieron confirmar la venta, que se convierte en la mayor operación inmobiliaria de este año en la capital. También se desconoce por ahora qué uso querrá darle el nuevo propietario, que tendrá que avenirse a las condiciones impuestas por el Ayuntamiento.

Con la venta del edificio se cierra el culebrón protagonizado por el inversor chino y el Ayuntamiento de Madrid desde enero de 2015, cuando la Comisión Local de Patrimonio Histórico (presidida por la Comunidad de Madrid y donde también participa el Consistorio), le recordó al promotor chino que debía conservar intactas las fachadas principal y laterales por su alto valor histórico para poder desarrollar el proyecto, que preveía construir 300 viviendas, un hotel de más de 20.000 metros cuadrados y un gran centro comercial.

Tras la advertencia de la Comisión, el grupo chino mantuvo numerosas reuniones con el edil de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, para tratar de convencerle, con informes de 30 expertos urbanistas, de que desmontar la fachadaera «la única opción» que garantizaba «la seguridad» y de hecho la única que manejaban.

El grupo chino consideraba que la rehabilitación del edificio, en estado de abandono y con materiales en algunas plantas al final de su vida útil, tenía que pasar por desmontar la fachada ladrillo a ladrillo, remodelar el interior y volver a levantarla con los mismos materiales. Según explicaron los servicios jurídicos del grupo chino, el edificio está incluido en el Catálogo de Protección de Edificios del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997 con el nivel 3, lo que permite el desmontaje y reconstrucción de la fachada cuando no es posible la ejecución de las obras de rehabilitación permitidas.

COMPROMISO

El Consistorio, sin embargo, se mantuvo firme, pese a que el Gobierno regional, presidido por Cristina Cifuentes, hizo un llamamiento a que hubiera un acuerdo. «El compromiso con el que Wanda compró el Edificio España era que iba amantener la fachada», señalaron como en un mantra durante meses desde el Consistorio madrileño.

Para demostrar que el desmontaje no era la única vía, el Consistorio pidió informes a los expertos arquitectos Ricardo Aroca y Hugo Corres para que evaluaran si habría alguna manera de reformar el edificio manteniendo la parte frontal. Los dos expertos ofrecieron dos alternativas. Mientras Aroca apostó por construir pantallas de hormigón en cada uno de los patios de la fachada trasera para sostenerla mientras durasen las obras, Corres se decantó por aprovechar la cavidad existente desde la tercera planta para construir un elemento que aportara rigidez.

Pese a la negativa del Ayuntamiento a que se tiraran las fachadas, en septiembre, el grupo Wanda abrió una oficina en España para comercializar el proyecto. En octubre, después de que la CLPH volviera a mostrar su rechazo al proyecto al considerar que no era inviable no tirar la fachada, el grupo chino anunció en un comunicado que se plegaba al dictamen. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, llegó a anunciar varias veces que las obras empezarían «en breve», pero las negociaciones sobre la fachada se fueron alargando en el tiempo.

En enero, Wanda anunció que daba por imposible la reforma del edificio, aunque informó que seguiría negociando con el Ayuntamiento mientras lo ponía a la venta. Un mes después, Wanda decía que le iba a «dar una vuelta» al proyecto.Meses de dimes y diretes, de rumores y de amenazas de abandono del proyecto por parte de los inversores chinos, que mantuvieron una última reunión con el Consistorio hace apenas un mes. Según fuentes municipales, se acordó seguir trabajando en el proyecto. Hasta esta semana. Ayer, puesto en contacto con este medio, una portavoz del grupo inversor chino negó que la venta se haya cerrado.

Fuente: El Mundo.es

http://www.elmundo.es/madrid/2016/07/20/578e78bb46163fb9328b457f.html

Te podría interesar

La corrupción de las empresas estatales ha arruinado Venezuela

La ONG Transparencia Venezuela denuncia que la «cleptocracia» instalada compromete la vida de los venezolanos …