martes , octubre 20 2020
Banner Chocolates Savoy
Home / Política / Si no es Maduro, ¿quién puede ser el próximo presidente en Venezuela?

Si no es Maduro, ¿quién puede ser el próximo presidente en Venezuela?

politicos-630x300

Pero, por ahora, cada día que pasa es más oscuro para Venezuela, y cada acción política es más confusa que la anterior.

Mientras Henrique Capriles continúe aconsejado por su deseo de vengarse de la derrota electoral a manos del presidente Nicolás Maduro, y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y los opositores de la Asamblea Nacional (AN) se sigan peleando, y el socialismo bolivariano mantenga una fuerte cuota de poder, las dificultades políticas de Venezuela se harán casi imposibles de superar sin alguien más.

Capriles grita hoy que está casi listo un referendo para exigir la salida del presidente y revela que tiene de su lado a la mitad de los electores 19 millones y un poco más, y quizás en su intimidad conjetura sobre quién o quiénes podrían ser sus rivales cuando aspire a llegar a la presidencia en el Palacio de Miraflores.

Pero la MUD no es un ícono de unidad; por el contrario, es una colección de pequeños liderazgos a nombre de cada facción vinculada a ella, y quizás todos los líderes acaricien la posibilidad de reemplazar a Maduro y el chavismo.

En la AN, donde se están cocinando muchas recetas, Henry Ramos Allup también toma las medidas del sillón de Miraflores. Veterano del partido Acción Democrática (AD), es también veterano de traiciones.

Criado y protegido políticamente por Carlos Andrés Pérez, Ramos formó entre los primeros que votaron por expulsar al expresidente de un partido por el que al final murió. Y el recuerdo de esa traición está más vivo que nunca.

Así que el presidente de la AN tiene quizás menos posibilidades de ceñirse la banda tricolor en bandolera bajo el Gran Collar del Libertador que distinguen al jefe de gobierno y del Estado. Los gritos de traidor de viejos militantes de AD parecen desconcentrarlo.

María Corina Machado, por su condición de mujer afectada por el poder de los hombres, tendría alguna posibilidad de ser la fórmula. Pero, a pesar de tener estudios de finanzas, hasta ahora no ha dado a dado a entender que comprende el tejemaneje de la economía. Y eso, en un país casi en bancarrota, es un factor de desventaja muy grande.

Al radical Leopoldo López, algunos líderes le critican que mientras ellos se jugaban el pellejo en las calles, él estaba en prisión por razón de sus propios y graves errores al estimular la acción de pandillas incendiarias durante ‘La salida’, jornada que pretendió sacar del gobierno a Maduro mediante bloqueo de calles. Pero, su extremismo y su amistad con el presidente colombiano Álvaro Uribe, lo ponen en el blanco de todas las críticas.

El zuliano Manuel Rosales, otro preso, es una figura de mucho peso que ha derrotado a la revolución en varias oportunidades. Pero sus posibilidades se ven mermadas por el recuerdo del partido AD, al que Rosales abandonó, y por el chavismo. Además, el hecho de ser zuliano es un peso grande para Caracas.

Dentro de la revolución solo aparece la figura de Diosdado Cabello, como un eventual reemplazo de Maduro. Pero la oposición quiere barrer al chavismo, no a Maduro, y así, Cabello no tendría opción.

Otros dirigentes de la revolución no pasan de ser jefes de partido en las parroquias, así hayan ocupado posiciones destacadas en el gobierno, como Aristóbulo Istúriz, Elías Jaua o Jorge Arreaza.

¿Lorenzo Mendoza? Es el principal empresario y líder del sector privado, y se enfrenta al poder desde hace más de 10 años. Hizo de Polar, su empresa, un gigante de la producción de alimentos, y en el fondo tiene ganas de presidencia. Los políticos opositores podrían zanjar diferencias a través de Mendoza, que no generaría resistencia en la masa revolucionaria: es honrado, emprendedor, diligente y generoso, lo que lo hace presidenciable. Y con contactos suficientes para neutralizar, desde afuera, una eventual maniobra militar para adueñarse del poder más allá de donde ya están los militares.

Pero, por ahora, cada día que pasa es más oscuro para Venezuela, y cada acción política es más confusa que la anterior.

Fuente: La Opinión

http://www.laopinion.com.co/editorial/si-no-es-maduro-quien-109586#ATHS

 

 

Te podría interesar

Sánchez reconocerá al nuevo embajador chavista de Nicolás Maduro en España

exministro Mauricio Rodríguez Gelferstein Exteriores invitó al embajador chavista de Venezuela a un almuerzo con …