sábado , diciembre 7 2019
Mandalo2018 950x250
Home / Farándula / Emilio Lovera en entrevista: “Solo tenemos programas de chismes y de jueces”

Emilio Lovera en entrevista: “Solo tenemos programas de chismes y de jueces”

emilio.jpg_1609701233

FOTO DE: TOMÁS LOVERA

En el rostro de Emilio Lovera Ruiz mora una multitud que, a su vez, pueblan la memoria colectiva del venezolano. El Chunior, Chepina, Perolito, El Guaperó, Jairo Restrepo El Colombiano y muchos presidentes latinoamericanos, sin contar las “mil voces” que puede mimetizar con solo proponérselo.

Ese prestidigitador de voces y rostros, que durante 23 años trabajó para Radio Caracas Televisión y durante 10 laboró en Radio Rochela, el mayor ventanal de exhibición para su arte, estará esta tarde, a las 6:00, junto con su amigo y colega del humor Laureano Márquez en el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, cerrando el  “mes del amor” con su show Laureamor y Emidilio, un espectáculo escrito por ambos e interpretado juntos desde hace 14 años.

El show cuenta las etapas del enamoramiento, desde el flechazo hasta el desencanto y finaliza en la reincidencia. “Si la reincidencia pasa con la misma persona, puede ser un castigo de la vida. Pero eso pasa”, bromeó de entrada el comediante quien también quiso compartir en la entrevista la primicia de que en julio de este año traerán a Maracaibo un espectáculo nuevo llamado Radio Rochela la gran cruzada del buen humor.

“Eso es un proyecto de este año y es lo que hemos hecho más cercano al programa en todos los tiempos”, adelantó para luego reflexionar sobre ese show y el humor como oficio que bien ha sabido ejercer y defender.

—¿Ese espectáculo lo crearon por petición del público o como una iniciativa propia?

—Era obvio que al cerrar Rctv, y al cerrar el programa más antiguo de la televisión venezolana, la gente iba a desear que volviera, pensando o no que se podía hacer en vivo, y así nos lo hacían saber.

—Siendo sus inicios artísticos en Radio Caracas Radio, ¿nunca se plantearon llevar Radio Rochela al medio de los oyentes?

—El problema de la radio es que un programa semanal no tiene el mismo efecto, ni produce la misma impresión que un programa diario. Y un programa diario nos limita. De hecho, en un tiempo tuvimos Laureano y yo un programa con mucho éxito, pero nos limitaba los espectáculos. Porque era de 5:00 a 6:00 pm y ya a esa hora no podíamos agarrar un vuelo para ir a trabajar. Se presentaban los inconvenientes y no duramos ni dos años.

Y de cambiarse el escenario en los canales de televisión, ¿se han planteado volver a la pantalla chica?

—La televisión no ha vuelto. El gran monopolio de los medios sigue en poder del Gobierno. Entonces veo eso un poco lejos todavía. Por otra parte, han pasado ya nueve años del cierre de Rctv, y en nueve años pasan muchas cosas. Ha muerto gente, se han retirado, se han cambiado de ramo, se han mudado del país. Entonces  Radio Caracas va necesitar tiempo para establecerse. Las costureras van a necesitar tiempo para aprender a coser a la velocidad y a la efectividad que cosían para el Miss Chocozuela, por ejemplo. Los utileros,  tramoyas,  carpinteros,  escenógrafos y decoradores van a tener que entrenarse para hacer esas escenografías extraordinarias que jamás logró ni Venevisión, ni Televen. Para hacer esos ciclos de la Radio Caracas de Oro, los ciclos de Uslar Pietri y Rómulo Gallegos, los cuentos,  las novelas históricas como Estefanía y Gómez. Bueno, para llegar a eso, hace falta mucha academia. Lo que se cerró fue una escuela. La escuela de la TV   venezolana.   Ahora tenemos solo programas de chismes y de jueces. Un ataque contra la cultura y la calidad.

—Hay una proliferación de stand up comedy, ¿eso obedece a la falta de espacio en la televisión o realmente se está desarrollando ese género?

—Tiene que ver lo primero. El oficio de comediante era muy mal visto. Si en una familia alguien quería ser músico era una desgracia porque había que ser médico, arquitecto, ingeniero. Pero si querías ser comediante, era preferible fueras músico. Tuvimos que adecentar la imagen del humorista como trabajador.

—¿Cuál ha sido la risa más difícil de sacar?

—Nosotros hacemos obras de caridad. Y una vez fuimos al Hospital Infantil de San Bernardino. Fuimos a la Unidad de Enfermedades Infectocontagiosas. Casi todos los niños tenían sida o dengue. Les llevé un San Nicolás y un juguete para cada niño según las edades. Todos los niños estaban felices. Pero una niña no sonrió. Porque ella tenía en la enfermedad en la piel y tenía todo el cuerpo vendado, lo que le impedía agarrar su muñeca. Solo se le veían los ojitos y no sonreía. Guapié y traté de hacerla reír. Pero no pude. Eso me impactó muchísimo.

Fuente: Panorama

http://www.panorama.com.ve/espectaculos/Emilio-Lovera-Solo-tenemos-programas-de-chismes-y-de-jueces-20160227-0042.html

 

 

 

 

 

 

 

 

Te podría interesar

Nacho cantó en el Metro de Caracas

Miguel Ignacio Mendoza, Nacho, cantó este viernes en un vagón del Metro de Caracas. El …