martes , octubre 27 2020
Mandalo2018 950x250
Home / Economía / Se estanca la inversión venezolana en Bolivia

Se estanca la inversión venezolana en Bolivia

maduro y evo.

Cuando se hace referencia al principal país aliado de Bolivia se apunta a Venezuela, pues es ‘peso pesado’ en el ámbito político, pero cuando se habla de inversiones y relaciones comerciales internacionales, baja a peso ‘pluma’, si se lo compara con otras naciones de la región.

En los últimos cinco informes anuales del denominado Reporte de Saldos y Flujos del Capital Privad

Desde hace cuatro años no se conoce de nuevas inversiones venezolanas en Bolivia, luego de que se hiciera pública la llegada de capitales de ese país a empresas como Gravetal, FFP Prodem, Ferroviaria Oriental, La Razón y ATB entre 2008 y 2009.

José Alberti, vicepresidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, explica que desde años anteriores la inversión extranjera directa (IED) en Bolivia procede de una docena de países y que según datos históricos, oficiales y disponibles, no existe IED venezolana en el país, salvo la realizada por Petroandina, una sociedad entre YPFB y Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

A mediados de 2013, Pdvsa suspendió sus inversiones en Bolivia para que YPFB invierta como accionista mayoritaria con el 60%. El presidente de Petroandina, subsidiaria de la estatal venezolana Pdvsa, Jaime Arancibia, señaló que desde 2008 la venezolana invirtió $us 108 millones de los 888 millones comprometidos, según El Universal, de Caracas.

Por otra parte, Venezuela no es uno de los socios comerciales principales desde el punto de vista cuantitativo, ya que pese a que en 2011 el nivel de intercambio superó los $us 800 millones, en 2013 bajó a $us 159 millones, según datos del IBCE.

“Venezuela ocupa el lugar número 15 entre 103 países que compran productos bolivianos y está en el puesto 33 como proveedor, entre los 188 desde los cuales importamos miles de productos”, manifestó Gary Rodríguez, gerente general del IBCE. En el primer trimestre de este año, el comercio con Venezuela es mínimo: $us 13 millones de exportaciones y apenas 1 millón de importaciones.

“La relación con Venezuela estuvo caracterizada por los discursos rimbombantes del acuerdo del ALBA-TCP, pero la realidad ha sido que este comercio se ha estancado por la crisis económica de Venezuela”, expresó el analista Julio Alvarado.

Buscan reactivar
Hace unas semanas, en el IV Congreso de Gas y Petróleo de YPFB, Pdvsa informó que invertirá este año alrededor de $us 200 millones en proyectos de exploración y producción de hidrocarburos en territorio boliviano.

El analista energético, Álvaro Ríos, indicó que otra actividad que se conoce es la exploración y perforación en Timboy X2. “Esperemos que este 2014 esta asociación entregue nuevas reservas de estos contratos e inversiones que llevan bastante tiempo”, dijo.

Además, la petrolera venezolana participa como socia de ENDE en la Termoeléctrica del Sur, proyecto de $us 122 millones financiados por el BCB.

Desde Ferroviaria Oriental indicaron que dentro de su programa de incremento de la capacidad de transporte de carga, en esta gestión incorporarán cuatro locomotoras, 50 carros planos y 50 contenedores graneleros. Este equipamiento forma parte del programa de inversión de $us 26,4 millones aprobados por el directorio de la empresa, la mayor inversión que realiza en un año y que representa el doble de lo invertido en 2013.

Desde ATB revelaron que invertirán $us 2,5 millones en el estreno de su estudio en El Alto, la compra de los servicios del satélite Túpac Katari, nuevas oficinas y la apertura de ATB Radio.
Se solicitó información a FFP Prodem y Gravetal, pero no respondieron a este medio

Análisis

Venezuela es más un proveedor que un inversor
Álvaro Ríos – Ex Ministro De Hidrocarburos
Venezuela ha jugado dos tipos de roles en la última década en el país y en la región en materia de hidrocarburos. Uno ha sido el de proveedor de petróleo y sus derivados, principalmente diésel, en un esquema de abastecimiento con ciertas ventajas en la forma de pago y también financiamiento. Este servicio fue decayendo notablemente en la última mitad de la presente década, no solo en Bolivia, sino en varios países debido a la acumulación de deudas por parte de los compradores, y principalmente por el deterioro de la economía venezolana. Es así que Bolivia ha recurrido a nuevas opciones de abastecimiento de diésel.
En materia de inversiones en hidrocarburos en el país, se conoce de dos actividades centrales. La primera es la exploratoria en el bloque Lliquimuni en el departamento de La Paz, bajo un contrato SAM entre YPFB y Pdvsa. La segunda es la exploración y perforación en Timboy, que en estos momentos está en proceso y que tiene como objetivo producir gas natural.

Gobiernos firmaron un acuerdo para crear empresas binacionales

Objetivo. Las compañías son una propuesta nacida en el seno de la ALBA, para integrar ambos países

El año pasado los gobiernos de Bolivia y Venezuela suscribieron un convenio que fija una agenda de 22 tareas, entre las que destaca la puesta en marcha de dos empresas ‘gran nacionales’ como la de textil y la de producción de alimentos.

La sociedad de la firma de alimentos está compuesta en un 51% por la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y en 49% por la Corporación Venezolana de Alimentos (Cval), informó durante la firma del acuerdo la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales.

En la Chiquitania se situará la producción piloto de las 500 hectáreas bolivianas de prueba de granos, las cuales permitirán a los técnicos medir las cantidades y los volúmenes para mejorar las siembras y maximizar su rendimiento. En el caso de Venezuela sembrará arroz en una extensión de tierra similar.

En cuanto a la compañía textil, la Empresa Nacional Estratégica de Textiles (Enatex) será la base para la nueva firma, que tiene como intención potenciar la venta de prendas al mercado venezolano, especialmente las hechas con algodón e hilo. Para eso, ambos países están trabajando en crear un Centro de Desarrollo e Innovación Textil.

El Banco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), se comprometió a destinar recursos para la creación de la firma textil.

En una declaración realizada el año pasado, Rafael Isea, presidente del banco de la ALBA, indicó que se acordó ampliar la línea de crédito del programa Intra-Alba Bolivia-Venezuela (el fondo de operaciones de intercambio comercial es de alrededor de $us 25 millones) para fortalecer los núcleos productivos de la Enatex.
Además, Venezuela y Bolivia son socias en la firma Petroandina, de la que la estatal boliviana YPFB tiene el 60% y la venezolana Pdvsa, el 40%.

Alimentos con mejor futuro
El economista Alberto Bonadona manifestó que la empresa de producción de alimentos que tienen prevista crear Bolivia y Venezuela, tiene una mejor perspectiva de lograr cierto éxito, que la de texties.
“Si se logra una especialización en la producción de ciertos alimentos propios de Bolivia como la quinua del altiplano o el amaranto de la zona oriental, la empresa de alimentos puede tener un buen futuro”, expresó Bonadona.
Añadió que la firma textilera, debido a la competitividad y los mercados que ya tienen ganados la prendas de origen asiático, es posible que dure solo un par de años
o Extranjero en Bolivia, que el Banco Central de Bolivia (BCB) publica, de 2009 a junio de 2013, Venezuela no aparece entre las primeras nueve o diez naciones que han invertido en el país.

Te podría interesar

Reactivan servicio de Zelle a usuarios de Wells Fargo en Venezuela

Los clientes tendrán la libertad de dejar usar el servicio si no están de acuerdo con los cambios que planteó la institución en una misiva