sábado , julio 20 2019
TostyArepa
Home / Curiosidades / 20 cafeterías en Madrid que no te puedes perder

20 cafeterías en Madrid que no te puedes perder

foto8

Por Adriana Benito (@Adriactriz)

Leer una buena novela, escribir nuestra próxima historia o simplemente paladear un café caliente son algunos de los pequeños placeres que hacen que nuestra vida sea un poco más feliz. En Madrid hay numerosas cafeterías y salones de té en los que disfrutar de un desayuno o una merienda agradable, tantos que al final es necesario elegir y seleccionar a la hora de realizar una lista de recomendaciones. Se quedan unos cuantos espacios en el tintero, seguramente conocerás muchos más, pero estas 20 cafeterías no te las puedes perder.

  1. Salón de Fleurs (c/ Guzmán el Bueno, 106)
    salon des fleurs
    La decoración de Salón de Fleurs es muy delicada. Foto: Salón des fleurs

    En los últimos años hemos contemplado al auge de las famosas librerías-cafeterías, que hacen las delicias de hipsters e intelectuales. Con una propuesta mucho más arriesgada desemboca el Salón Des Fleurs en el centro de Madrid, un delicado espacio en el que puedes comprar un ramo de novia, merendar con tus amigas, celebrar una baby shower e incluso asistir a talleres de flores y catas de tés. Su puertecita rosa de madera nos introduce en un salón vintage en el que tienes la posibilidad de degustar más de 20 variedad de tés rodeada de flores y hermosas plantas. Preparan tartas y bizcochos pero, atención, ten en cuenta que cierra a las 20 horas. ¿Se te ocurre un lugar más bucólico para disfrutar de un té?

  2. Abonavida (c/ Navas de Tolosa, 3)
abonavida
Nos encanta el jardín vertical de Abonavida. Foto: Abonavida

Abonavida es una de esas cafeterías que son concebidas como una filosofía de vida en sí misma, de ahí radica su éxito. Se trata de un jardín inmerso en el caos de la ciudad, con macetas que cuelgan de las paredes y una estética que recuerda a los patios cordobeses, con sus mesas de madera y sillitas en color blanco. Sin embargo, lo que merece la pena destacar es la naturaleza de sus productos, con un gran número de alimentos ecológicos y de comercio justo. Nos encanta su enorme variedad de tés, como el “Choco Té” (cáscara de cacao, canela, vainilla y algarroba) o el  “Romance Indio” (té verde con melocotón y mango). Atención a sus cervezas y vinos ecológicos, sencillamente increíbles.

3. Café del jardín (c/ San Mateo, 13)

cafe del jardin
Café del jardín es un oasis en la ciudad. Foto: Café del jardín

El Museo del Romanticismo esconde un salón de té que te dejará boquiabierto. Si llevas tiempo buscando un lugar en el que estar en armonía con la naturaleza a la vez que disfrutas de un té humeante, el Café del jardín te conquistará sin duda alguna. Cuentan con cafés gourmet como el “Cajamarca”, que es café del Perú con toques de fruta, o el “Orgánico”, que lleva miel. También tienen recetas saladas como sus hamburguesas vegetarianas, las quiches caseras o el gazpacho ecológico. ¡Sorprendente!

4. Oíta Café (c/ Hortaleza, 30)

oita cafe
Las lámparas con forma de estrella son geniales. Foto: Oíta Café

La historia de Oíta Café se remonta a julio de 2011, cuando los propietarios de la célebre pastelería Pomme Sucre, firmada por el prestigioso pastelero asturiano Julio Blanco, deciden abrir otro local en el barrio de Chueca. La decoración es tan acogedora que una vez que entres no querrás salir de aquí. Sofás chéster, sillas de terciopelo y lámparas con forma de estrella conforman un ambiente relajado y chic al mismo tiempo. Cuentan con alta pastelería como las milhojas caramelizadas, la caracola de nuez o el soufflé de limón. Para beber: zumos y smothies como el de sandía, frambuesas y naranja.

