miércoles , octubre 21 2020
Mandalo2018 950x250
Home / Gastronomía / Una gorda contra el régimen

Una gorda contra el régimen

Una gorda contra el regimen

«Estoy a régimen» es la expresión empleada por los españoles para indicar que están  siguiendo una dieta para perder peso. Sin embargo, el vocablo «régimen» remite, inequívocamente, a otras acepciones del término cuando se contextualiza en el marco de un criollísimo arepazo.

Eso fue lo que ocurrió el sábado 12 de abril en el estreno del monólogo de Eugenia Adam «Una gorda contra el régimen», que tuvo lugar en «Caña y come», un céntrico local en las inmediaciones de la Gran Vía madrileña.

El espectáculo, construido sobre un doble registro en el que, por una parte, se cuestiona lo relativo a los patrones de belleza y los extremos a los que estamos dispuestos a llegar para alcanzarlos, mientras por otra se deslizan subrepticiamente las referencias a la situación de Venezuela, resultó fabuloso.

Con su gratísima voz, acrisolada en el ejercicio de la locución durante años, la autora narró el vía crucis recorrido casi desde la infancia con la esperanza de alcanzar el anhelado 90-60-90. La consternación de comprobar las «deficiencias» de la propia anatomía en cada día de playa; la renuncia a los pequeños placeres cotidianos ofrecidos por la gastronomía; los temerarios excesos en el consumo de tés y cremas reductoras y la inadecuada aplicación de algunos conceptos naturopáticos, bosquejan una semblanza del calvario por el que una venezolana está dispuesta a pasar en pos de la figura prometida.

El estreno del hilarante monólogo viene a coincidir con el deceso de Anaís Osío, quien sufriera un ataque al corazón tras someterse a una drástica dieta que le franqueara el acceso al Miss Venezuela. El fallecimiento de la estudiante, una mujer emprendedora y bastante lúcida, pone sobre el tapete una vez más la necesidad de establecer prioridades y de calibrar la importancia del aspecto en relación a otros rubros como el bienestar, la serenidad y la alegría.

Estos patrones de belleza son totalmente relativos, y cabe preguntarse quién los impone. Así la esteatopigia, considerada una «deformidad» en nuestra civilización occidental, constituye algo normal y hasta deseable entre ciertos grupos bosquimanos, al tratarse de un atributo asociado a la fertilidad. Entre los hotentotes es algo común, y ya se había reflejado en la llamada «Venus de Willendorf», la pequeña escultura hallada en Austria a principios del siglo XX, cuya antigüedad se calcula en unos 20.000 años a.C.

El verbo fácil y la agudeza de Eugenia, continuamente involucrada en la divulgación de nuestra cultura en España, dieron cuenta durante el espectáculo del buen humor del venezolano y la característica buena cara con que se enfrenta al mal tiempo entre nosotros, para, finalmente, reconocer los logros a los que ha podido acceder gracias, precisamente, a su generosa silueta de mujer exuberante.

¿Cuál es el  personaje fallecido cuyo nombre empieza por «Ch»  y tiene la culpa de todo lo que nos está pasando?  Seguro que no es ése en el que usted está pensando. Habrá que descubrirlo en el monólogo «Una gorda contra el régimen».

Fuente: El Universal

LINDA D’ AMBROSIO 

linda.dambrosiom@gmail.com
 

Te podría interesar

Pastel de papas con queso y jamón

La papa es un ingrediente muy usado en gastronomía