sábado , agosto 8 2020
TostyArepa
Home / Política / En búsqueda de la partida, nacionalidad perdida

En búsqueda de la partida, nacionalidad perdida

partida de nacimiento maduro

La nacionalidad es un derecho humano, pero especialmente es ese vinculo que según el derecho te ata a un lugar jurídicamente, por nacimiento, residencia o naturalización (Ius Soli, Ius Sanguini, entre otros), lo cual genera una serie de efectos, derechos y deberes, que le dan solidez al transito de un ser humano por la geografía mundial, ahora bien cuando se trata de personas que ostentan cargos de representación publica, específicamente quienes son electos por voluntad popular y tienen la responsabilidad de representar a los ciudadanos en sus diversos niveles, la nacionalidad adquiere una importancia fundamental, y su exclusividad es ficha clave para desempeñar funciones de Estado

Venezuela hoy se encuentra en una diatriba misteriosa, existen dudas razonables y fundamentadas sobre el lugar de nacimiento de Nicolás Maduro Moros, las pruebas confirman y comprueban sin dudas, que su madre Teresa de Jesús Moros Acevedo es de nacionalidad colombiana, contrario a algunas afirmaciones del propio Presidente que ha situado sus orígenes maternos en la ciudad de Rubio en el Táchira. Eso  está descartado, por copia del acta de bautismo de la señora Teresa Moros, emanada de la diócesis de Cúcuta, parroquia San Antonio de Padua donde consta que la misma  nació allí, el día 01 de Junio de 1929, de igual manera que fue bautizada en esa misma parroquia el 19 de Octubre del mismo año y que es hija de Paulo Antonio Moros y Adelina Acevedo, todos de nacionalidad colombiana, además por la inserción marginal 1155 donde consta que contrajo  matrimonio con el ciudadano Jesús Nicolás Maduro García, padre del presidente Nicolás Maduro, el 01 de Septiembre de 1956, y de quien por cierto tampoco se tienen datos precisos de su procedencia.

Adicionalmente, distintos voceros del gobierno, entre ellos el propio primer mandatario han señalado cuatro lugares distintos de su nacimiento, en Palotal estado Táchira, en las parroquias la candelaria, el valle y en la zona de chaguaramos, pertenecientes a Caracas, lo que alimenta las incongruencias sobre el origen de Maduro, quien ocupa el puesto de mayor relevancia en la república, y a pesar de la relevancia del cargo, la Constitución establece muy pocos requisitos para ser electo Presidente, pero dos de ellos están referidos a la nacionalidad. Para ser Presidente, de acuerdo con el artículo 227 de la Constitución, se requiere ser venezolano por nacimiento y no poseer otra nacionalidad.

Hoy claramente pudiésemos estar ante un caso de “inelegibilidad” que haría nula la elección del 14 de abril. Sin embargo, no basta con analizar si nació en el extranjero, pues lo importante es determinar si no es venezolano por nacimiento y si no tiene otra nacionalidad. Ahora bien, si se comprueba que Nicolás Maduro no es venezolano por nacimiento o que, siendo venezolano por nacimiento, tiene otra nacionalidad, la elección del presidencial sería nula. Es decir, que el candidato electo y proclamado por el Consejo Nacional Electoral no cumplió con los requisitos del artículo 227 de la Constitución, todo lo cual supondría la nulidad absoluta o total de la elección.

Todos los datos recogidos hasta hoy apuntan a que la familia Maduro Moros se estableció y vio los primeros pasos del presidente en la ciudad fronteriza de Cúcuta, incluyendo a la integralidad de la línea generacional ascendente del presidente, los cuales en ninguno de los casos se demostró su arraigo ante un registro venezolano de la época. Según la ley colombiana, el presidente Maduro tendría doble nacionalidad, pues la Constitución de Colombia de 1886, con su reforma de 1991 y de 2002, señala como requisito para que un ciudadano sea colombiano por nacimiento que el padre o la madre hayan sido naturales o nacidos en Colombia, lo que de acuerdo al más lógico de los criterios jurídicos, y en conexión a la constitución Colombiana, le define como colombiano por nacimiento. Y sobre este punto se refiere al artículo 41 de nuestra Constitución nacional donde establece que solo los venezolanos por nacimiento y sin otra nacionalidad podrán ejercer el cargo de presidente, y ello  representa un impedimento constitucional

Cabe destacar, el lugar de nacimiento de quien ejerce la Presidencia de la República debe ser un elemento transparente y verificable por los ciudadanos. Con lo cual, para despejar la duda que se ha arrojado, bastaría con exhibir la partida de nacimiento válida de quien hoy ejerce la primera magistratura del país. Un documento que, además, es público. El ex presidente Carlos Andrés Pérez fue acusado de estar vinculado con el narcotráfico y de no ser venezolano, en su momento, y él presentó su partida de nacimiento, haciendo uso de un argumento que despejó cualquier duda en la opinión pública. La circunstancia actual es similar, e incluso llego hasta la Asamblea Nacional, donde fueron presentados varios informes que recogen mucho de los datos que se mencionaron y otras fuentes importantes, por lo cual se abrió una investigación llevada por la sub comisión de asuntos civiles, que deberá responder a la incógnita que podría poner fin a una de las peores crisis políticas e institucionales que ha vivido Venezuela, mientras tanto, cada reportaje, nuevo documento y testimonio apunta a que el destino de la nación esta en manos de intereses extranjeros.

Daniel Merchán

@Daniel_Merchán en Twitter

Te podría interesar

Moisés Naim: «Es una época de oro para los charlatanes»

Moisés Naim . Foto: GDA HUGO ALCONADA MON El analista advierte sobre la falta de …