5. Harina (Plaza de la Independencia, 10)

harina

Harina se ha convertido en una de las cafeterías más emblemáticas de la zona de Retiro. Ellos mismos dicen que buscan la sencillez con elaboraciones nada sofisticadas, algo que se traduce también en la decoración, altamente luminosa. El blanco es el color dominante en este local en el que la elegancia se respira por todos los rincones. Harina responde al concepto de cafetería- panadería, con tartas tan espectaculares como la apple crumble, la de limón con frambuesas o los merengues secos. Si eres más de salado, tienen pizzas, ensaladas, tostas y bocadillos.

6. Anticafé (c/ Unión, 2)

anticafe
Anticafé tiene un aire retro. Foto: profesionalhoreca.com

Si eres artista o amas el arte Anticafé está diseñado para ti, puesto que en este establecimiento se organizan sesiones de microteatro, conciertos, exposiciones, intercambios lingüísticos y afterworks. La decoración fusiona lo retro con lo bohemio y chic, y la atmósfera posee un aire tan místico que repetirás seguro. Entre sus propuestas encontramos algunas tan sugerentes como el mojito criollo, el “Sex on the beach” e incluso chocolate vegano. ¿Te atreves a descubrirlo?

7. La Bicicleta (Plaza de San Ildefonso, 9)

foto2
La Bicicleta enamora desde el minuto cero. Foto: La Bicicleta

Basta con ir una sola vez a La Bicicleta para no querer salir de allí en lo sucesivo. Situada en el corazón del barrio de Malasaña, La Bicicleta es uno de esos sitios que molan, así, sin paños calientes. ¿Por qué? Pues por absolutamente todo: por la gente, por la decoración, por el lugar donde se encuentra. Es perfecto para ir a hacer un trabajo, para leer o para escribir mientras disfrutas de una cerveza o de un café. Las bicicletas no son únicamente un elemento decorativo sino que constituyen el pilar de la filosofía por la que se rige el local, punto de reunión de aficionados y amantes de las bicis. Las sillas de madera se mezclan con otras con pupitre incorporado e incluso con sofás, lo que aporta ese aire de falsa dejadez que convierte a La Bicicleta en un lugar único.

8. Lolina Vintage Café (c/ Espíritu Santo, 9)

foto3
Lolina nos transporta a los años 70. Foto: Lolina Vintage Café

Lolina es uno de los cafés más emblemáticos de Malasaña. Inspirado en los años 50, 60 y 70, Lolina Vintage Café cuenta con reliquias como una radio de finales de los 50 o una televisión de 1962. La parte de abajo está constituida por un salón en el que los espejos son los protagonistas y al que vienen djs a pinchar música ye-ye. Tienen dulces como la tarta de manzana con caramelo o la tarta superchocolate. Además de desayunar o merendar, en Lolina también podrás comer, cenar o degustar magníficos cócteles.

9. El Columpio (c/ Caracas, 10)

foto4
El Columpio se encuentra en el barrio de Chamberí. Foto: El Columpio

El Columpio es uno de esos lugares en los que puedes hacer cualquier comida del día, desde desayunar o merendar hasta cenar o tomar un cóctel. El local posee tres ambientes diferenciados: la zona de la barra, con aire rústico y vigas vistas en el techo; el salón comedor y barra de coctelería, de inspiración años 20; y el espacio chill out, con un aire más relajado. Si lo que te apetece es desayunar o merendar, tienen en la carta molletes, barritas, muffins y postres como el coulant de chocolate, el flan de queso o la crema de limón. Si todavía no lo conoces, apúntalo en tu lista de sitios pendientes.

10. El Jardín Secreto (c/ Conde Duque, 2)

foto5
El Jardín Secreto te transporta a un mundo de fantasía. Foto: El Jardín Secreto

Tomarse un café puede convertirse en una apasionante aventura. Entrar en elJardín Secreto supone viajar a un mundo mágico donde nada es lo que parece. Cada rincón es especial y cada mesa es diferente, así que cada vez que vayas descubrirás algo nuevo. La decoración emula un jardín sacado de un cuento de hadas, con cortinas de flores que penden del techo, unicornios que decoran las paredes y escaleras cuyos peldaños mandan mensajes de paz, alegría y amor. La carta no tiene desperdicio, con dulces tan sugerentes como el “orgasmo por chocolate” o el “amor al primer mordisco”. Si no eres muy goloso y te gusta más el picoteo, el Jardín Secreto ofrece recetas como el risotto de boletus, gambas y vieiras o la ensalada de flores de Bretaña. También tienen carta de cócteles… ¿Se puede pedir más?

