martes , octubre 22 2019
Manuel Angel
Home / Empresas / Leche Pascual sale de Venezuela ante la imposibilidad de rentabilizar el negocio

Leche Pascual sale de Venezuela ante la imposibilidad de rentabilizar el negocio

Leche Pascual venezuela

Calidad Pascual, el antiguo Grupo Leche Pascual, abandona Venezuela. Apenas cinco años después de su desembarco en el país tras una alianza con la compañía local Empresas Polar. La láctea que preside Tomás Pascual tiene que dar marcha atrás ante el severo desabastecimiento que sufre el país, la imposibilidad de repatriar beneficios y la fuerte depreciación del bolívar.

Pascual, que entró en el país a través de la sociedad Pascual Andina, había inaugurado junto a Polar una nueva planta a finales de 2012 en la localidad venezolana de Valencia con una producción de más de 50 millones de kilos de yogures líquidos y cremosos, que comercializaba bajo la marca MiGurt.

El Grupo Leche Pascual aportó la maquinaria, la tecnología, y la asistencia técnica para el proyecto, mientras Empresas Polar contribuyó con su experiencia manufacturera para el gran consumo y la capacidad de distribución de alimentos y bebidas por todo el país suramericano. Según los términos del acuerdo, Pascual se hizo inicialmente con un 10% de la empresa mixta, aunque con el compromiso de llegar al 50%.

«Hemos logrado un gran entendimiento con Empresas Polar, compañía de referencia en Venezuela y toda Hispanoamérica, muy interesada en producir yogures de larga vida para atender la demanda de un mercado de gran potencial», llegó a asegurar el presidente de la compañía española cuando se anunció el acuerdo.

Según las últimas cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil, Pascual Andina lleva sin embargo dos años consecutivos en pérdidas, con unos números rojos de 60.000 euros. Fuentes de Leche Pascual confirmaron este jueves que se ha abandonado el capital pero insistieron en que «el yogur de larga vida está siendo un éxito en Venezuela y tenemos el compromiso de seguir apoyando y asesorando a Empresas Polar en su desarrollo».

El problema del grupo es que aunque la compañía ha puesto en marcha un ambicioso plan de internacionalización, sus ingresos no paran por ahora de caer ante las dificultades también del negocio en España. A falta de que s

e hagan públicas las cifras de 2014, en el ejercicio fiscal 2013 retrocedieron ya al mismo nivel que hace 15 años.
La cifra neta de negocios se elevó a 697 millones de euros, lo que supone un 27% menos respecto a los 962 millones que facturó en 2007, cuando alcanzó su récord histórico, y un 3,4% menos que en el año anterior.

Leche Pascual está vendiendo prácticamente ahora lo mismo que en 1999 o 2000, cuando facturó 668 millones de euros. Aún así, el beneficio después de impuestos el año pasado fue de 6,1 millones, lo que supone un 15% más que en 2012. El salto al exterior se dio en 2008 con un plan estratégico que tenía marcado el horizonte en 2015, por el que preveía que sus ventas en el exterior llegasen a representar, al cierre del ejercicio, un 30%. El plan va sin embargo algo más lento de lo previsto y la nueva meta es que supongan el 15% al cierre de diciembre.

Tras la salida de Venezuela, la compañía asegura que está estudiando ahora distintas oportunidades en el Sudeste Asiático, Oriente medio y el África subsahariana. En todos los casos para el desarrollo y comercialización de yogures de larga vida.

Fuente:www.eleconomista.es

Te podría interesar

Chef venezolano lo confirma: «la comida a domicilio es el negocio que más crece en España»

Imagen de un repartidor de comida a domicilio. :: HOY  El estudio Gastrómetro recoge que …