miércoles , noviembre 20 2019
ArmaTuHallaca
Home / Curiosidades / Las fiestas Erasmus clandestinas, nuevo fenómeno en España

Las fiestas Erasmus clandestinas, nuevo fenómeno en España

erasmus-48932

España es el país de la Unión Europea que más estudiantes recibe del programa universitario Erasmus. En total, 39.277 estudiantes de otros países eligieron nuestro país para cursar sus estudios durante 2014, según los últimos datos hechos públicos por la Comisión Europea.

Esta elevada cifra, pese a tener consecuencias muy positivas para el atractivo del país y sus universidades, también ha puesto sobre la mesa una serie de nuevas problemáticas que las instituciones públicas no saben cómo abordar. Son las llamadas fiestas Erasmus clandestinas, que se celebran en viviendas o locales no habilitados para estos fines y que podrían tener consecuencias nefastas.

Dos precedentes muy vivos

La Policía Municipal de Madrid vivió a principios de mes uno de sus episodios más complejos en este ámbito. Tras meses persiguiendo a una persona que se dedicaba a organizar fiestas ilegales para los estudiantes Erasmus, consiguió detenerle durante una de sus fiestas.

El hombre había cerrado todos los accesos a la calle impidiendo que unos 70 jóvenes pudieran salir a la calle. Sus gritos alertaron a los vecinos, y hasta allí se desplazaron unidades de la policía y los bomberos, que detuvieron y encarcelaron al hombre por poner en riesgo la seguridad de los estudiantes.

El trágico accidente de Madrid Arena, ocurrido en noviembre de 2012, sigue estando muy vivo y las medidas de seguridad se han acentuado desde entonces para evitar la masificación en espacios cerrados. Las fiestas Erasmus clandestinas, sin embargo, se saltan cualquier legislación al organizarse de forma ilegal y no garantizar la seguridad y el aforo máximo.

Más de 1.000 denuncias en tres meses

Un problema añadido, explican desde la Policía, es que no se dispone “de datos de denuncias emitidas por exceso de ruido en domicilio originado específicamente por fiestas”. Este problema se asimila a otro tipo de problemas de convivencia y civismo, y hace muy complicado conocer la magnitud de la cuestión al carecer de datos específicos.

Por lo que se refiere a denuncias en locales de ocio nocturno por incumplimiento de medidas contra incendios o seguridad, se han producido más de 1.000 en el primer trimestre del año: 270 en enero; 415 en febrero; y 341 en marzo, según datos de la Policía Municipal de Madrid.

La norma que regula este ámbito es la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR) de 1997 y que, en 2015, introdujo una modificación para que los menores de edad pudieran acceder a este tipo de espectáculos.

Aumentar las sanciones

En la web municipal Madrid Decide la problemática de las fiestas Erasmus también se ha debatido. “Vecinos ruidosos ( Fiestas – ERASMUS…). «Aumentar sanciones y control” es el lema de una propuesta que pide poner fin a este tipo de eventos no regulados.

“Muchos vecinos sufren de problemas de ruido en sus viviendas ya que hay una falta de civismo muy grande en tema de ruidos vecinales, se dan numerosos casos de alquileres temporales a estudiantes los cuales realizan fiestas en sus domicilios, sobrepasando los decibelios permitidos, haciendo caso omiso de las advertencias del resto de los vecinos”, explica el promotor de la iniciativa en el portal municipal.

Un negocio en expansión

España se ha convertido en un país de ocio para la mayoría de europeos, que ven en nuestro país una oferta mucho más extensa que en el resto de Europa. Esto ha hecho que las webs especializadas se hayan multiplicado en los últimos tiempos al ver un horizonte prometedor para hacer negocio.

La eclosión de páginas y foros que informan a estos becarios Erasmus dónde poder salir de fiesta son una constante: desde páginas webs específicas –Eureopan Vibe, Erasmus is Madrid o Erasmusu– a páginas en las redes sociales donde los estudiantes cuelgan sus fotos y planes de fin de semana.

En muchos de estos portales las fiestas que se anuncian son regladas y se hacen en sitios habilitados. Sin embargo, se ha abierto un campo para que muchos traten de hacer negocio sin cumplir con los requistos legales, y no es extraño ver que, en muchos de los eventos que se publicitan, la seguridad del local no está garantizada.

En este sentido, la lucha se hace muy difícil, porque internet sigue siendo una suerte de zona libre o boca a boca digital en la que, a menudo, los interesados están más informados que las autoridades.

Fuente: Crónica Vida

http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2016/04/el-fenomeno-de-las-fiestas-erasmus-clandestinas-36855.php

Te podría interesar

El emotivo reencuentro entre un venezolano y sus dos hijos en España

Los datos de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados afirman que 4,5 …