lunes , febrero 19 2018
Home / Entrevistas / Las maravillas de la UCV
Combo Chocolate

Las maravillas de la UCV

Muchos de los venezolanos que han partido de su país natal, recuerdan con cierto orgullo y nostalgia, la universidad en la cual pudieron emprender un sueño y hacerlo realidad. Convertirse en un profesional y obtener un título no es tontería en Venezuela y menos en la Universidad Central, que ahora más que nunca batalla con un sinfín de problemas llevando en alto su  Leitmotiv “La Casa que vence la sombra”.

Para recordarla un poco y honrar al maestro y arquitecto de la UCV Carlos Raúl Villanueva, les dejamos este trabajo para que lo disfruten desde el país desde donde se encuentren.

El creador de una valiosa obra

Postal 28 1

Carlos Raúl Villanueva

Incorporó 107 obras de arte de 25 artistas extranjeros y venezolanos al diseño que hizo de la Ciudad Universitaria de Caracas. Algunas de ellas son emblemáticas y todo el mundo las conoce, pero otras son como tesoros ocultos. Es el caso de los murales de Francisco Narváez y Wilfrido Lam, que están en el Instituto Botánico; el de Carlos González Bogen, ubicado en el sótano de la Biblioteca y “Sonoridad” de Sophie Taeuber-Arp, la única mujer que participó en el proyecto denominado: “Síntesis de las Artes Mayores”.

Xiomara González, promotora cultural del Consejo de Preservación y Desarrollo (Copred) de la UCV, fue la encargada de presentarnos tales obras de arte, así como de guiarnos en el recorrido por la Universidad. Ella se esmeró en dar exhaustiva información sobre las piezas, datos de la arquitectura y el paisajismo de Villanueva y hasta contó anécdotas sobre los artistas y sus conflictos relacionados con el Gobierno de Pérez Jiménez, quién auspició la construcción de la Ciudad Universitaria de Caracas a mediados de los 40.

Frente al Mural de 1953, nítidamente geométrico (conjunto de rayas o listones de diverso grosor puestos vertical y horizontalmente sobre fondo blanco) de Carlos González Bogen, la entrevistada destaca que ese es uno de los murales poco conocidos de la UCV y esto se debe a su ubicación, ya que se encuentra en el sótano de la Biblioteca Central. González Bogen, su creador, nació en Upata en 1920 y creció en la isla de Margarita. En el 48 obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas que le permitió viajar a París donde se integró al grupo “Los Disidentes”, artistas venezolanos que vivían (en su mayoría becados) en esa ciudad.

captura-de-pantalla-completa-01062010-045416-p-m-bmp

Carlos González Bogen – mural en el sótano de la Biblioteca Central UCV

Por coincidencia Carlos Raúl Villanueva también estuvo en París en 1922, porque su padre era cónsul de Venezuela en Francia y en 1937, para cursar estudios de Urbanismo. Allí estrechó vínculos de amistad no sólo con “Los Disidentes” sino con otros artistas de la talla de Jean Arp, André Bloc, Alexander Calder, Wilfredo Lam, Henri Laurens, Fernánd Léger, Antoine Pevsner, y Víctor Vasarely. Para cuando llegó el momento, el creador de la Ciudad Universitaria de Caracas los convocó y les solicitó esculturas, vitrales y murales. Su idea era integrar el hombre y el arte a la arquitectura.

Un total de 25 artistas participaron, 10 extranjeros y 15 venezolanos, entre los cuales Manaure y Víctor Valera aportaron el mayor número de obras.

Además Xiomara González reveló que comenzando ron los trabajos de construcción del Centro Directivo Cultural, en 1952, algunas voces “disidentes” pretendieron disuadir al resto de los artistas en su intención de acompañar a Villanueva. Esto porque disentían de Marcos Pérez Jiménez.

Curiosamente fue el artista francés Fernánd Léger, autor del vitral que se encuentra en la Biblioteca Central, declaradamente comunista, quién salió en defensa de la función social e integradora que cumpliría la obra de Villanueva y en tal sentido declaró: “Las dictaduras pasan pero el arte queda”, argumento con el cual convenció a los artistas indecisos por razones políticas.

Murales que brillan

–¿Con qué materiales se hicieron los murales?

— Villanueva decidió utilizar mosaiquillos de cerámica de gres o vitrificados, porque la mayoría de los murales se encuentran a la intemperie. Importaron el material de Francia e Italia.

