miércoles , noviembre 13 2019
Mandalo2018 950x250
Home / Economía / Calidad Pascual suspende su proyecto de inversión en Venezuela

Calidad Pascual suspende su proyecto de inversión en Venezuela

VENEZUELA-SPAIN-POLAR-MENDOZA

Después de transferir la tecnología a su socio local, la firma arandina aparca los planes al llegar la hora de aportar capital

Que ‘inestabilidad política’ e ‘inversión extranjera’ son términos que no combinan bien es algo bien sabido. En el mismo día en que el consejero delegado de ICEX España Exportación e Inversión, Francisco Javier Garzón, confirmaba «un descenso del interés» de las compañías españolas por invertir en Venezuela, la empresa Calidad Pascual anunciaba la suspensión de su participación en el proyecto que desarrolla de forma conjunta con la firma local Polar.

Tras dos años de colaboración, Calidad Pascual ya había logrado una «gran penetración» en Venezuela gracias a su alianza con Polar, empresa a partir de la cual tenía previsto «acometer su expansión por toda Latinoamérica». Según explicaron fuentes de la empresa radicada en Aranda de Duero, la colaboración hasta ahora había consistido «en la transferencia de ‘know-how’ acerca de la ingeniería y producción de productos lácteos de larga vida sin necesidad de frío». Según el acuerdo con Polar, que comercializa los productos Migurt fabricados con la tecnología de Pascual, en 2014 el proyecto debía dar un paso adelante, de forma que la compañía española elevase su inversión aportando capital.

«Asumir gasto exterior no es estratégico; reducir el endeudamiento en España, sí lo es», señalan desde la empresa española
«No es una cuestión acerca de la situación económica de Venezuela –sostuvieron ayer desde la empresa que preside Tomás Pascual–, es solo que para nosotros, ahora, ya no es una prioridad. No entra dentro de nuestro eje estratégico asumir gasto en este proyecto exterior en un momento en el que lo que más nos interesa es cumplir en España con los compromisos del préstamo sindicado y reducir el nivel de endeudamiento a cinco años vista».

Desde Calidad Pascual no quisieron comentar a cuánto asciende el desembolso económico que debían realizar de acuerdo con el contrato firmado con Polar.

Situación deteriorada

Hace poco más de un año, cuando la empresa cambió su denominación de Leche Pascual por Calidad Pascual, su presidente aseguraba que la imposibilidad por ley de repatriar los beneficios del negocio venezolano, en ningún momento les había supuesto un contratiempo «porque desde su comienzo se ha tratado de un proyecto a largo plazo».

Sin embargo, el grave deterioro experimentado tanto por la situación económica en el país que preside Nicolás Maduro, por un lado, y algunas decisiones por él adoptadas en los últimos tiempos, por otro, han provocado un cambio de escenario.

Según publicó el diario ‘ABC’ la semana pasada, Maduro está amenazando con expropiaciones a multinacionales españolas como Repsol, BBVA, Mapfre, Air Europa, Iberia, Meliá o Telefónica si no presionan al Gobierno español para que cesen las campañas de desprestigio contra ese país en los medios de comunicación. Ayer mismo, desde el Gobierno español se admitía el temor a que Maduro quiera dar un golpe de efecto sobre alguna compañías españolas.

Garzón, recordó ayer que esas incertidumbres ya provocaron que las exportaciones a Venezuela descendieran el 40% el año pasado hasta situarse en 541 millones de euros. Todo un síntoma de desconfianza, a pesar de que las ventas a ese país apenas representan el 0,2% del total.

Planes en Asia y África

El gigante empresarial venezolano Polar ha sido inspeccionado hasta en 1.800 ocasiones por el Gobierno de Maduro, de acuerdo con una información publicada por ‘El País’. Produce 1,6 millones de toneladas de alimentos anuales y genera el 3% del PIB no petrolero del país. Según el acuerdo al que había llegado con Calidad Pascual, aportaría el capital necesario para la puesta en marcha de la planta productora de lácteos, que hasta la fecha ha requerido una inversión de 82 millones de euros.

Calidad Pascual insiste en que el proceso de internacionalización de su negocio no se verá aparcado, solo frenado en un área, y pone como ejemplo el mantenimiento de la comercialización de sus productos en Filipinas mantiene un acuerdo con Asia Brewery y en África, la compañía arandina tiene presencia en algunos países de la zona subsahariana, si bien mediante acuerdos comerciales, no de inversión productiva.

Fuente: http://www.elnortedecastilla.es/

Te podría interesar

BBC: ¿Por qué se teme que las tarjetas electrónicas dejen de funcionar en Venezuela?

Imagen de archivo de una ilustración de tarjetas de crédito MasterCard y Visa, Junio 9, …