miércoles , agosto 12 2020
Pirulines
Home / Fotos y Videos / Fotos del Concierto de Marc Anthony en Madrid 2015

Fotos del Concierto de Marc Anthony en Madrid 2015

Invalid Displayed Gallery

Marc Anthony… ¿Valió la pena?

El baladista salsero reúne a 22.000 personas en el Vicente Calderón

Al filo de las doce de la noche Marc Anthony se despidió de la multitud para interpretar ‘Mi gente’ la canción con la que la Héctor Lavoe hacía un repaso a todos los públicos de su América latina. Anthony lo hizo casi todo bien, primero animó al personal a cantar, fijó el estribillo «lalalalala» y animó a la orquesta. Tiene casi todo lo que tenía Héctor, buena voz, una banda potente, el público a sus pies, el estadio lleno, las chicas de la zona VIP atentas, todos los móviles a punto de retratar el instante. Todo dispuesto salvo una cosa, la magia, el pellizco, el catapún.

¿Es Marc Anthony capaz de llenar el Vicente Calderón? Se ve que sí y puede resultar raro porque la salsa en España ha sido desterrada al ‘underground’, un planeta paralelo formado por locutorios de inmigrantes que se complementa con tienda de pantalones vaqueros ultraceñidos para culos caribeños. Tallas especiales. La punta de un iceberg que se hace evidente en barrios como Tetuán, o en alguna esquina de Lavapiés.

PUBLICIDAD

El mundo de la cultura latina hace tiempo que se independizó en Madrid y se ha vuelto invisible para el resto de la sociedad. Sólo emerge cuando aparecen las estrellas de la salsa o de la chicha peruana, el día de Colombia, o el de Ecuador. O cuando juegan en Madrid la selecciones de fútbol de esos países. Pero hubo un tiempo en que las discotecas latinas eran lugares de intercambio de bailes y sudores. A finales de los años 80 apareció Juan Luis Guerra anunciando que llovía café en el campo y llegó Carlos Vives con su «gota fría» (que no es salsa es vallenato) y hasta un buen cantante nos dijo aquello de «ven, devórame otra vez». Gloria Estefan se reconcilió con sus raíces cubanas y apartó el pop para hablar de ‘Mi tierra’ y rescató a Cachao, el inolvidable, con ayuda del actor Andy García. Ahora es el momento del ‘reggaetón’ y de Marc Anthony. Pero la música está en otro lado, Madrid es la capital del latin Jazz en el mundo pero las fabulosas orquestas que hay en Madrid ganan por la mínima a los espectadores en el café Central, en el Clamores o en el Bugui. No hay cama pa’ tantos músicos con talento.

Digamos que un estadio no es el mejor sitio para escuchar música, el artista se preocupa más por llegar a la grada del fondo que por hacer algo que merezca la pena. Y ocurrió algo especial y lo hizo el violinista venezolano con un ritmo pausado de charanga (piensen en la orquesta Aragón y acertarán) y aquello anticipaba algo especial, el violinista hizo sus alardes de virtuoso, pero nunca perdió el eje, la temperatura y por lo que se vio después, el que se despistó fue Anthony que hizo su inevitable tanda de baladas pop. En ese terreno es tan pretencioso como Camilo Sesto y tan grandilocuente como Bono (el de U2). Nos cantó la de Perales ‘¿Y quién es él?’. Y hasta Perales le pone más intención.

¿Quieren salsa? ¿Donde están las mujeres? Preguntó el cantante. Y se alzó un coro imponente, mayoría absoluta. Bueno en representación del Atleti estaba el Cholo Simeone en el lateral del escenario. Y entonces empezó a cantar su primer gran éxito ‘Vivir lo nuestro’.

Cuando cantaba con La India

El manager Ralph Mercado montó la más grande orquesta del final de siglo XX y la llamó la Combinación Perfecta en la que Tito Puente repartía palos con la sabiduría de los tiempos del mambo y allí en aquella orquesta conocimos a un sonero joven y ambicioso llamado Marc Anthony que protagonizó un dueto espectacular con La India. ‘Vivir lo nuestro’ fue el gran éxito de aquel proyecto. La India parecía que iba a tomar el cetro de Celia Cruz cuando grabó con Eddie Palmieri, tenía el desparpajo de la Lupe pero eran malos tiempos para la comunidad latina. Le mostré a La India un reportaje sobre la música latina de Nueva York y su dedo fue recorriendo las fotos de los artistas emergentes, la mayoría habían muerto. Ella y Marc Anthony eran los supervivientes de una generación duramente golpeada por las drogas y el sida. Dicen que La India anda en la cosa del ‘reggaetón’. Nos queda Marc Anthony.

Marc es un buen sonero, un salsero de fuste, conoce su tradición y goza dando candela, pero sabe lo que vende, baladas para las «mamis» y chismorreos de peluquería. Ya saben que Marc se casó con Jennifer López y que antes de divorciarse, ella le produjo una película ‘El cantante’ para que interpretara a Héctor Lavoe y lo cierto es que no lo hace nada mal. Marc y Jennifer han trabajado recientemente en un programa de búsqueda de talentos en la tele norteamericana. Mientras ella buscaba un cantante en Argentina, Marc encontraba un gran percusionista en Puerto Rico. Es decir juntos, pero no revueltos.

La interpretación de ‘Vivir lo nuestro’ en el Calderón fue decepcionante, vale que uno recuerda los rugidos de La India, pero, caramba, he visto a Marc Anthony cantando en el Spanish Harlem y el tipo es capaz de sonear de verdad. Vean la película ‘El cantante’ y lo comprobarán. Y después de tanta balada llegó el momento estelar. Cantó la de Lavoe y no funcionó.

Fuente: El Mundo

Te podría interesar

Nacho, Joey Montana, Yandel y Sebastián Yatra cantan «Ya No Más»

El cantante presente su nuevo sencillo, un tema en el que le canta a la …