viernes , octubre 23 2020
TostyArepa
Home / Arte y Cultura / La Biblioteca Nacional de Venezuela exhibe las primeras traducciones de Shakespeare en España

La Biblioteca Nacional de Venezuela exhibe las primeras traducciones de Shakespeare en España

shakespeare

Trece de las primeras traducciones en España de la obra de Shakespeare forman la exposición con la que la Biblioteca Nacional colabora con el British Council en la conmemoración del IV Centenario de la muerte del escritor inglés.

Manuscritos e impresos de autores como Don Ramón de la Cruz, Fernández de Moratín o José María Blanco-White, junto con las primeras ediciones impresas durante el siglo pasado, en catalán, vasco o gallego, forma el recorrido de «Los amores de Shakespeare. (Sus primeras traducciones en España)».

Como afirmaVicente Molina Foixen un escrito realizado con motivo de esta exposición «la mayor devoción que un escritor le puede prestar a otro: traducirlo».

 Molina Foix recuerda que la primera traducción shakesperiana al español fue un Hamlet firmado por Don Ramón de la Cruz aparecido en 1772, que se hizo desde el antecedente francés de Jean-François Ducis, «cayendo por tanto en las libertades y los caprichos al ordenar el texto inglés en que aquel incurrió. Nuestro sainetista, sin embargo, soluciona con notable garbo muchos de los pasajes».

Antes de que acabase el siglo XVIII, en 1798, se cuenta ya con unatraducción directa de Hamlet realizada por Leandro Fernández de Moratín, publicada con el seudónimo de Inarco Celenio, y que, aun estando en prosa, «aspira a la fidelidad, posee una hermosa cadencia verbal y venía enriquecida por unas notas crítico-lingüísticas de ambigua y a veces quisquillosa valoración».

El autor de «El sí de las niñas», recuerda Molina Foix, empezó a traducir latragedia del príncipe de Dinamarca mientras residía en Inglaterra, donde vio representadas, y comentó más tarde, varias obras del bardo.

Otras de las piezas que se exhiben son primeras traducciones de Pedro Matías Martínez; José María de Carnerero, Carlos Coello, Teodoro de la Calle, de 1804, José María Blanco-White o Toribio Alzaga.

Te podría interesar

Cabrujas, memoria viva: cuatro días de homenaje a 25 años de su partida

José Ignacio Cabrujas dejó una impronta en la cultura venezolana