domingo , septiembre 15 2019
Mandalo2018 950x250
Home / Economía / Huyen 13 mil médicos de Venezuela por falta de medicinas y crítica situación país

Huyen 13 mil médicos de Venezuela por falta de medicinas y crítica situación país

hospitaluniversitariowsj_juanforero-900x600

La federación médica Venezolana reporta el desabasto en los anaqueles de las farmacias; por cortes energéticos se descomponen las incubadoras en clínicas. 

En menos de 24 horas, siete recién nacidos murieron en el Hospital Luis Razetti de Barcelona, capital del estado Anzoátegui, al oriente de Venezuela. En la madrugada del jueves 13 al viernes 14 de abril se produjo un apagón provocado por la crisis eléctrica nacional y los respiradores artificiales del área neonatal donde se encontraban los bebés dejaron de funcionar. Los médicos de turno intentaron rescatarlos bombeando aire de forma manual. Pero no todos lo lograron.

Dos meses antes, al otro lado del país, seis recién nacidos fallecieron en el Hospital Central de San Cristóbal, en el estado fronterizo de Táchira, en cuestión de cuatro días. En febrero de este año, sólo 11 de 40 incubadoras funcionaban en el departamento neonatal. No había respiradores artificiales, guantes ni medicinas especiales como sulfatán pulmonar para atender a los prematuros.

El colapso de los hospitales venezolanos es una de las fracturas más evidentes, aunque no la única, de la arruinada salud pública venezolana. Un pantallazo del estado de los centros hospitalarios públicos lo presenta el informe de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) y la organización de Derechos Humanos Provea en marzo de 2016: se enfrentan a un 70 por ciento de escasez en insumos básicos y médico-quirúrgicos; un 80 por ciento de desabastecimiento de medicinas; un 50 por ciento de disminución del personal médico; un 60 por ciento de paralización de equipos de diagnóstico y tratamiento y fallas constantes de energía eléctrica y agua.

insumos

Un reflejo del deterioro de la salud es el aumento de las muertes materno-infantiles, de cuya disminución se jactaba el Gobierno chavista como uno de sus mayores logros en materia sanitaria.

Entre 2010 y 2014, el número de muertes de bebés menores de un año se incrementó un 42 por ciento, al pasar de 5 mil 839 a 8 mil 273, según datos del Boletín Epidemiológico del Ministerio para la Salud venezolano.

Sólo se conocerá la verdadera dimensión de la crisis en Venezuela cuando vuelvan a revelarse las cifras oficiales que certifican el colapso del sistema sanitario.

Desde 2011, el Ministerio para la Salud venezolano no publica los anuarios de morbilidad y mortalidad y la última vez que el Instituto Nacional de Estadística reveló los indicadores del sector fue en 2013.

Ni un recorrido por varias farmacias garantiza conseguir medicamentos de tratamiento primario como el acetaminofén para bajar la fiebre. Mucho menos los de mayor complejidad.

DEJAN EL PAÍS. A la crisis de la salud, se suma otra coyuntura sin remedio inmediato: 13 mil médicos venezolanos han emigrado, alerta la Federación Médica Venezolana.

Bajos sueldos, inseguridad y ofertas en el exterior entre las causas de la diáspora médica.

Los planes sociales que inició el fallecido presidente Hugo Chávez también están menguados.

La Misión Barrio Adentro, una red de consultorios populares lanzada en 2003 para atender gratuitamente en zonas rurales ha recibido 28 millones de dólares en 13 años pero ahora, 80 por ciento de sus instalaciones están inoperativas, según la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional.

En un intento por relanzar uno de los programas de asistencia bandera del chavismo, en abril, Maduro anunció el reimpulso con la ampliación de su presencia a todo el país. Ante la grave escasez de medicamentos, insumos médicos y deterioro de la infraestructura sanitaria, en enero la Asamblea Nacional (AN) en sesión extraordinaria declaró a Venezuela en «crisis humanitaria». Esto implicaba gestionar 150 medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, volver a publicar el Boletín Epidemiológico y exhortar al Ejecutivo a permitir la llegada de medicamentos desde el extranjero sin fines comerciales.

Pero en febrero, Nicolás Maduro negó la crisis humanitaria: rechazó la iniciativa propuesta por la AN para acceder al Fondo Rotatorio-Estratégico de Medicinas de la Organización Mundial de la Salud, que brinda medicamentos subsidiados en situaciones de emergencia.

No conforme, en mayo, el mandatario prohibió a la organización religiosa Cáritas España la distribución de medicinas y equipos médicos entre los sectores más humildes. En medio de la peor crisis de salud de la historia reciente de Venezuela, el Gobierno ha dejado claro su posición política: bloquea toda ayuda sanitaria que venga del exterior.

Fuente: La Razón

http://www.razon.com.mx/spip.php?article308714

Te podría interesar

Venezuela apresura nuevo sistema de pago ante sanciones

Alex Vásquez El regulador bancario de Venezuela está apurando a los bancos a presentar una …