sábado , agosto 8 2020
Mandalo2018 950x250
Home / Deportes / Cinco cosas que puedes hacer para empezar el año con un cuerpo

Cinco cosas que puedes hacer para empezar el año con un cuerpo

Comienzo de año..

Cinco cosas que puedes hacer para empezar el año con un cuerpo

Con la llegada de un nuevo año, mucha gente se lanza a proponer nuevos propósitos para mejorar su vida en los siguientes 365 días. Uno de los deseos más habituales es el de perfeccionar nuestro físico y estado de forma, pese a la complicación que conlleva la Navidad y sus comidas, cenas, brindis o fiestas.

Para empezar el año hecho un pincel y pasar con la mayor dignidad posible los abusos navideños es necesario tener una idea muy clara en nuestra cabeza: la clave de la victoria son la organización y planificación. Al igual que en otros muchos campos de nuestra vida, el éxito llega gracias a la insistencia y el esfuerzo, así que será más sencillo tener éxito en nuestra propuesta si tenemos claro qué debemos hacer.

Al igual que en otros muchos campos de nuestra vida, el éxito llega gracias a la insistencia y el esfuerzo
La prestigiosa entrenadora personal Jennifer Widerstrom abraza esta idea en un artículo de la revista Health. Widerstrom incluso llega a comparar esta mecánica con la de utilizar hilo dental, ya que no cuesta ningún esfuerzo hacerlo día a día, pero es necesario coger un hábito. En este caso el esfuerzo es incluso menor, ya que con dedicarle diez minutos al inicio de la semana se puede planificar perfectamente cómo van a plantearse los próximos días desde un punto de vista alimenticio y físico.

Como el secreto está en la continuidad, Widestrom plantea una serie de consejos para que nuestro cuerpo consiga superar la cuesta de enero con mayor facilidad.

1. Poco a poco

Como diría el ‘Cholo’ Simeone es mejor ir partido a partido. Plantearse comer todos los días verdura o ir cinco días a la semana al gimnasio a meterse una paliza no solo no es saludable, sino que es muy complicado de llevar a cabo, al ser un ritmo demasiado exigente que terminará por generar pereza y malestar.

Widestrom señala que es necesario seguir una dinámica de esfuerzo y mejora coherente con nuestro físico y hábitos iniciales, marcarse unos objetivos asequibles e ir aumentándolos según se vayan consiguiendo.

2. Corre

Existen infinitas excusas para no hacerlo. Es aburrido, se me da mal, prefiero ir al gimnasio… Pero la realidad muestra que corriendo se consigue un estado de forma maravilloso. Saliendo a correr quemamos muchas calorías, fortalecemos un gran número de músculos y además podemos exigirnos más o menos según nuestro nivel de forma. Estos son algunos consejos para empezar con el running.

3. No te culpes por los errores, aprende de ellos

Abusos alimenticios cometemos todos, pero no debemos dar más vueltas de lo debido. Sintiendo culpabilidad después entraremos en una dinámica negativa. Lo ideal es echar la vista atrás y ver por qué comimos demasiado o abusamos de algo para así detectar las verdaderas razones y tenerlas en cuenta para no volver a hacerlo en un futuro.

4. Ten compromiso contigo mismo

Es muy habitual dar mayor importancia a los compromisos con el resto de personas que con nosotros mismos. Casualmente suelen ser estos los que nos alejan de la vida sana y el ejercicio. Si alguien nos propone tomar una caña y teníamos planificado hacer deporte lo más sencillo será dejar a un lado el ejercicio por no quedar mal, pero hay que tener cuenta que también tenemos obligaciones con nosotros mismos y que hay tiempo para ambas cosas si uno se organiza bien.

5. Haz burpees

Entre la gente deportista son muy conocidos, no así entre los principiantes. Estas repeticiones se caracterizan por ser muy completas, por lo que realizarlas es una buena opción en vez de hacer series de diferentes ejercicios que llevan el doble de tiempo.

Estos ejercicios se inician de pie y se baja hasta tocar el suelo con la mano en la posición de cuclillas. Posteriormente hay que estirar las piernas y flexionar los codos como si se fuera a hacer una flexión, finalmente hay que levantarse y dar un salto. El número de repeticiones debe ir de menos a más según vayas encontrándote más en forma. Estos son algunos ejercicios que también pueden ser útiles.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/

Te podría interesar

Machís, estrella de La Liga

El delantero venezolano anotó su primer doblete en la Primera División española y le dio …