En la Plaza Cubierta de la UCV se encuentran los más famosos. Detrás de la escultura del “Pastor de Nubes” de Jean-Arp, hay un mural de Mateo Manaure fabricado en cerámica esmaltada y obra limpia sobre un ojo de agua, y al extremo opuesto, está el bimural sin título de Fernánd Léger y también una obra de Víctor Vasarely. Además descolla por su belleza y grandes dimensiones, el mural de Pascual Navarro. Pero Xiomara González eligió para mostrarnos en detalle una obra de arte impactante que cubre la pared lateral externa de la Biblioteca y que a menudo pasa desapercibida. “Es de Mateo Manaure y responde a la tendencia abstracto- geométrica. No tiene nombre y, en su creación, el artista empleó colores primarios, vibrantes, tropicales ya que el estudio del color es una de las características principales del arte abstracto.

Manaure hizo 25 obras de arte en la UCV y era como la mano derecha de Villanueva en ciertos aspectos relacionados con los artistas”, expresó la guía.

Señaló asimismo que en ocasiones los murales de la UCV intervienen objetos o son intervenidos por elementos utilitarios, por ejemplo, escaleras. Hay unos que recubren fachadas de edificios, otros tienen continuidad en varios ámbitos y pisos de la misma edificación e incluso hay algunos que quedaron atrapados en nuevas construcciones. Por esta razón están escondidos. Hay obras de arte que han sido restauradas recientemente como la mencionada escultura “Pastor de Nubes” y “La maternidad” de Baltasar Lobo. También se reconstruyó el mural de Oswaldo Vigas, que fue objeto de actos vandálicos en 2013. Hay otras obras en lista de espera, como “Las Nubes Acústicas” de Alexander Calder y un trabajo deteriorado de Braulio Salazar.

4454919326_01ecb167ec

“La Cultura”  Francisco Narváez – Plaza del Rectorado

Oswaldo Vigas es el autor de un conjunto de murales en la Plaza del Rectorado. Los más conocidos y visibles son “Composición Estática y Composición Dinámica” de 1954.Aquí nuestra anfitriona nos condujo directamente a conocer “Un elemento- personaje triple” que Vigas realizó en 1954 y a propósito afirmó: “Este mural tiene un brillo espectacular porque fue realizado con mosaicos artesanales vítreos y se halla detrás de un muro de la Plaza del Rectorado frente a Tierra de Nadie”.

dsc028811

“Composición Estática y Composición Dinámica” de 1954 – Oswaldo Vigas

En la misma plaza se encuentra el mural de André Bloc, que nació en Argelia en 1896, vivió en París y murió en India en 1966. Su obra está actualmente en las oficinas del Banco de Venezuela y es un mural-mosaico en relieve de colores vivaces. El artista colaboró en el proyecto de la Síntesis de las Artes Mayores en el rol de editor, escritor, arquitecto y curador.

El Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela

Se encuentra dentro de la Ciudad Universitaria de Caracas (la cual fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad el 30 de noviembre de 2000 por el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO) y es el auditorio más importante de esta casa de estudio debido a que es el auditorio de mayor aforo de la Ciudad Universitaria con una capacidad aproximada de 2700 personas (existen asientos removibles); siendo además el edificio principal del proyecto de Síntesis de las Artes llevado a cabo por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva. En ella se han llevado a cabo eventos académicos, artísticos y políticos; algunos de ellos de gran importancia para el país y que han sido referencia histórica del acontecer nacional.

Aula_Magna-Calder-UCV

“Nubes acústicas” – Alexander Calder – UCV Aula Magna

La responsabilidad de la construcción del Aula Magna fue concedida por la compañía “Christiani & Neilsen” y el contrato para su ejecución se celebró el 28 de noviembre de 1952, el cual establecía la culminación de los trabajos estructurales para el 31 de marzo de 1953, es decir, debía concluirse la obra en solo 4 meses. Efectivamente la obra fue culminada en marzo del 53, tal y como lo había exigido el Gral. Marcos Pérez Jiménez. La sala fue bautizada y estrenada el 3 de diciembre de 1953 (en un pequeño acto eclesiástico y protocolar), pero inaugurada oficialmente el 2 de marzo de 1954 con la apertura de la X Conferencia Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno.

Fuente: 2001.com.ve

http://www.2001.com.ve/con-la-gente/123525/los-murales-y-otras-maravillas-de-la-ucv.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te podría interesar

Orfebre venezolana lanza su colección a nivel internacional

Revista TOP Desde Australia la Orfebre zuliana Mary Ann Alvarado lanza su colección Amete en …