11. Mür Café (Plaza Cristino Martos, 2)

foto6
El Café Mür se encuentra muy cerca de Plaza de España. Foto: Mür Café

Una de las cualidades de Madrid que no me canso de repetir es la variedad de su oferta gastronómica. Madrid goza de cientos de restaurantes, coctelerías, terrazas y, por supuesto, cafeterías. Mür Café se encuentra en la zona de Ventura Rodríguez (línea 3 de metro), al lado del Palacio de Liria. Su indiscutible inspiración british le aporta un aire de sobriedad y elegancia que no deja indiferente a nadie. Tiene dos plantas y en ellas te toparás con mesas comunales fabricadas con madera de derribo, sillones chester alrededor de una estufa de mica o mesitas junto a los balcones. Algunas de sus tartas más exquisitas son la New York Cheescake con oreos o la tarta de cerveza negra. Si también te van los brunchs, Mür Café es tu sitio.

12. El Bistró de La Central (c/ Postigo de San Martín, 8)

foto7
El Bistró de La Central hace las delicias de golosos y lectores empedernidos. Foto: El Bistró de La Central

Para los amantes de la lectura, el Bistró de La Central es un sueño hecho realidad. En un mismo establecimiento podemos informarnos de las novedades literarias, curiosear entre las estanterías y además merendar en un ambiente cosmopolita. A la hora del desayuno tienen una oferta bastante amplia, desde el clásico pincho de tortilla o las tortitas caseras hasta muesli con yogur natural y miel. Por las tardes, puedes acompañar el café o el té con deliciosas tartas solo aptas para golosos. Además, tienen menú del día entre semana y los domingos y festivos cuentan conbrunch, que se puede acompañar de un cóctel.

13. El Jardín de Salvador Bachiller (c/ Montera, 37)

foto8
El Jardín de Salvador Bachiller es un oasis en el centro de Madrid. Foto: El Jardín de Salvador Bachiller

La tienda de Salvador Bachiller ubicada en el número 37 de la calle Montera esconde un secreto que querrás gritar a los cuatro vientos en cuanto lo descubras: un bello jardín en pleno bullicio de Madrid. El Jardín de Salvador Bachiller está decorado con muebles  rústicos y está repleto de flores y plantas frescas. La buena noticia es que podrás disfrutar de él tanto en verano como en invierno, puesto que poseen estufas que mantienen el calor. Cuenta con una amplia variedad de tés y de cafés y tiene postres como el gofre de dulce de leche y plátano, la tentación de chocolate o la tarta sacher. Y no solo eso: hay menú del día, oferta de desayunos y carta de cócteles.

14. La infinito (c/ Tres Peces, 22)

foto9
En La infinito te sientes como en casa. Foto: La infinito

Nos desplazamos ahora al barrio de Lavapiés, donde cada enclave respira arte en estado puro. La Infinito es uno de esos lugares donde sentirte como en casa y al que puedes acudir en cualquier momento del día, desde las 10 y media de la mañana hasta por la noche. La decoración es cálida, con sillas y mesas de madera, estanterías cargadas de libros, amplios ventanales y bellos potos que se deslizan por las paredes. Todo en La infinito está diseñado con cariño, no en vano cabe destacar su carta de tés, con nombres tan evocadores como “Te sueño” (té con canela, rosas y naranja), “Te beso” (té con piña caramelizada) o “Te mimo” (té blanco con flores). Además de cafetería, La infinito es sala de teatro… ¿Quién da más?

15. Mamá Framboise (c/ Goya 5-7)

foto10

A pesar de formar parte de una cadena de pastelerías- cafeterías, Mamá Framboiseestá incluida en esta lista porque todo en ella está sencillamente delicioso y además la decoración es exquisita. Mamá Framboise es el paraíso de los dulces, con tartas como la de frambuesa, la de yogur y frutos del bosque o la tartaleta de galletas María; con bollería como el croissant de almendra o el pain au chocolat; y con macarons de sabores como el praliné o el tiramisú.

