miércoles , julio 15 2020
Pirulines
Home / Emprendedores / El venezolano tiene 20 años de historia en el arte del maquillaje. Afirma que «la mujer española es hermosa al natural»

El venezolano tiene 20 años de historia en el arte del maquillaje. Afirma que «la mujer española es hermosa al natural»

David Deibis

‘En España aprendes a ver que menos es más’

Llegó a España, hace 5 años, país que le permitía sentirse «verdaderamente libre» con su esposo Daniel, su «mayor tesoro».

David Deibis en plena sección artística. David Deibis en plena sección artística.

La destreza con el pincel es su don. El venezolano David Deibis tiene 20 años de historia en el arte del maquillaje. Es el primer latinoamericano es obtener el titulo de ‘Make up Artist’ . En su portafolio se encuentran plasmadas las casas de moda más importante del mundo: Chanel, Dolce&Gabbana, Armani y Versace. Se «divorció de Venezuela cuando llegó a España y admite que emigró de su país porque aquí es donde puede sentirse «libre» en el amor. «Mi mayor tesoro es Daniel y fue en Madrid donde nos casamos,» recuerda con una mirada enamorada. Deibis ha «propulsado la belleza natural» de personalidades internacionales como: Nicole Kidman, Thalía, Salma Hayet , Alejandra Guzmán, Astrid Klisans y Carlos Baute.

¿Es usted un farsante porque haces bella a una mujer sin serlo?

Sólo realzo la belleza femenina. Mi primer paso es hacer un lienzo en blanco, para que nazca mi inspiración. Con ese lienzo se deben descubrir imperfecciones, dejar el rostro totalmente inexpresivo para sacar la belleza natural, luego me enfoco en sacar la esencia de la mujer. No soy un farsante, al contrario colaboro para crear una nueva imagen.

¿ Y cómo prefiere David a las mujeres, con o sin maquillaje?

Oye!…(se ríe) si pensara en
ganar dinero, te diría que con maquillaje, porque de eso vivo. Pero, realmente una mujer que sea hermosa, lo es sin maquillaje.
¿Qué poder tiene la belleza?

Un poder eterno… si se alimenta. Pero el físico debe estar acompañado de inteligencia y actitud, de lo contrario la mujer sería una obra llena de grises.
¿Huía de la Venezuela de Chávez [ahora madurista] cuando llegó a España ?
Me divorcié de Venezuela al llegar a España, es como iniciar una nueva relación. La política comenzó asfixiarme. La única forma de superar la gran crisis de escasez, inseguridad, control cambiario y desempleo, es emigrar. No soy un hombre de miedos y no temí en llegar a este país, aún sabiendo que existía una crisis económica… Pero todo país está muchísimo mejor que Venezuela. Aquí lo que hay es una gripe y mi país tiene un grave cáncer.

¿Cuál fue su primer reto profesional al llegar a Madrid ?

Mi primer trabajo aquí fue la boda de Carlos Baute. Fui el estilista privado de Astris Klisans y trabajé para la sección fotográfica de la ceremonia para la exclusiva de ‘Hola’.

¿Quién es su apoyo en tierras extranjeras?

Definitivamente, mi esposo. Mi mayor tesoro es Daniel. Cuando te ves solo en un país donde no está tu familia, tu pareja se convierte en padre y madre. En cuanto al apoyo espiritual, me refugio en Dios. Sin embargo, tras un dolor muy grande, viajé a la India para encontrarme. Conclusión de esto: Como hago con mi maquillaje, mezcle mis religiones.

¿La arepa o el cocido madrileño?

Ninguno de los dos. No extraño nada de mi país, y menos la arepa. Mi comida favorita es el sushi, porque me gusta la comida cruda y natural.
El libro ‘Guinness’ reconoce a la mujer venezolana como la más bella del mundo, ¿Es así?
Es mentira, la venezolana no es la más hermosa del mundo, lo que si tiene por encima de todas las mujeres, es la actitud. El exceso de femineidad las caracteriza.
Si fuera jurado en un concurso de belleza y las finalistas fueran España y Venezuela, ¿Por quién votaría?
¡Dios mujer, me estás poniendo en apuros! … (se detiene a pensar unos segundos). Te confieso que no siento afinidad con mi país. La venezolana últimamente, suele accezorisarce demasiado. Ya los genes latinos nos hacen más sexy, y es un atractivo adicional al europeo, pero si encima te recargas con aretes, collares… sin duda, aturde a la vista. En España aprendes a ver que menos es más. Yo voy por esa línea.
Dicen que el peor fracaso de un maquillador es que su cliente se lave la cara después de su sesión ¿Lo ha vivido?
Por suerte no. Esa es una de las cosas que mi esposo me pregunta, cada vez que me recoge en el trabajo. A ver, no somos perfectos, aunque trato de cuidar hasta el último detalle para evitar errores. Pero, por ejemplo: las modelos a las que les hago varios cambios de maquillaje en un día, la piel no absorbe por mucho tiempo la pintura, y es cuándo intervengo con el fotógrafo para acudir al Photoshop, ja, ja…
@IveLeonardi

Fuente: El Mundo

Te podría interesar

Venezolanos ganan premio en Australia por excelencia en la industria láctea

Por Marcia de los Santos En medio de la pandemia, una pareja venezolana que se …