16. Salón de té Vailima (c/ Salustiano Olózaga, 18)

foto11
El Salón de té Vailima está muy cerca del Retiro. Foto: Salón de té Vailima

Si estás pensando en ir una de estas tardes al Retiro a dar una vuelta, te propongo el plan perfecto: paseo y después una merienda en el Salón de té Vailima. La decoración es clásica y desprende elegancia a raudales, como cabría esperar de casi cualquier establecimiento cercano a la Puerta de Alcalá. Tienen tartas de diferentes sabores, como la de caramelo salado y chocolate o la de limón y merengue, bizcochos ymacarons. La variedad de tés es muy completa, con algunos tan apetecibles como el Baya! (rooibos de vainilla, jazmín y especias) o el Saïgon (limón, higo y flores de loto).

17. Ocho y Medio Libros de Cine (c/ Martín de los Heros, 11)

foto12
Ocho y Medio Libros de Cine está cerca de Plaza de España y el Templo de Debod. Foto: Ocho y Medio Libros de Cine

Para los cinéfilos, conocer Ocho y Medio Libros de Cine es una tarea de obligado cumplimiento, pero lo mejor es que además puedes disfrutar en esta librería de un buen café. Al parecer, desde la apertura del establecimiento los clientes pedían que pusieran una zona para tomar café, algo a lo que Ocho y Medio se negaba sistemáticamente. Finalmente, Ocho y Medio se dio por vencida y accedió a la petición, bautizando el café como Via Margutta, calle en la que vivía el personaje interpretado por Audrey Hepburn en Vacanze Romane y donde residió muchos años el propio Fellini.

18. Amargo Place To Be (c/ Pez, 2)

foto13
En Amargo Place To Be puedes hacer todas las comidas del día. Foto: Amargo Place To Be

No es ningún misterio el hecho de que el barrio de Malasaña está repleto de sitios que son el punto de encuentro de jóvenes, artistas e intelectuales. Amargo Place To Be es otro de esos locales polivalentes en los que puedes desde desayunar hasta tomarte una copa por la noche. Los enormes ventanales aportan a Amargo Place To Be una luminosidad que se agradece sobre todo si vas al café a leer o a trabajar. Tienen ofertas de desayunos y meriendas, y tartas caseras como la de zanahoria o la de queso. Sin duda, uno de esos lugares imprescindibles.

19. Federal Café Madrid (Plaza de las Comendadoras, 9)

cafe federal
Foto: revistaad.es

Si en el Café Federal de Barcelona, situado en el barrio Gótico, es habitual ver a la gente trabajando con los ordenadores y con un café al lado, el Café Federal de Madrid no va a ser menos. Con una decoración minimalista y luminosa en la que el blanco es el color protagonista, el Café Federal es un lugar ideal para desayunar o merendar, gracias a su oferta de tartas caseras y croissants rellenos. La especialidad de la carta es, sobre todo, la comida biológica, y entre semana abren a las 8 de la mañana.

20. Café de la Luz (c/ Puebla, 8)

foto15
El Café de la Luz es muy acogedor. Foto: Café de la Luz

El Café de la Luz es otra de esas cafeterías escondidas en el centro de Madrid que vale la pena conocer. Podría pasar tranquilamente por el salón de cualquier casa, puesto que cuenta con mesitas de madera, sillones, lámparas bajas y estanterías con libros. Una de sus paredes la forma una gran pizarra en la que la gente ha ido escribiendo mensajes. Ofrecen batidos, zumos, smoothies, cafés, y es el lugar perfecto para merendar con un buen libro en la mano. Después de tantas opciones, ¿con cuál te quedas?

Fuente: La línea de fuego

https://lalineadefuegodig.com/2016/04/03/15-cafeterias-en-madrid-que-no-te-puedes-perder/

Te podría interesar

EN CUENTA | Remesas llegan a 30 % de los hogares en Venezuela

La firma Ecoanalítica proyecta que este año el flujo de divisas enviadas desde el extranjero …